Transparencia, eufemismo y prevaricato en la Diputación de Huelva

El diario El Mundo ha bautizado a la entrada y salida de dirigentes socialistas en la institución provincial (y sus derivadas) como “la guerra de los asesores”. Una contienda de partido sufragada con dinero público de todos los onubenses.

Imagen
por Perico Echevarría

Huelva, 21 de marzo de 2021. Una resolución firmada por María Eugenia Limón para contratar de forma ilegal, como funcionaria interina y con un sueldo mensual superior a 3.000 euros, a la esposa de su vicepresidente y mano derecha José Manuel Alfaro, es descrita en una nota de prensa institucional como “deficiencia administrativa”. Desafortunado eufemismo pergeñado a la desesperada tras saber que el Partido Popular había descubierto recientemente el fraude. Como lo habían hecho, hace ya dos meses, el secretario y el interventor del ente provincial, que ya forzaron entonces el cese fulminante de la esposa de Alfaro, solo quince días después de incorporarse a la nómina de la Diputación Provincial de Huelva. Un acto de corrección, que a la postre, no hace más certificar la irregularidad de la contratación. La “deficiencia administrativa” consistió en la alteración del orden de la bolsa de empleo público para favorecer a la pareja del vicepresidente, relegando a otra persona a la que legítimamente correspondía ocupar el puesto como funcionaria interina.

Clic en la imagen para acceder la información publicada por El Mundo

A un conocido diario de tirada nacional, el escándalo Alfaro le ha servido para recrearse en el tema de las contrataciones a dedo en las instituciones públicas onubenses, otra vez de actualidad a cuenta del poco edificante baile de ceses y nombramientos en la Diputación de Huelva (y sus derivadas), desatado por María Eugenia Limón tras sustituir en la presidencia –bendecida por Ferraz– al dimitido Ignacio Caraballo. El Mundo ha bautizado a la entrada y salida de dirigentes socialistas en la institución provincial como “la guerra de los asesores”. Una contienda de partido sufragada con el dinero de todos los onubenses que el diario madrileño enmarca en el actual clima de enfrentamiento entre el sector alineado con Caraballo y su cuñado, el diputado autonómico Mario Jiménez (ex susanistas acérrimos devenidos en sanchistas de toda la vida tras la caída en desgracia del ex líder provincial), y el de los leales a la actual dirección del PSOE de Andalucía y a su secretaria general, Susana Díaz.

María Eugenia Limón y José Manuel Alfaro

La resolución que nombró funcionaria interina de forma ilegal a la esposa del ya ex diputado y ex concejal del Ayuntamiento de Moguer, desbordó el secular nepotismo político que el imaginario onubense atribuye a 40 años de mayorías absolutas socialistas en la Diputación de Huelva, para situarse en el terreno del prevaricato, ese delito que cometen en exclusiva los servidores públicos que dictan resoluciones arbitrarias a sabiendas de que son injustas y contrarias a la ley. Procede poner los hechos en conocimiento de la Fiscalía. No hay ninguna «altura de miras» ni «ejemplaridad» tratando de reducir un comportamiento tan mezquino a simples «discrepancias de carácter técnico», resueltas -empero- con ceses fulminantes, dimisiones por «obligación moral» y alegatos de transparencia trasnochada. 

El problema es que la resolución que nombró funcionaria interina de forma ilegal a la esposa del cesado y dimitido José Manuel Alfaro, fue firmada por la mismísima presidenta de la Diputación Provincial de Huelva, María Eugenia Limón. La nota de prensa no lo decía. No hay eufemismos para ciertos detalles. Huelva, siglo XXI. Todo bien.

Ciudadano Pan es el blog de reflexiones personales de Perico Echevarría, editor y director de La Mar de Onuba.

Acerca de Perico Pan 4 Artículos
Perico Echevarría (Huelva, 1966) es desde 2016 director de la Revista onubense de Actualidad, Cultura y Debate La Mar de Onuba. Redactor y columnista habitual de Iris Press Magazine y Confidencial Andaluz. Anteriormente fue redactor jefe en Madrid de Diario Progresista, medio en el que recaló tras tres décadas vinculado a la comunicación en medios y gabinetes de prensa, destacando el de la Asamblea Andaluza de Cruz Roja Española y de la Cruz Roja y la Media Luna Roja Internacional durante la Expo'92 de Sevilla. Antes de su regreso definitivo a Huelva, participó activamente en el relanzamiento en versión digital de los periódicos El Socialista y El Obrero, cabeceras históricas de la izquierda española.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.