WWF pide la intervención de Naciones Unidas ante el «ataque demoledor a Doñana» que propone el PP andaluz

Esta finca en Lucena del Puerto sería una de las amnistiadas

Lunes, 17 de enero de 2022. WWF ha pedido pedimos a la Unesco que intervenga «urgentemente» para evitar la inminente modificación del conocido como Plan de la Fresa, con la que el Grupo Popular del Parlamento andaluz pretende amnistiar una superficie equivalente a 1.460 campos de fútbol de cultivos ilegales bajo plástico en el entorno de Doñana (más del 85% de la actual superficie ilegal). La Proposición de impulsada por los populares supondría «no sólo una burla a la sociedad española y a los organismos internacionales, sino uno de los mayores atentados ecológicos perpetrados por una administración en la historia de este espacio protegido», destaca la organización de defensa de la naturaleza en un comunicado. En este sentido, WWF ha solicitado al organismo de Naciones Unidas su intervención «para garantizar la conservación de Doñana y evitar que se incluya en la Lista del Patrimonio Mundial en peligro».

La proposición de ley que ultima el PP de Andalucía incumple una de las recomendaciones centrales de la Unesco (propuestas el pasado verano) de implementar de forma urgente el conocido como “Plan de la Fresa”, en su forma actual tal y como que se adoptó en 2014, para intentar solucionar el problema del crecimiento caótico de la superficie regada sin permiso.

La proposición de ley busca amnistiar 1.460 hectáreas de regadío irregulares en Doñana

El Parque Nacional de Doñana es uno de los espacios naturales más importantes de Europa y del mundo y está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. La Junta de Andalucía que preside Juanma Moreno Bonillla es responsable de la gestión de este espacio natural y tiene la obligación de garantizar el cumplimiento de los acuerdos internacionales y de las recomendaciones de este organismo, si no quiere que Doñana sea incluida en la Lista del Patrimonio mundial en peligro.

La modificación del Plan Especial de la Corona Forestal afectará gravemente al estado de conservación de este espacio Patrimonio de la Humanidad y pone en riesgo que sea propuesta en 2023 en la lista de lugares en peligro.

Cabe recordar que el verano pasado, la Unesco emitió 15 recomendaciones ante el mal estado de Doñana, y que la Junta de Andalucía y el Estado español se comprometieron  a cumplirlas. De hecho, en el último informe remitido por España ante este organismo en diciembre de 2020, reconocía que una de las actuaciones más decisivas para corregir los problemas del acuífero de Doñana era la propia implementación del Plan Especial de la Corona Forestal.

La modificación propuesta por el Partido Popular vulnera las recomendaciones de la Unesco y los compromisos adquiridos, por lo que supondrá un grave descrédito internacional para la Junta de Andalucía y para España como país. Además, lejos de terminar con el problema del uso ilegal del agua y del suelo, agravará dicha amenaza y sus consecuencias sobre los valores naturales de este humedal único en Europa y generará una injusticia social al favorecer a los agricultores que llevan décadas saltándose la ley frente a los agricultores que trabajan por una agricultura sostenible y respetuosa con el medio ambiente.

Apenas seis meses después desde que el Tribunal de Justicia de la UE condenara a España por destruir Doñana, una nueva amenaza se cierne sobre este espacio, que vive el momento más crítico de su historia. Por ello, WWF ha pedido a la Junta de Andalucía que no permita la modificación del Plan de la Fresa y que, por el contrario, refuerce e impulse su ejecución, cerrando de inmediato todas las fincas ilegales que no se deben consolidar en ningún caso y hemos pedido a la Unesco que intervenga urgentemente para que tanto la Junta de Andalucía como el Estado español cumplan con los compromisos adquiridos con la Unesco para garantizar la conservación de Doñana y evitar la modificación inminente del Plan de la Fresa.

Doñana se ha visto sometida desde hace décadas al asedio de la agricultura intensiva y de los invernaderos para la producción de fresas y otros frutos rojos que han ocupado sin control miles de hectáreas, aislando su biodiversidad, secado sus arroyos y contaminado y sobreexplotado sus acuíferos ante la pasividad y connivencia de las administraciones responsables.

En 2014 el Consejo de Gobierno andaluz aprobó el Plan Especial de la Corona Forestal de Doñana o “Plan de la Fresa”, con el objetivo de reordenar el territorio mediante la regularización de las fincas consideradas como superficie agrícola regable (las que estaban en riego con anterioridad a 2004 y no hayan transformado zonas forestales a agrícolas sin permisos) y la obligación de eliminar la superficie regada sin permiso que no cumplieran los dos aspectos anteriormente mencionados.

En todo este tiempo la Junta de Andalucía no sólo no ha puesto en marcha ni ejecutado la mayor parte de las medidas contempladas en el Plan y no ha eliminado ni una sola hectárea de invernaderos ilegales, sino que ahora pretende unilateralmente revocar el Plan de la Corona Forestal, con la  modificación de dos aspectos claves: por un lado, propone cambiar la fecha de regularización de regadíos de fincas que estuvieran en riego en 2004 a 2014, lo que ampliaría sustancialmente la franja de fincas a amnistiar, y por otro incluye aspectos para no cumplir la Ley Forestal Andaluza permitiendo legalizar a fincas que hayan cambiado de cultivo forestal a agrícola sin permiso.

En concreto, se amnistiarían unas 1.460 hectáreas mediante la aprobación de una Proposición de Ley  bajo el engañoso nombre de “mejora de la ordenación de las zonas de regadío del condado de Huelva, en los términos municipales de Almonte, Bonares, Lucena del Puerto, Moguer y Rociana del Condado (Huelva)” que pretende cambiar las reglas del juego.

Descrédito internacional

La situación de Doñana es tan crítica que el acuífero ha sido declarado oficialmente sobreexplotado por el Ministerio de Transición Ecológica, organismos internacionales como UNESCO, UICN y Ramsar mantienen Doñana bajo una estricta vigilancia por su riesgo a entrar en la lista de lugares Patrimonio Mundial de la Humanidad en peligro y el Tribunal Europeo de Justicia de la UE (TJUE) ha condenado en 2021 al Estado español por las “extracciones desmesuradas de agua subterránea” en el Espacio Natural de Doñana que incumplen el derecho comunitario destruyendo su biodiversidad y que tienen su origen en las miles de hectáreas de fresas y cultivos de frutos rojos que saquean su acuífero.

Ante esta situación tanto la Junta de Andalucía como el Gobierno central están obligados a tomar medidas reales y urgentes bajo riesgo de importantes sanciones para nuestro país y se comprometieron ante organismos internacionales como UNESCO a que no habría amnistías a los agricultores ilegales y al cumplimiento íntegro del “Plan de la Fresa”, por lo que la aprobación de la Proposición de Ley del Partido Popular Andaluz supondría un descrédito internacional incalculable para nuestro país y especialmente para la Junta de Andalucía y sus supuestos esfuerzos para salvar Doñana de la desecación. Lejos de hacer un plan para salvar Doñana con esta Proposición de Ley se iría en la dirección contraria, aboliendo las principales medidas recogidas en el Plan.[/su_box]

Acerca de La Mar de Onuba 5201 Artículos
Revista onubense de actualidad, cultura y debate, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. - Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.