‘Por ciudadanía’, por Javier Polo

Shutterstock / Jorge Contreras Soto
por Javier Polo

Jueves, 1 de mayo de 2023. En unos días volveremos a renovar todos los ayuntamientos de España y los gobiernos de doce Comunidades Autónomas y ya hemos empezado a ver cómo se fomenta la participación en las urnas o cómo los partidos empiezan a transmitir sus mensajes sobre lo “trascendentales” de estas elecciones, mensajes que se han convertido en retóricos de tan manoseados. Todas las convocatorias electorales son trascendentales desde el momento en el que deciden quienes legislarán o gobernarán los siguientes cuatros años.

Siempre me he considerado socialdemócrata y, por ello, me he sentido próximo al partido socialista, al ser este el partido que más coincidía –y sigue haciéndolo- con mis principios personales y mi forma de pensar. Durante nueve años llevé esta afinidad un paso más allá y milité en esta organización. Abandoné esa militancia al comprender que tengo un espíritu demasiado libre como para ajustarme al corsé que inevitablemente imponen las disciplinas partidistas. Aun así, sigo interesado en la política, lo que me lleva a estar preocupado por las derivas que están tomando algunos partidos y las veleidades que se permiten algunos políticos.

En Euskadi es complicado configurar listas electorales para los partidos de ámbito nacional; fuera de los grandes municipios, la representación política predominante es nacionalista. No obstante, creo que sigue siendo fundamental que los partidos de ámbito estatal presenten listas electorales en todas las circunscripciones, por difícil que esto sea. La pluralidad política es pilar esencial de cualquier democracia y creo que es muy sano, aunque sólo sea por el simbolismo que tiene, que existan listas electorales del PSOE o del PP en todos los municipios de esta Comunidad.

Hace algunas semanas, amigos vizcaínos que conocen bien mi forma de pensar, me ofrecieron participar completando listas electorales del psoe, en concreto en el municipio de Bermeo, una localidad donde el partido socialista no tiene ninguna posibilidad de sacar ni tan siquiera un concejal. Acepté en el acto y los que conocieron de primeras esta decisión siguen preguntándome qué hago en una candidatura a 900 kilómetros de mi casa; una lista que por no tener asegurado no tiene ni mi voto, ya que yo estoy empadronado en Sevilla.

Mi decisión tiene que ver con mi razonamiento anterior, con mi compromiso ciudadano y con poco más. Llamadme raro, pero he considerado que aceptar el ofrecimiento de ir en una lista sin opciones es trabajar en la consolidación de la democracia y ejercer una ciudadanía responsable. Que hacerlo en un municipio de mi país, independientemente de la distancia que medie, es llevar a la práctica mi compromiso con mi tierra, más allá de retóricas vacías y de comodidades intelectuales. Que es una forma de apostar por la unidad de un país que me enorgullece y en el que se encuentran mis afectos.

No todo el mundo compartirá mi forma de pensar, y puede que un buen número de ellos estén en Euskadi, pero no tengo ningún problema en decir que siempre me sentí acogido en esa tierra, que tengo buenos amigos en ella y que cada vez que me ofrezcan colaborar no sólo no dudaré sino que me sentiré honrado.

Javier Polo Brazo, columnista de La Mar de Onuba, es fotógrafo, cineasta y escritor. Ente sus obras destacan el cortometraje Andar dos kilómetros en línea recta y el documental Las Altas Aceras. Desarrolla su actividad profesional en los campos de los Recursos Humanos, la gestión de calidad y la Responsabilidad Social Corporativa.
Acerca de La Mar de Onuba 5553 Artículos
Revista onubense de actualidad, cultura y debate, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. - Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.