El PSOE-A se tensiona con la ‘tasa Espadas’ y la pareja de De Celis

Pedro Sánchez y Alfonso Gómez de Celis en el acto final de primarias en el Muelle de la Sal en Sevilla

Se activa la guerra sucia interna en el socialismo andaluz con un festival de filtraciones y decisiones que agrietan el partido.

por Pepe Fernández

 

Domingo, 7 de agosto de 2022. El pasado día 3 de agosto, desde una cuenta en Twitter denominada “Hacer PSOE”, -se desconoce quien o quienes la manejan desde el anonimato con algo más de 330 seguidores- fue lanzado un misil en toda la línea de flotación de la actual nomenclatura del PSOE de Andalucía que lidera Juan Espadas como Secretario General y Manolo Pezzi como presidente. Como se verá el pitón también ha estado muy cerca de la taleguilla de Pedro Sánchez. El objetivo del disparo no era otro que Alfonso Rodriguez Gómez de Celis, actual Vicepresidente del Congreso y Secretario de Política Municipal del PSOE, considerado el hombre de Sánchez para el control y gestión política del cortijo andaluz tras ganarle la ¿última? batalla al susanismo. Sin duda uno de los políticos socialistas con mayor capacidad de influencia actualmente en Madrid. De Celis, recuérdese, es un viejo enemigo de la senadora Susana Díaz, actualmente también estrella televisiva en “Todo es mentira” de Mediaset.

El tuit de marras que destapó las sospecha  fue este:

Ni que decir tiene que las reacciones al nada casual trino, máxime cuando son los propios militantes del PSOE los que lo lanzan, no se hicieron esperar. Las primeras respuestas en la red no presagiaban nada bueno, más bien calentaba el ambiente ya de por sí caldeado desde hace meses.

El cruce de amenazas queda servido, llegándose a insinuar que el balance financiero del susanismo no fue real ¿estuvo falseado?  Pero, ¿por qué salta con agosticidad esta incómoda liebre a la carrera entre Sevilla y Madrid, pasando por el ayuntamiento capitalino?

Por el seguimiento en redes de la polémica el asunto de la pareja sentimental de Gómez de Celis sale de refilón aunque no por casualidad, sino como consecuencia de la primera gran decisión orgánica que toma el PSOE de Andalucía sobre sus finanzas y el malestar generado por ella entre los militantes y sus agrupaciones.

Requisar las cajas de las agrupaciones a menos de un año de las municipales, sabiendo como se sabe en el partido que la anterior ejecutiva de Susana Díaz dejó las cuentas oficialmente saneadas y en positivo pide a voces una explicación convincente. Con casi dos millones en la caja (1,9) «el partido y el grupo parlamentario están al corriente de pago de cuantas obligaciones tributarias y ante la tesorería general de la Seguridad Social pudieran derivarse» consta en la certificación que firmaron salientes y entrantes cuando se produjo el relevo en la dirección regional.

Pero volvamos al principio, al asunto del trabajo fijo logrado mediante concurso publico de méritos por la actual pareja de De Celis en la empresa municipal sevillana Lipasam – la de la limpieza manifiestamente mejorable de Sevilla- y que ha sido denunciado parece que por propios compañeros de partido, algo muy poco o nada habitual por otra parte.

El PP pide transparencia

Un bocadito veraniego como este, servido con cerveza fresca de barril y con audiencia garantizada, el PP en el ayuntamiento de Sevilla no ha estado dispuesto a dejarlo pasar. Su portavoz ya ha salido a pedirle públicamente explicaciones al alcalde socialista Antonio Muñoz quien, seguramente, dirá que se ha enterado de la cuestión por el pajarito tuitero ya que sus ocupaciones – que se sepa- no han estado en supervisar los expedientes de contratación del personal municipal. Porque si se demostrase que Muñoz ha estado al cabo de la calle de este concurso público para adjudicar un puesto de por vida y bien remunerado a alguien vinculado familiarmente con el PSOE, el candidato socialista a la alcaldía sevillana sufriría un desgaste considerable en su credibilidad  como gestor púbico. Urge mucha luz y taquígrafos. Papeles que expliquen una decisión ajustada a Ley.

El portavoz del PP en el ayuntamiento de la capital, Juan de la Rosa, ha entrado en la polémica a saco afirmando que «se va a contratar como jefa de Servicio de Atención y Participación Ciudadana a la pareja de Alfonso Rodríguez Gómez de Celis, secretario de política municipal del PSOE y vicepresidente primero del Congreso de los Diputados». «Es incomprensible que se contrate a personal externo para desempeñar unas funciones que pueden hacer los profesionales que ya hay en la empresa, que cuentan con experiencia para ello». «No queremos ni pensar que el proceso de selección y contratación haya estado manipulado» De la Rosa ha enviado el balón al tejado del alcalde Muñoz y su partido.

La concejal socialista responsable de Lipasam, Marisa Gómez, ha salido al paso de la escandalera veraniega negándolo todo y proclamando que el proceso está limpio como una patena porque se ha ajustado todo a la legalidad. «El proceso fue completamente público, realizado con transparencia plena y con una selección independiente basada exclusivamente en los méritos profesionales de las y los candidatos. La persona que ganó ese proceso de selección lleva ya más de un año trabajando en Lipasam y no es familiar de ningún cargo del PSOEEl PP miente deliberadamente».

En este asunto lo más preocupante no es que el familiar de un político acceda por «méritos profesionales propios»  a una plaza en una empresa pública y para siempre. Los familiares de los políticos también tienen derecho a trabajar en la administración pública, claro que sí, pero lejos, lo más lejos posible y sin intervención del pariente que manda, influye o decide. Aunque por desgracia tampoco se escandalizará demasiado la ciudadanía si se confirmase que ha existido algún tipo de favoritismo o enchufe. Lo de colocar un pariente, siendo responsable político, por desgracia pertenece desde hace décadas a la cotidianidad de la política a la que se ha habituado sin remedio la democracia en España.

Siendo relativamente inquietante todo lo anterior para la estabilidad del primer partido de la oposición que pretende volver al gobierno en 2026, lo más preocupante son los síntomas de agrietamiento que empieza a arrojar este nuevo PSOE de la era Sánchez/Espadas, por este orden, donde Ferraz influye y manda más que nunca sobre la federación andaluza. Sin olvidar los ayuntamientos, diputaciones y autonomías que entrarán en juego en el bombo en mayo del año que viene. Tiempos preelectorales difíciles y con el mundo convertido en una auténtica pesadilla.

El sucedido que motiva este enorme desgaste sobre Alfonso R. Gómez de Celis, referente político del sanchismo en Andalucía, así como la filtración de un documento interno firmado por Juan Tomás de Aragón Jimenez como Secretario de  Administración del PSOE de Andalucía, donde se les pide dinero a las agrupaciones, sumando a todo ello la voluntad reiterada por Juan Espadas de «centrar» el PSOE son casi todos indicios claros de serias turbulencias internas, apagadas tenuemente por una legendaria disciplina de partido que como se está comprobando muchos se la empiezan a pasar por su respectivo arco del triunfo.

Un escenario desde luego nada halagüeño para la compleja navegación de Juan Espadas que, de alguna forma, deberá intentar aplacar los caldeados ánimos veraniegos en sectores críticos o cabreados del partido, en otro tiempo conocidos como susanistas. ¿Pero cómo? esa es la cuestión; puestas como están las cosas, parece que lo que exige la militancia es debatir  cómo y por qué se ha llegado hasta aquí y después decidir entre todos de qué manera intenta el PSOE de Andalucía recuperar apoyos electorales tradicionales y el gobierno de San Telmo.  Espadas y su equipo sabrán hasta dónde pueden y quieren llegar en la autocrítica interna. En cualquier caso cuanto antes liquide el gatopardismo  (a peor) que se ha instalado en el PSOE andaluz, mejor. Tienen el tiempo ajustado, pero suficiente para intentarlo. Ellos sabrán.

No se recuerda que la filtración de documentos internos – y menos de carácter económico – haya sido una practica habitual en el PSOE-A. He aquí una excepción que confirma la regla, generando polémica fuera incluso de los limites del propio partido
Acerca de Pepe Fernández 78 Artículos
Editor y director de Confidencial Andaluz

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.