‘Andaluces, levantaos’, por Francisco Palacios

por Francisco Palacios Chaves

 

Jueves, 9 de diciembre de 2021. Hace unos días se dio a conocer Andaluces Levantaos, una coalición electoral andalucista que viene a ampliar el frente de izquierdas, que quiere dar la cara frente al centralismo de los partidos mayoritarios y la derecha gobernante.

El andalucismo se reorganiza y florece en varias plataformas, con distintas siglas pero con unos objetivos comunes. Y, como era de esperar, el españolismo de diestros y siniestros se resiste a devolver los símbolos que habían robado y prostituido durante más de cuarenta años. Desde todos los ángulos, y usando el amplio arsenal de armas del que disponen, intentan ridiculizar, minusvalorar y negar el pan y la sal a un movimiento social que, espero, vuelva para quedarse, para ocupar su lugar en los espacios de poder, defender los derechos de 8 millones de andaluces y otorgarles su soberanía.

Ya hay un montón de humoristas plagados de originalidad que vienen a reírse del nombre de la coalición andalucista. Probablemente, su desconocimiento les lleve a tomarse a chanza una de las estrofas de nuestro himno, una plaga de españolistas con la misma gracia que una colonoscopia, que luego se indigna cuando otros silban su himno, que piden respeto cuando son los primeros que no respetan al que piensa distinto, y que quieren que los andaluces sigamos teniendo el mismo papel de vasallos colonizados ante el poder central. Pues ya llegó la hora de que las cosas cambien.

A ellos se unen los medios que actúan de cadena de transmisión de los poderes fácticos del Estado, sembrando la duda sobre la utilidad de un nacionalismo que se presenta fragmentado en diversos partidos, y presentando a Andaluces Levantaos como una formación a la izquierda del PSOE. Como si el PSOE fuera de izquierdas. Parafraseando a Álvaro, compañero de fatigas con esa visión de la vida que sólo un cordobés posee, “a la izquierda de los socialistas está casi todo el mundo, menos VOX y Falange”.

También están los que acusan a la coalición de ser de derechas y de venir a dividir a la izquierda, de soplar y sorber a la vez. De ser de extrema izquierda, regionalista, centralista y medio pensionista, cuando todas las organizaciones que lo conforman son de estricta soberanía andaluza, andalucistas, ecologistas y feministas. En ninguna de las demás comunidades autónomas se considera anormal que exista más de una formación de izquierdas, como tampoco nadie se alarma porque coexistan partidos de derechas. Pero Andalucía… En Andalucía no sirve lo que en el resto. Cualquier brote hay que pisotearlo antes de que crezca, no vaya a ser que despertemos, que pongamos al centralismo en su sitio, que nos ganemos el respeto que nos merecemos, que lo andaluz sea sinónimo de poder, de orgullo. Que nos levantemos.

La tarea es ardua, dura y complicada. Nos enfrentamos a unos bloques monolíticos que sienten removerse la tierra y los escaños bajo sus pies y traseros, respectivamente. Los andalucistas no somos tan ingenuos como aquellos que vinieron a comerse el mundo y el mundo se los comió. Pero a pesar de la dificultad, la ilusión es aún mayor, porque está todo por ganar, y la lucha merece la pena.

Por eso, hoy más que nunca, Viva Andalucía Libre y Soberana.

Francisco Palacios es programador informático.
Acerca de La Mar de Onuba 5204 Artículos
Revista onubense de actualidad, cultura y debate, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. - Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.