Yolanda Díaz: «No se puede salir de esta crisis con precariedad, temporalidad y la devaluación salarial»

«Es la primera vez en la historia del mundo que se para la economía»

La periodista Laura Zamarriego ha entrevistado para Ethic a la ministra de trabajo, Yolanda Díaz. Durante la conversación, Díaz ha repasado la actualidad de su Ministerio, dejando un detalle ya desde el comienzo: «Estáis en el Ministerio de Trabajo. Aquí no tenemos nunca vacaciones», bromeó la ministra.

Zamarriego comenzó la entrevista hablando sobre la recesión económica derivada de la crisis sanitaria y preguntando cómo amortiguar los efectos de la pandemia sobre el empleo y sobre las cuentas públicas. Díaz recuerda que «estamos viviendo una pandemia, una crisis económica y social mundial como no hemos conocido en un siglo (…), La crisis antecedente tenía una causa localizada, la crisis financiera. Ahora es mucho más complejo».

Sin embargo, la ministra señala que «ya sabemos por la EPA del segundo trimestre que tres millones de trabajadores y trabajadoras, desde sus hogares, han salvado a cientos y cientos de empresas y cientos y cientos de puestos de trabajo». Añade que «los ERTES han permitido, nada más y nada menos, que 550.000 empresas estén vivas y salvar a 3.400.000 personas que siguen acogidos a ellos». «Es la primera vez en la historia del mundo que se para la economía», lamenta.

Sobre la dependencia del turismo, el peso de las pymes o la elevada temporalidad laboral, Díaz señala que la ha denominado «la anomalía española». El objetivo, según Díaz, es «seguir la senda que hemos iniciado con la pandemia. En primer lugar, lo que hemos hecho es sortear el marco legislativo español que teníamos. Hablo con claridad: lo que ha hecho el Ministerio de Trabajo es esquivar el Real Decreto 3/2012, conocido popularmente como reforma laboral. Si no llegamos a hacer esto, se habría aplicado motu proprio y con todo el peso de la ley, lo que habría supuesto despidos masivos, ninguna protección social, descuelgues salariales, modificaciones de todas las condiciones laborales… En fin, dramas humanos tremendos».

Lo que sí deja claro es que «no se puede salir de esta crisis con las normas que fundamentan la precariedad, la temporalidad y la devaluación salarial. Es lo que ha dicho Europa: no queremos austeridad». La ministra de Unidas Podemos señala que «hay una norma que ha colocado en la centralidad la austeridad, la precariedad y la devaluación salarial es el Real Decreto 3/2012. Hay que modernizar el marco legislativo español para redefinir las relaciones laborales siglo XXI y para proteger a los trabajadores y trabajadoras. Ya lo estamos haciendo. La reforma laboral incorpora el artículo 13 con una definición pésima del teletrabajo, tan mala que la tuvimos que esquivar y legislar ex novo en el Real Decreto 8. Las normas de la austeridad no sirven para la salida a esta crisis. Y lo creo no dogmáticamente, sino científicamente».

Sobre la no derogación de la reforma laboral, Díaz indica que tienen que «permitir y acentuar la posibilidad de que los actores sociales puedan no solo debatir y discutir y crear normas, sino que puedan contrarrestarlas permanentemente. Cualquier cambio que se haga desde nuestro ministerio se va a hacer con diálogo social. A mí me gustaría que todo fuera con acuerdo, pero soy consciente que hay elementos en los que no va a haberlo». «En términos democráticos, la ciudadanía no entendería que nos alejáramos del cumplimiento del acuerdo de Gobierno. Si alguien piensa que el no cumplimiento del acuerdo perjudica a una de las partes, creo humildemente que se equivoca: perjudica al Gobierno en su conjunto, y muy singularmente al presidente», razona.

Empresas, obligadas a tener un “registro retributivo” para garantizar la igualdad salarial
La ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, y la ministra de Igualdad, Irene Montero han firmado este jueves junto a CCOO y UGT el Acuerdo por la igualdad efectiva entre mujeres y hombres en el trabajo tras un proceso extenso de diálogo social con los agentes sociales, consulta y participación.

Los nuevos reglamentos “garantizarán la igualdad retributiva, la efectividad de los planes de igualdad y su registro con información retributiva desglosada y promediada, por clasificación profesional y por trabajos de igual valor”, según el Gobierno.

El reglamento para la igualdad retributiva establece para todas las empresas de más de 50 trabajadores la obligación de tener un registro retributivo para advertir si existe hipervaloración o infravaloración del puesto según el género. Las empresas deberán elaboran un plan de igualdad y realizar una auditoría retributiva, es decir, un diagnóstico de la situación retributiva y un plan de acción para corregir diferencias y prevenirlas.

A su vez, desde ambos ministerios se desarrollará, por orden ministerial, las herramientas modelo que podrán ser utilizadas de forma gratuita por las empresas para el registro retributivo y valoración de los puestos de trabajo con el objetivo de tener una información desglosada por clasificación profesional y por trabajos de igual valor. Además, los reglamentos establecen que las comisiones negociadoras de los convenios colectivos deben asegurarse de que se respetan los criterios para una adecuada valoración de los puestos de trabajo.

Las empresas deberán contar con planes de igualdad efectivos y específicos que pongan el énfasis en el diagnóstico con los efectos reales y sin reproducir estereotipos de géneros.

Se reforzará el carácter negociado que deben tener los planes de igualdad, por lo que se establecen reglas de legitimación y se clarifica el procedimiento de negociación, particularmente en aquellas empresas que no tienen representantes legales.

La ministra Yolanda Díaz considera que el acuerdo “refleja mecanismos y procedimientos concretos para que los registros retributivos, las auditorías y los planes de igualdad sean instrumentos eficaces para la igualdad real. Es un acuerdo efectivo, que viene a romper los sesgos de género en la valoración de los puestos de trabajo”, señaló la ministra de Trabajo.

Díaz resaltó también la actuación de los agentes sociales en este procedimiento normativo. “No solo han estado en el desarrollo de los textos sino que, con su presencia, se ha reforzado y asegurado la obligación de que los planes de igualdad sean negociados, garantizando así lo que ya dictaba la Ley Orgánica de Igualdad Efectiva».

“Queremos trabajo decente, queremos plena igualdad. Queremos derechos laborales y seguridad en el empleo», ha resaltado Irene Montero
Por su parte, Irene Montero ha asegurado que, como ministra de Igualdad, se siente “especialmente orgullosa” de estampar su firma en un acuerdo junto a los agentes sociales y la Ministra de Trabajo, porque “este gesto sencillo es un símbolo de época”.

“Queremos trabajo decente, queremos plena igualdad. Queremos derechos laborales y seguridad en el empleo. Queremos retribuciones justas. Ponemos de nuestra parte, desde el diálogo, para que esas justas reivindicaciones del feminismo y las trabajadoras de este país estén hoy más cerca que ayer; muy conscientes de todo lo que nos queda por avanzar pero muy firmes, también, en cada uno de los pasos que vamos dando”, señaló la ministra de Igualdad.

Además, tanto CCOO como UGT han coincidido en señalar que se trata de un acuerdo “muy importante” que representa “un gran avance y contribuye a la igualdad efectiva entre hombres y mujeres”.

Los ministerios y las organizaciones sindicales destacaron la importancia del desarrollo del diálogo social, que ha sido “fundamental”, así como las aportaciones de otras entidades, asociaciones y personas que han participado en la consulta y en la audiencia.


Contenido bajo Licencia Creative Commons de

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.