El SAT denuncia en el Juzgado el ‘secuestro’ de más de 300 temporeras marroquíes en Almonte

Sucede pocas horas después de que un centenar de trabajadoras presentasen denuncia contra empresarios y capataces ante la GC.

Escenas dantescas se han estado produciendo a lo largo de la mañana de hoy, cuando cientos de mujeres que trabajan como temporeras en la empresa Doñaña1998 de Almonte han sido “invitadas” a subir a autobuses para ser devueltas a su país de origen en el día de hoy, antes de que finalice su contrato de trabajo la próxima semana.

El objetivo, según ha denunciado a La Mar de Onuba uno de los abogados del SAT, sería evitar que estas mujeres puedan ratificar los hechos denunciados ayer ante la Guardia Civil, que serán puestos en conocimiento de la Inspección de trabajo mañana lunes, con lo que se impediría que los inspectores del Ministerio pudieran escuchar de primera mano la versión de las temporeras.

A la hora de publicar esta información, la propia Guardia Civil habría impedido que los autobuses ya fletados continuaran su camino, y las temporeras habrían sido devueltas a los campos de los que estaban siendo expulsadas, donde según los datos ofrecidos por el SAT al Juzgado de Huelva están siendo “retenidas” para poder embarcarlas de regreso a Marruecos.

El representante del Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) en Huelva, José Antonio Brazo Regalado, es quien ha formalizado esta mañana en el Juzgado de Guardia de Huelva una denuncia por la supuesta “comisión de un secuestro en estos momentos, a temporeras en el pueblo de Almonte, Finca Doñana 1998”.

Según reza en la denuncia, de la que las redacciones de Confidencial Andaluz y La Mar de Onuba poseen copia, dice lo siguiente:

“Las secuestradas (unas 400 mujeres extranjeras temporeras, recogen frutos rojos), están ahora en la finca retenidas y las quieren echar de la finca, contratadas en origen y tienen contrato vigente con la empresa Doñana 1998”.

Fuentes del sindicato han señalado que en esta operación está colaborando activamente la Guardia Civil.

Este conflicto tan atípico parece que podría ser la respuesta a la denuncia colectiva del pasado viernes presentada por un centenar de mujeres, asesoradas por el SAT.

LA EMPRESA DOÑANA 1998 NIEGA LOS HECHOS

Por su parte, el asesor jurídico de la empresa Donaña 1998, contra la que se dirige la denuncia formulada ente el Juzgado de Huelva, ha negado los hechos en conversación con La Mar de Onuba y, aunque admite que en el día de hoy se ha procedido “a la finalización del contrato de mujeres temporeras y su devolución a Marruecos”, asegura que se trata de un “procedimiento normal” ya que “la temporada de la fresa ha finalizado”, y que los viajes estaban programados para hoy desde hace ya algún tiempo.


Este extremo es negado tajantemente por el abogado del SAT Jesús Díaz Formoso, quien afirma a La Mar de Onuba que no era hasta el martes de la semana que viene cuando las temporeras iban iniciar los viajes de regreso a sus países de origen, y que el adelanto al día de hoy responde a la denuncia presentada ayer ante la Guardia Civil, con el objetivo de los hechos relatados no puedan ser ratificados por las denunciantes ante las autoridades, y más concretamente, ante la Inspección de Trabajo, que será informada mañana lunes del contenido de la denuncia.

LA GUARDIA CIVIL NO HA ENCONTRADO “NINGÚN PROBLEMA DE ORDEN PÚBLICO”

Puesto en contacto también con el Gabinete de Prensa de la Guardia Civil de Hueva, el Cuerpo ha asegurado a esta redacción que “lo único que puede decir al respecto es que una patrulla se ha personado esta mañana en la finca y no ha sido requerida por ninguna persona, no encontrando ningún problema de orden público”. No se ha especificado el motivo por el que la patrulla se había personado en la finca.

(HABRÁ AMPLIACIÓN)

 

Revuelta de mujeres temporeras marroquíes en Almonte

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.