UGT y CCOO tildan de «clasista» el plan del Gobierno para regularizar trabajadores extranjeros

Sábado, 4 de junio de 2022. Los sindicatos CCOO y UGT se muestran críticos con la modificación del reglamento de extranjería que propone el Gobierno central, a través del ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, para regularizar la situación de inmigrantes que cubran puestos de trabajo en sectores de la economía donde falta mano de obra autóctona.

En un comunicado conjunto, los sindicatos dicen que lamentan que «por una parte, se llegue a la conclusión de que hay puestos de trabajo que no se cubren porque deben mejorar sus precarias condiciones y, por otra, se asuma que estas condiciones sí son aceptables para los trabajadores migrantes». «No podemos entender que un Ministerio cuyas políticas deben construirse sobre la base del diálogo social reniegue del mismo y por lo tanto de una política migratoria laboral integral de consenso, ningunee a las organizaciones sindicales más representativas de este país, y actúe de una forma clasista con respecto a las trabajadores migrantes».

Por su parte, el vicesecretario general de Ciudadanos, Edmundo Bal, pidió a Escrivá que «hable de inmigración», antes que de extranjería, y que «no le hiciera ese discursito a Vox de que los extranjeros atentan contra la soberanía nacional».

Inclusión confirma modificaciones en la Ley de Extranjería

El Ministerio de Seguridad Social ha confirmado este viernes que trabaja en modificaciones de la Ley de Extranjería para agilizar la regularización de inmigrantes que cubran vacantes en sectores como la hostelería o la construcción.

Así lo explicó el ministro del ramo, José Luis Escrivá, durante el balance de los primeros seis meses de la reforma del reglamento de Extranjería que entró en vigor en octubre de 2021. «Hay muchos aspectos del reglamento que se pueden mejorar, pero aún estamos en proceso de interacción dentro de los órganos colegiados del Gobierno», indicó Éscrivá durante su intervención.

Es decir, las posibles modificaciones no serán inmediatas. Fuentes del Ministerio confirman que el borrador pretende reformar algunas medidas actuales y crear figuras nuevas. Recuerdan que ya existía un «compromiso desde el inicio de la legislatura» para ello. «Nuestra normativa actual no es suficientemente ágil para responder a los cuellos de botella que se producen en el mercado laboral y genera procedimientos muy burocratizados y complejos», aseguran.

Aunque el borrador está en una fase muy inicial del procedimiento normativo, entre las ideas que baraja el Ejecutivo está la de regularizar a los migrantes que se formen en aquellos sectores en los que falta mano de obra, así como permitir trabajar a los estudiantes internacionales para favorecer que, una vez terminada su formación, puedan permanecer en España.

El impacto económico mediante la formación resultaría prácticamente inmediato. Según un reciente estudio del ICEX, un total de 1.044.898 internacionales se matricularon en instituciones españolas en el curso académico 2018-2019 (últimos datos disponibles, antes de la pandemia). «Determinamos que su impacto económico global en la economía española asciende a 3.795.740.732 euros y que el efecto multiplicador del gasto de los estudiantes es de 2,27», indican desde la institución. Es decir, por cada euro gastado en su programa académico, estos estudiantes internacionales gastaron 1,27 euros adicionales en una amplia gama de sectores de la economía española.

Más cambios

Del mismo modo, y según adelantaba este viernes ‘El País’, el decreto que prepara el Gobierno también prevé cambios en los tipos de arraigo si se percibe durante un año el ingreso mínimo vital o si se acredita una actividad laboral legal de al menos seis meses para los extranjeros que lleven dos años en España.

También se pretende modificar el modelo de contratación en origen que ahora solo permite contratar cuando no se encuentran perfiles dentro del denominado Catálogo de Ocupaciones de Difícil Cobertura, limitado a muy pocas profesiones como deportistas y entrenadores profesionales, cocineros y camareros de barco, bomberos de buque o frigoristas navales.

Otra de las ideas es ampliar el modelo de los ‘temporeros’ a otros sectores como la construcción, pero mejorando sus condiciones para evitar que, tras terminar su trabajo, se queden de forma irregular en el país. El Ejecutivo trabaja con la posibilidad de ofrecer, entre otros, permisos de cuatro años en vez de por temporada y, si el trabajador regresa a su país al finalizar su periodo de contratación, podría renovar por otros cuatro.

Del mismo modo, el Ejecutivo abre la puerta a que los trabajadores que denuncien empleos irregulares puedan ser recompensados con el permiso sin necesidad de acreditar una estancia mínima en España.

Seguridad Social también ha aprovechado la reciente reforma del reglamento para favorecer la incorporación de jóvenes tutelados al mercado laboral. En concreto, y en solo seis meses de vida de la norma, cuatro de cada cinco ya tiene autorización para trabajar siendo agricultura, pero también hostelería, manufacturas y construcción, los sectores más beneficiados.

Acerca de La Mar de Onuba 5134 Artículos
Revista onubense de actualidad, cultura y debate, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. - Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.