TIEMPO: Allá va la despedida

/ por Conrado Granado. PEE /

Al igual que sucediera con el semanario Interviú, otro colega de profesión, perteneciente también al Grupo Zeta, ha echado el cierre. Se trata del semanario TIEMPO, que había acudido a los quioscos puntualmente durante 36 años haciendo periodismo con mayúsculas, informando del diario acontecer acerca de múltiples asuntos, algunos de ellos peliagudos, peo que han sido reflejo de lo sucedido en este país durante tantos años. 

Su último director, Jesús Rivasés, se ha despedido de los lectores con esa frase que suena a jota aragonesa: “Allá va la despedida”. No sé si, como decía Neruda, habrá “escrito el artículo más triste”, pero sin lugar a dudas habrá sido un trago difícil de digerir, porque de alguna manera era una criatura impresa que se te va de las manos sin poder hacer nada.

Pero nostalgias aparte, el semanario en cuestión informa en sus páginas de despedida sobre lo que llama “secretos y andanzas de 36 años de periodismo”, en los que ha habido de todo. Así, leemos que el general Armada desvelaba en 1983 desde la cárcel los detalles del golpe del 23-F, mientras que un año más tarde conocíamos a través de sus páginas los archivos secretos del dictador Francisco Franco. Los Borbones, desde don Juan a Juan Carlos I, hasta llegar a Felipe VI, los vimos retratados en diferentes épocas, al igual que sucediera con el primer presidente del gobierno democrático, Adolfo Suárez, o Josep Tarradellas. Junto a todo ello, también tenemos información sobre el secuestro de Segundo Marey, el ciudadanos francés que sería secuestrado por el GAL en 1983 al ser confundido con un dirigente de ETA, organización terrorista ésta que a su vez tendría secuestrado al funcionario de prisiones José Antonio Ortega Lara durante 532 días…

Se decía a finales de los años noventa que el periodista Luis María Anson era un hombre que “sabía demasiado”… Tanto sabía el colega que en 1998 contó “cómo un grupo de periodistas se organizó para elevar la crítica contra González (Felipe), e impedir su reelección en 1996”… Querían acaban políticamente con este político porque resultaba imposible vencerlo en las urnas…

Ya en este siglo, ya a la altura de 2004, supimos a través del semanario que un sirio nacionalizado español, de nombre Mustafá Setmariam, fue jefe de la organización terrorista Al Qaeda en Europa, al tiempo que uno de los cerebros del 11-M, aquel terrible atentado en la madrileña estación de Atocha que se cobró 192 vidas y 2057 heridos. Próximo a Bin Laden, el terrorista en cuestión era considerado como “emir de los creyentes de la Andalucía ocupada”…

Cinco años más tarde, en 2009 conocíamos el patrimonio oculto de alguien que todavía está dando mucho juego, tanto en los tribunales como en el periodismo, y al parecer va para largo. Se trata de Francisco Correa, cerebro de la conocida como trama Gürtel, por ser el nombre del apellido en idioma alemán. Por aquellas fechas, el susodicho conseguidor ya poseía bienes por valor de 20 millones de euros, con fincas en urbanizaciones de lujo, dúplex o mansiones, entre otros lugares en Ibiza.

Existen noticias periodísticas que pueden hacer cambiar la Historia de un país. Como la que consiguió el periodista de TIEMPO Antonio Rodríguez, que fueron los diarios perdidos de Niceto Alcalá Zamora, quien fuera primer presidente de la Segunda República. A través de los archivos de este político, que permanecieron perdidos durante 70 años, pudimos saber, entre otras cosas, que se ponía en entredicho la victoria del Frente Popular en las elecciones de febrero de 1936.

Los últimos secretos de la banda terrorista ETA afloraron en las páginas del semanario a principios de 2012, a través de las cuales supimos cómo vivían los últimos etarras en cuanto a movimientos, sueldos, armas que les quedaban… Gran parte de ello debido al libro Secrets d’ETA, obra de Jean Chalvidunt, profesor en el Instituto de Criminología de la Universidad París II, uno de los pocos expertos acerca del terrorismo etarra en Francia. Entre otros muchos datos de la información publicada, se dice que durante los gobiernos del expresidente José Luis Rodríguez Zapatero se detuvieron a 730 miembros de ETA, 430 de ellos después de la fallida tregua de 2006.

Esos trabajos, y otros muchos más, fueron la labor de los 221 periodistas que trabajaron en TIEMPO a lo largo de sus 36 años de vida. Una nómina compuesta de periodistas, maquetadores, fotógrafos, personal administrativo, a  los que se unieron un montón de colaboradores. Un equipo humano que en su conjunto hizo posible un semanario que contribuyó desde sus páginas a una información que la sociedad demandaba.

Allá va mi despedida. Aunque en esta profesión, como decimos en el teatro, la función debe continuar. Es cuestión de buscar nuevos escenarios. Y empresarios capaces de mantener en pie el tinglado.

Conrado Granado es periodista. Licenciado en Ciencias de la Información, ha trabajado en la Secretaría de Comunicación e Imagen de UGT-Confederal. Ha colaborado en diversos medios, como El País Semanal, Tiempo, Unión, Interviú, Sal y Pimienta, Madriz, Hoy, Diario 16 y otros. Es autor de Memorias de un internado, Todo sobre el tabaco: de Cristóbal Colón a Terenci Moix y Lenguaje y comunicación. También es conocida su faceta como actor.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1245 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.