Tan Weiwei canta la violencia contra la mujer en China

por Mercedes Arancibia

 

Querella, violación, adulterio…Tan Weiwei, una estrella de la canción pop china, de 38 años, acaba de revolucionar la red social Weibo cantando la violencia de género, un tema tabú en el país. El videoclip de una de sus canciones, «Xiao Juan», lo han visto 5,2 millones de internautas.

En Weibo, una plataforma de microblogs muy utilizada, un hastag titulado «Las palabras de las canciones de Tan Weiwei son realmente valientes» ha recibido más de 340 millones de visitas. El último álbum de Tan Weiwei –« 3811 »- contiene once canciones que cuentan historias de mujeres, desde una poetisa de la dinastía Tang a una niña de doce años, llamada Aguo, que se casa con un árbol, en una ceremonia ritual para hacerse mujer.

Pero es la última de las canciones del álbum – «Xiao Juan»- , con su homenaje a las víctimas de la violencia doméstica, la que está suscitando más comentarios. Xiao Juan es uno de los nombres utilizados en los informes policiales cuando se quiere guardar el anonimato de la protagonista de un suceso. Tan Weiwei pide que no nos acordemos de Xiao Juan: «Nuestro nombre no es Xiao Juan -canta- Conoce mi nombre. No olvides mi nombre. ¿Cuándo dejará de repetirse esta sempiterna tragedia?».

La canción es valiente y muy hermosa. Tan Weiwei canta «con los puños, con queroseno, con ácido…ahogada en las cloacas, de la casa de la boda al naufragio en el lecho del río…Prisionera en mi cuerpo y con la legua cortada, tejiendo silenciosamente las lágrimas en la seda y el brocado…».

Y lo cierto es que  «Xiao Juan» se refiere a algunos casos muy mediáticos: en septiembre pasado, una mujer tibetana falleció después de que su exmarido la persiguiera, le rociara con gasolina y le prendiera fuego, mientras estaba emitiendo un programa desde su cocina.

En octubre, circuló un vídeo en el que un hombre golpeaba a su mujer hasta matarla en la localidad de Shanxi, mientras algunas personas contemplaban impasibles la escena.

El diario de Hong Kong Sout China Morning Post añade el reciente caso de una mujer de Hangzhou, asesinada y desmembrada por su compañero.

Auténtica estrella de la canción pop, un rostro familiar para los mil trescientos millones de habitantes de China, Tan Weiwei, conocida también como Sitar Tan, procede de la región de Sichuan y en 2006 se hizo famosa por su participación en el programa de telerealidad «Super Girl» (la versión china de «la Voz»). Desde entonces sus fans se cuentan por decenas de millones de jóvenes de todas las regiones,

Lo que ha hecho Tan Weiwei es una auténtica primicia, nunca hasta ahora una cantante se había atrevido a tanto. En las redes sociales, algunos internautas se preguntan si no habrá ido demasiado lejos, o si la canción será censurada. «No soy valiente –responde Tan Weiwei- simplemente asumo mi responsabilidad».

Las víctimas de la violencia doméstica en China tienen pocas posibilidades de conseguir que se haga justicia con sus maltratadores. La organización estatal Federación de Mujeres Chinas estima que una de cada tres mujeres es víctima de violencia doméstica en el país.

Sin embargo, esa misma federación solo informó de 39.371 casos en 2018. En los últimos años, y sobre todo desde 2015, cuando el legislativo adoptó la primera ley de violencia doméstica, cada vez son más las mujeres que se deciden a denunciar.

Con la propagación de movimientos internacionales como #MeToo, decenas de mujeres chinas han denunciado casos de acoso sexual por parte de hombres conocidos de los negocios o la política.


Mercedes Arancibia es periodista, libertaria, atea y sentimental. Lleva más de medio siglo trabajando en prensa escrita, RNE y TVE; ahora en publicaciones digitales. Ha sido redactora, corresponsal, enviada especial, guionista, presentadora y hasta no hace mucho, la única mujer que había dirigido un diario de ámbito nacional (Liberación). Cenetista, Socia fundadora de la Unió de Periodistes del País Valencià, que presidió hasta 1984, y Socia Honoraria de Reporteros sin Fronteras.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.