¿Por qué se ha convertido Reino Unido en el país de Europa con más muertes por COVID-19?

Según el Servicio Nacional de Salud, el país ya ha registrado al menos 29.427 decesos y más de 195.000 casos positivos de coronavirus.

Con estas cifras, Reino Unido se convierte en el territorio con más fallecimientos por esta enfermedad en Europa y el segundo a nivel mundial, detrás de Estados Unidos. 

A pesar de que las cifras muestran que la situación es una «gran tragedia», como la ha calificado el canciller británico Dominic Raab, las autoridades prefieren no comparar su situación con la de otros países.

“No tendremos un veredicto real hasta que todo esto haya terminado. Porque cada país tiene diferentes métodos para contabilizar las muertes, y porque depende también mucho de la eficacia que cada uno tiene en el manejo de sus estadísticas. La ONS (Oficina Nacional de Estadística) tiene prestigio internacional por su seriedad”, como ha señalado Raab.

Pero ¿cómo ha llegado Reino Unido hasta esta situación?

SUBESTIMACIÓN

A finales de febrero, la situación en China era catastrófica. El coronavirus ya se había cobrado miles de vidas en el gigante asiático y ya se estaba empezando a expandir por otros países.

Si bien es cierto que, cuando el virus estaba lejos todos los países le daban una menor dimensión, a pesar del número de decesos en China; a medida que se fue acercando todos empezaron a tomar medidas de prevención.

Por su parte, Reino Unido, mientras la pandemia afectaba de lleno a países vecinos como Italia o España, mantuvo el nivel de amenaza como «moderado».

En ese momento, Johnson no se imaginaba que en un futuro muy próximo él formaría parte del millón de contagiados por coronavirus.

ESTRATEGIAS POLÉMICAS 

El primer ministro, finalmente, decidió decretar la cuarentena cuando ya el virus llevaba un mes instalado en el país.

Johnson, apostó en un primer momento por la estrategia de la inmunidad colectiva, que defendía que un 60% de la población en Reino Unido debía contagiarse para conseguir inmunidad y controlar el brote a largo plazo en la sociedad.

No obstante, muchos científicos británicos no secundaron esta decisión, ya que consideraban que era una presión añadida para el sistema sanitario y, además, pondría en peligro «más vidas de las necesarias».

En ese momento, el Imperial College de Londres publicó un modelo matemático que advirtió de las terribles consecuencias si el país seguía con las mismas medidas: más de un cuarto de millón de personas podían morir.

A partir de ahí, Johnson cambió su lenguaje y empezó a hablar de «supresión» del virus, en lugar de «mitigación». El 23 de marzo, la población británica ya estaba confinada.

PROBLEMAS SANITARIOS

Varios expertos han reconocido a BBC Mundo que otro de los desaciertos del Gobierno británico en en tratamiento de la pandemia, ha sido los criterios para realizar los test.

Hasta el 5 de mayo, Reino Unido ha realizado más de un millón de pruebas, sin embargo, y rompiendo con la recomendación de Raab de no hacer comparaciones, si equiparamos esa cifra con la de otros países vecinos, también es escasa.

Asimismo, y como en la mayoría de países, el personal sanitario británico también se ha quejado de la falta de equipos y medicamentos para tratar a los enfermos.

Acerca de La Mar de Onuba 3528 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.