¿Por qué no hacen campaña sobre la realidad?

En lugar de hacer otra vez una campaña electoral sobre una realidad virtual, se debería hablar de los graves problemas que preocupan a la mayoría de los españoles. Por ejemplo, España ha perdido casi medio millón de puestos de trabajo de alta productividad. ¿Por qué no se habla de las causas y de las propuestas para crear empleo de alta productividad?

Según el barómetro del CIS de febrero de 2019, la preocupación por el paro de los españoles -que ya ocupaba el primer puesto a distancia de los demás- subía cuatro puntos hasta alcanzar -como uno de los tres principales problemas- el 60,6% de los encuestados. Hay otro problema -“los de índole económica”- que suma el 22,3%. Habitual y engañosamente, se presentan separados pero en realidad hablan de lo mismo, el primero centrado en el más grave -el paro- y el segundo en el conjunto de los problemas económicos -que incluye obviamente el paro-. Si los sumamos como primer problema -39,1% y 6,9%- alcanzan el 46%, si los consideramos como uno de los tres primeros, juntos, llegan al 83%. Abrumadora realidad.

En un reciente informe de la OCDE aparece que en España no solo el nuevo empleo se caracteriza por su precariedad, sino la gravedad de que, entre 2010 y 2017, se han destruido casi medio millón de puestos de trabajo de alta productividad. Comparativamente, en Italia se han destruido más de 100.000 empleos de este tipo, en  Grecia 98.000, y en Portugal 54.000. En España, en el mismo lapso de tiempo, se han generado 354.000 empleos pero en sectores con baja productividad. Otro dato importante sobre la gravedad de la situación es que se han perdido más de millón y medio de empleos a jornada completa, de ellos, en la industria hay 650.000 empleos menos que hace diez años. Terrible realidad.

Y sin embargo estos problemas no aparecen en los debates electorales de los partidos mayoritarios, y en caso de mencionarse se pasa de puntillas y a la carrera. Entonces hay dos realidades, la virtual -en la campaña electoral- y la que sufre la mayoría de la población española. La realidad es que en España aunque la economía crece y somos el cuarto país más rico de la Unión Europea, el paro sigue afectando a tres millones y medio de personas, un 14% de la población activa. Y en el caso de los jóvenes a un 36%; somos el segundo país de la U.E. con más paro juvenil, sólo por detrás de Grecia. Y el empleo que se crea es precario, temporal y a tiempo parcial. Ocultable realidad.

En España en los últimos diez años -cuando se inició la crisis financiera- a la inmensa mayoría de la población nos han sustraído 367.000 millones de euros. De media a cada uno de nosotros nos han quitado 7.907 euros en tres conceptos: rebaja de salarios, recortes sociales y subida de impuestos. De esta cifra el volumen mayor ha sido la rebaja de salarios, los españoles en estos diez años hemos cobrado 220.360 millones de euros menos, seguido de los 87.600 millones de recortes en sanidad, educación, etc. Denunciable realidad.

Lo primero que se oculta es el trasvase de rentas y quién ha sustraído esos 367.000 millones de euros. Cuando se produce un recorte social o una rebaja salarial no es porque no haya dinero es porque se produce un trasvase del bolsillo de los trabajadores a los de los bancos y oligopolios. Mientras la mayoría hemos estado perdiendo 7.907 euros de media, los beneficios oligárquicos han ascendido hasta los 395.432 millones de euros. Y curiosa coincidencia, desde 2008 la banca ha obtenido 109.425 millones de euros de ganancias. En este mismo periodo, el montante estimado de dinero que la población española ha aportado al rescate bancario serían 130.000 millones de euros. Culpable realidad.

Otra realidad ocultada es que desde 2008 -a través de diferentes mecanismos económicos- el capital extranjero ha obtenido de España 1 billón de euros, que es como si se hubiera quedado con la totalidad del PIB de un año, con el 100% de la riqueza que la población española producimos en un año. Y estos números aparecen dolorosamente, por ejemplo, en que el precio de la vivienda está subiendo de forma desorbitada por motivos como que miles y miles de pisos han pasado a ser propiedad de fondos buitre como Blackstone -que están aplicando sin cesar subidas que los inquilinos no pueden soportar- y una de las causas principales de los desahucios. Dramática realidad.

Otro hecho, silenciado en el ruido de los debates –y también por los principales medios de comunicación-, ha sido la estancia, estos días en Palma de Mallorca, del portaaviones nuclear Abraham Lincoln uno de los más importantes y tecnológicamente avanzados de la armada de Estados Unidos. Con el agravante que entre el grupo de buques que escoltan al portaaviones se encuentra ni más ni menos que la fragata española Méndez Núñez -que durante siete meses acompañará al Abraham Lincoln en su recorrido por Libia, Siria… hasta el Mar del Sur de China- en una demostración del poderío y la hegemonía militar estadounidense. Sumisa realidad.

Como decía García Lorca en su Bernarda Alba: “Hay cosas que no se pueden ni se deben pensar”. Por ejemplo que los votantes no sepan, en los problemas que son los verdaderamente determinantes para sus vidas, quiénes son los verdaderos causantes, los verdaderos ejecutores de los recortes y la precariedad, y en particular los principales responsables, los centros de poder mundial, el principal obstáculo para poder redistribuir la riqueza. Liberadora realidad.


Eduardo Madroñal Pedraza nació el año 1951 en Madrid, el año 1951, de raíces andaluzas paternas y castellanas maternas. Fue velocista y jugador de balonmano. De una clase social, eligió otra práctica social. Fue (artículo 191, Código Civil franquista, 1975) padre soltero de una hija de madre desconocida. Estudió Psicología. Trabajó 7 meses como repartidor de codornices y 7 años como administrativo en Uralita. Acabó Psicología; fue profesor de inglés (6 años en colegio privado y 4 años en instituto por oposición); y con la LOGSE se cambió a orientador educativo. “Anomalías” se titula su tercer libro de poemas. Colaborador en las publicaciones De Verdad y Chispas, formato impreso, y en De Verdad Digital, del grupo editorial Sauce. Es militante de Unificación Comunista de España, miembro de Recortes Cero, e integrante de la Mesa Estatal por el Blindaje de las Pensiones. Profesor aprendiz, psicólogo inapropiado, orientador peregrino, demócrata distinto, patriota inusual, comunista extraño, padre inesperado, abuelo chocante, amante inhabitual, y alguna anomalía más.


Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.