‘Operación Arrimadas Andalucía’: La consejera Ruiz y otros destacados miembros de Ciudadanos preparan el relevo Juan Marín

Juan Marín, vicepresidente de la Junta de Andalucía

Hervías comió con Susana Díaz a finales de 2020 en Sevilla para iniciar un acercamiento de cara a un futuro Gobierno moderado y de progreso para Andalucía. Unidas Podemos apoyaría una alianza que desaloje a las derechas de los gobiernos. La coportavoz nacional de Podemos, Isa Serra, pide valentía para extender la moción de censura a Andalucía para «desbancar al PP y Vox”.

En estos meses, dirigentes de Ciudadanos críticos con Marín, y con el conocimiento de Arrimadas, mantienen contactos con el PSOE de Andalucía para abrir una puerta de entendimiento para el futuro, para no depender solo de la derecha extrema (PP) y la ultraderecha (Vox).

Un destacado militante de Cs afín a Arrimadas señala: “Cuando Juan Marín dice que Andalucía es una isla, se referirá a la Isla de las Tentaciones, por el cachondeo que tienen en el Gobierno. Marín es un muerto político que caerá a tierra en cuanto deje de apoyarse en el PP. No representa a nadie”.

por Fernando Rivas

 

Viernes, 12 de marzo de 2021. En marcha la Operación Arrimadas Andalucía. La consejera de Igualdad y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía, la onubense Rocío Ruiz; el senador autonómico por el Parlamento andaluz, Fran Hervías; el diputado nacional por Málaga, Guillermo Díaz y el portavoz del grupo de Cs en la Cámara andaluza, Sergio Romero, todos destacados miembros de Ciudadanos, preparan el relevo del vicepresidente del Gobierno de coalición, Juan Marín, al frente del partido naranja en Andalucía, según fuentes consultadas de dicha formación política en Sevilla.

Arrimadas ni siquiera habló con Marín el miércoles pasado, el día de las mociones de censura. Habló con Juanma Moreno directamente y ninguneó a Marín.
El senador Hervías, secretario de organización de Ciudadanos desde julio de 2014 hasta marzo de 2020, comió con Susana Díaz, responsable del PSOE andaluz, a finales de 2020 en Sevilla, un día de esos en los que hizo mucho frío, para iniciar un acercamiento de cara a un futuro Gobierno moderado y de progreso para Andalucía. Unidas Podemos estaría dispuesta a facilitar una alianza que desaloje a la derecha y extrema derecha de los gobiernos.

Rocio Ruiz y Fran Hervías

En estos meses, dirigentes de Ciudadanos críticos con Marín, y con el conocimiento de Arrimadas, mantienen contactos con el PSOE andaluz para abrir una puerta de entendimiento para el futuro, para no depender solo de la derecha extrema (PP) y la ultraderecha (Vox). El responsable actual de Cs en la comunidad y vicepresidente de la Junta, Juan Marín, ya no es de fiar para nadie después de embarcarse en esa oscura operación para integrarse en el PP. De hecho, Arrimadas ni siquiera habló con Marín el miércoles pasado, el día de las mociones de censura. Habló con Juanma Moreno directamente y ninguneó a Marín.

El entreguismo del vicepresidente del Gobierno de Andalucía al PP y al consejero de Presidencia Bendodo en particular, es tragicómico. En Cs hay mucha desconfianza con Marín desde el momento que anunció la candidatura conjunta con el PP.
La otra pata necesaria para un acuerdo de progreso, Unidas Podemos, también está en sintonía para llegar a acuerdos con el PSOE de Andalucía. El miércoles anunciaron desde Podemos que apoyaban a Cs y al PSOE de Murcia para desbancar a la derecha y extrema derecha. Y eso mismo sucederá también en Andalucía. De hecho, la coportavoz nacional de Podemos, Isa Serra, declaró que la moción de censura en Murcia para «desbancar al PP y Vox» es una «buenísima noticia», y reclamó «valentía» para extenderla también a Madrid, Castilla y León y Andalucía (AQUÍ).

Militante de Cs: “Marín es un muerto político. Ya no representa a nadie”

Sergio Romero y Guillermo Díaz

El entreguismo del vicepresidente del Gobierno de Andalucía al PP y al consejero de Presidencia Bendodo en particular, es tragicómico. En Cs hay mucha desconfianza con Marín desde el momento que anunció la candidatura conjunta con el PP. Algo que hizo sin contar con Madrid. Además es un secreto a voces que le encantaría que fuera verdad lo de que tiene un acuerdo con el consejero malagueño para integrarse en el PP.

La frialdad y el nerviosismo son la norma ahora en el entorno de Marín tras la moción de censura en Murcia y tras la estrategia de alejamiento de Arrimadas con la derecha y extrema derecha, algo que aplica también a Andalucía. Marín declaró el miércoles que Andalucía era una isla de calma (AQUÍ). Que no había ningún peligro de mociones o cualquier otra cosa. Como si el controlara el partido. Cosa que no ocurre. Como señala un destacado militante de Cs afín a Arrimadas: “Cuando Marín dice que Andalucía es una isla, se referirá a la Isla de las Tentaciones, por el cachondeo que tienen en el Gobierno. Marín es un muerto político que caerá a tierra en cuanto deje de apoyarse en el PP. No representa a nadie”.

“Es de todos sabido que el dúo Moreno/Bendodo solo lo utiliza por conveniencia y que cuando les convenga le darán una patada y no contarán con él ni para incluirlo en las listas. Y es que tampoco se puede decir que sea una gran cabeza pensante o necesaria”, dicen de él un compañero de partido. Una mayoría del grupo parlamentario de Ciudadanos en la Cámara andaluza no apoya a Marín, empezando por su portavoz Sergio Romero.


La consejera onubense Rocío Ruiz lidera en las 8 provincias andaluzas una rebelión en Ciudadanos contra el entreguismo de Marín a PP y Vox

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.