Luz para la lucha contra el sida

En medio de la vorágine mundial provocada por el coronavirus, el mundo de la medicina ha presenciado un suceso histórico que supondría un nuevo y esperanzador avance para miles de afectados en el mundo.

La lucha contra el sida o VIH ha sido siempre una de las grandes batallas que libran, mano a mano, la ciencia y la medicina.

Aún sin una cura propiamente dicha, con el paso de los años, cada vez son más los pasos que se dan para conseguir una solución real a esta enfermedad que se cobra al año millares de víctimas y que, solo en España, cada año se detectan 4.000 nuevos casos de VIH.

Sin embargo, un paciente de Londres ha sido el encargado de arrojar luz y confianza tanto al mundo de la medicina como a todas aquellas personas que sufren o conviven con el virus del VIH, muchas de ellas con signos de deterioro evidente debido a la virulencia y agresividad de la enfermedad.

Es importante recordar que, pese a que el virus y el contagio del VIH está  la orden del día, actualmente ya existen diferentes medicamentos que frenan los avances de esta enfermedad de transmisión sexual. Ejemplo de ello es la pastilla de profilaxis preexposición (PrEp), la cuál empezó a formar parte del sistema sanitario público español desde noviembre de 2019.

La gran noticia que llega desde Londres es, cuanto menos, esperanzadora: se ha confirmado la desaparición del virus VIH en su organismo después dos años después de haber dejado de tomar la medicación. Y además, el afectado tampoco ha sufrido ningún tipo de rebrote de la enfermedad.

SIN RASTRO DEL VIRUS

Los encargados de ofrecer estos ilusionantes datos a través de un estudio han sido el Instituto de Investigación del Sida IrsiCaixa y la Universidad Médica de Utretch. 

El mencionado informe concluye que Adam Castillejo –  que ha decidido contar su historia en un amplio reportaje para el New York Times – se ha convertido en la segunda persona en el mundo que ha conseguido eliminar el virus del sida de su organismo.

Gracias a una vanguardista terapia, como bien se refleja en el estudio,  el virus se encuentra en un estado indetectable, tanto en sangre como en el líquido cerebro-espinal como en el tejido intestinal y el semen, dos años después de haber finalizado el exitoso tratamiento.

Además, lo más destacado en la curación de Castillejo es que, una vez terminó su tratamiento, pasó adecuadamente y sin síntomas el tiempo estipulado en el que puede reaparecer el virus, lo que se traduce en un total de 4 semanas, un elemento condicionante para advertir que la enfermedad podría haber remitido.

‘CURA FUNCIONAL’

Pese a que esta noticia es muy importante para sanitarios, científicos, y afectados por el VIH, Javier Martínez-Picado, investigador del IrsiCaixa, ha reconocido que «pese a los resultados conseguidos que aún quedan ciertas barreras por derribar antes de que la edición genética pueda ser utilizada como estrategia de cura escalable para toda la población».

Es por este motivo por el que se prefiere hablar de cura funcional más que de cura definitiva.

En lo que a este término respecta, ya que aún no se ha conseguido dar con la tecla concreta en la lucha contra el sida, la cura funcional hace referencia a ese objetivo más realista, adecuado y alcanzable, cuya principal meta es mantener al virus en un estado controlado, inactivo e invisible.

Asimismo, con centenares de investigaciones activas para luchar contra la expansión del sida y su transmisión, desde el Ministerio de Sanidad continúan fomentando la concienciación sobre esta enfermedad promoviendo ideales basados en las prácticas sexuales seguras, para evitar así un mayor número de contagiados por VIH.

Además, siguen trabajando en la creación del Plan Nacional del Sida, concebido como un organismo creado para el conjunto del país en el que se llevará un seguimiento a las personas que estén afectadas por el VIH o que tomen prEp.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.