Los padres de Albert Rivera son rocieros de la Hermandad de Huelva

El líder de Ciudadanos abre en Huelva la precampaña electoral de la andaluzas.

Sí. Los padres de Albert Rivera son rocieros de la Hermandad de Huelva . Es, probablemente, el único titular destacable del mitin que el líder de Ciudadanos ha ofrecido este jueves en la Plaza de las Monjas de la capital onubense. Aunque la formación naranja lo había publicitado como “encuentro con los ciudadanos”, el acto ha sido un mitin en todos los sentidos. Por el formato, por la simpleza de los discursos, y sobre todo, porque Rivera no ha desaprovechado para pedir el voto para “acabar con el bipartidismo”. Nada nuevo bajo el sol que se proyectaba con fuerza sobre Las Monjas.

Rivera, que ha contado que viene por enésima vez a Huelva, aunque otras veces lo haya hecho “de incógnito”, o cuando era un desconocido que pasaba los veranos en Mazagón o El Portil, ha confesado a los asistentes su deseo por “vivir El Rocío como lo hacen mis padres, rocieros de la Hermandad de Huelva”.

Y poco más que contar, el resto de la intervención ha sido como ver un telediario en temporada baja, cargado de lemas y lugares comunes. Un ejemplo: “No es bueno que durante 37 años gobiernen los mismos en Andalucía, porque genera corrupción y clientelismo”. Otro: “Los andaluces se merecen más oportunidades frente al gobierno de los socialistas, que se conforman y quieren que todo siga igual”. Y otro: “Andalucía no son los ERE ni las tarjetas FAFFE”. Y otro más: “Hay pocas cosas más españolas que ser medio catalán y medio andaluz”. Aplausos.

Y de ahí, a lo importante; el voto. Todavía no han sido convocadas las elecciones, pero Rivera ha pedido el voto para que Ciudadanos pilote “el cambio en Andalucía”, porque “Ciudadanos es el proyecto que pisa con los pies el suelo pero que vuela alto”.

En la misma semana que se ha conocido que el líder del PSOE onubense se sentará en el banquillo de los acusados por su implicación en un caso de soborno, en la que una Delegación de Europarlamentarios visita Doñana para conocer de primera mano cómo pueden afectar al Parque los proyectos de las empresas gasísticas, o en la que el trasvase de agua al Condado está secuestrado por triquiñuelas parlamentarias, Rivera ha venido a Huelva a hablar de la corrupción y puticlubes y de las miles de muestras de cariño recibidas por su firmeza ante los separatistas catalanes. Pero muy poco para mostrar conocimiento de qué asuntos preocupan y afectan directamente a los onubenses. Aunque sí ha dicho que esta es una provincia que necesita “mejores comunicaciones” (sic).

Y no será porque no haya intentado empatizar con el público que le escuchaba, Rivera, que ha estado teloneado por Juan Marín, el diputado autonómico Julio Díaz y su sustituta como cabeza de cartel, Rocío Ruiz (directora de un instituto de Educación Secundaria, aunque el líder de Ciudadanos se haya referido a ella en todo momento como “una directora de colegio”) ha querido mostrar cercanía, como padre que es, en un mes como este, en el que los libros de texto se han hecho con “los cargos de las tarjetas que todos tenemos que pagar a primero de mes”. Parece que a Rivera nadie le ha contado que Andalucía es una de las pocas comunidades en la que la gratuidad de los libros de texto es una realidad.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.