Los negocios del consejero de Educación de la Junta, Javier Imbroda (Cs)

En el año 2018 informó de unas ganancias patrimoniales de 8,4 millones de euros, por los que tuvo que pagar a Hacienda casi 2 millones de IRPF.

En la declaración de actividades, retribuciones, bienes e intereses que presentó al Parlamento de Andalucía, cuando se incorporó como diputado por Ciudadanos en diciembre de 2018, destaca el saldo de 8,6 millones de euros de sus cuentas bancarias.

Especula en valores e invierte 3.763.000 euros en Deuda pública, obligaciones, bonos, etc. y 1.248.000 euros en acciones y participaciones en el capital social o en el fondo patrimonial de instituciones de inversión colectiva.
Incrementa también su patrimonio inmobiliario al añadir dos viviendas más en Roquetas de Mar, valoradas en 227.000 euros, a las tres casas de las que ya era propietario. Imbroda invierte 5 millones en valores, adquiere dos inmuebles por esos 227.000 euros y paga a hacienda casi 2 millones en concepto de IRPF.
Imbroda es conocido por su olfato para los negocios. Recibió en dos ocasiones subvenciones del Ayuntamiento de Málaga para reformar inmuebles de su propiedad y luego alquiló uno al propio Consistorio, ‘colocó’ una empresa de la que era presidente en el polideportivo municipal de La Trinidad o actuó de ‘mediador’ para el gran gimnasio Wellness de El Perchel.

El capitalista consejero de Educación de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda, disponía de un total de 8,6 millones de euros (1.430 millones de las antiguas pesetas, que se dice pronto) depositados en el banco cuando se incorporó al Parlamento de Andalucía como diputado por Ciudadanos en diciembre de 2018, según la declaración de actividades, retribuciones, bienes e intereses que él mismo presentó, y que está disponible en abierto para todo ciudadano que quiere verla en la web de la Cámara. Además, ese año informó de unas ganancias patrimoniales de 8,4 millones de euros, por lo que tuvo que pagar casi 2 millones de euros en concepto de IRPF. Es una información de EL OBSERVADOR / www.revistaelobservador.com.

El actual consejero de Educación, Imbroda (Cs), llegó al Parlamento de Andalucía en diciembre de 2018. Por ello, según dice, vendió sus empresas, tal y como reconoce él mismo en una entrevista para La Razón (AQUÍ), consiguiendo ingresar una gran cantidad de dinero y presentando un saldo en sus cuentas bancarias de 8,6 millones de euros, según indicó en la declaración de bienes e intereses (AQUÍ) que presentó al Parlamento.

Casi 2 millones de euros de IRPF

Las declaraciones de IRPF de Imbroda de los años 2017, 2018 y 2019 resultan muy significativas. Si en el año 2017 tuvo que pagar 48.700 euros de IRPF tras declarar unos ingresos de ‘solo’ 190.000 euros durante ese año (AQUÍ), en el año 2018 la cifra se disparó hasta 1.970.000 euros (AQUÍ), al haber obtenido unas ganancias patrimoniales de 8.469.000 euros. Comparando el dato con el año anterior se puede entender que la venta de sus empresas le supuso unas ganancias de más de 8 millones de euros. En el año 2019 la declaración vuelve a presentar unas cantidades más bajas, al declarar unas ganancias patrimoniales de ‘solo’ 133.000 euros (AQUÍ) por las que le correspondió abonar 55.300 euros.

Por otro lado, llama la atención las declaraciones del impuesto sobre el patrimonio presentadas en 2018 y 2019 por Imbroda. Concretamente en 2018 presentó una declaración (AQUÍ) en la que destacan los casi 8,4 millones de euros depositados en cuentas bancarias, su vivienda habitual en Málaga valorada en 192.000 euros, otros dos inmuebles en Málaga valorados en 120.000 euros cada uno, y un Porsche Panamera (en la actualidad un vehículo de estas características cuesta unos 100.000 euros). Por cierto, esa casa que el valora en unos 192.000 euros ha sido protagonista de un amplio reportaje en la conocida revista El Mueble (AQUÍ) en el que su mujer, muestra la propiedad a los lectores de la publicación (es curioso que después de ver esa mansión ubicada de los Montes de Málaga, cueste solo esa cantidad). De esta manera, en el año 2018 el consejero tuvo que pagar ‘solo’ un total de 43.000 euros en concepto de impuesto sobre el patrimonio.

En 2019, la declaración (AQUÍ) muestra que decidió invertir el dinero que tenía en el banco especulando en el mercado de valores, para ser exactos 3.763.000 euros en Deuda pública, obligaciones, bonos y demás valores equivalentes, negociados en mercados organizados, y 1.248.000 euros en acciones y participaciones en el capital social o en el fondo patrimonial de instituciones de inversión colectiva u otras entidades jurídicas, negociadas o no en mercados organizados. Además incrementó también su patrimonio inmobiliario, al añadir dos viviendas más en Roquetas de Mar, valoradas en 227.000 euros entre ambas, a las tres casas de las que ya era propietario. Por último, su dinero en cuentas bancarias desciende los 7,5 millones invertidos, pasando de los 8,4 millones que tenía en 2018 a los 943.000 euros con los que terminó 2019 (Imbroda invierte 5 millones en valores, adquiere dos inmuebles por 227.000 euros y paga a hacienda casi 2 millones en concepto de IRPF). En el 2019 le correspondió abonar 29.600 euros por el impuesto sobre el patrimonio.

Imbroda y sus negocios

Recordemos que, tal y como publicó El OBSERVADOR, Imbroda ‘confundió’ sus empresas y negocios privados con ‘lo público’ cuando era cargo de confianza en el Ayuntamiento de Málaga (AQUÍ). Mientras ocupó su cargo ‘colocó’ una empresa privada de la que era presidente en el polideportivo público de La Trinidad (AQUÍ). Anteriormente ya “medió” para que una empresa privada, el gimnasio de lujo Wellness se ubicase en un terreno reservado a equipamiento comunitario para los vecinos (AQUÍ). En realidad él pidió una licencia en la Gerencia de Urbanismo para abrir un gimnasio y se la concedieron por ser “quien era”, y en cuanto la tuvo se la revendió a la empresa Wellness. Por otro lado recibió en 2004 una subvención de casi 90.000 euros del Ayuntamiento de Málaga para reformar un edificio que luego alquiló al mismo Consistorio por 7.000 euros al mes (AQUÍ). Y en 2013, Imbroda recibió otra subvención del Ayuntamiento de casi 14.000 euros (inicialmente solicitó cerca de 62.000 euros) para rehabilitar un inmueble en calle Santiago, 4, cuando era director de la empresa de deportes del propio Consistorio (2011-2015) (AQUÍ). Todo un capitalista en el mundo de la política.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.