Las negociaciones sobre el Sahara penden de la libertad de los presos

Mohamed Zaug, Delegado en Andalucía de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del Frente Polisario
Alejandro Delmás Infante

Mohamed Zaug: «La liberación de los presos saharauis es precisa y diríamos que urgente».

A mediados de la semana pasada, y hasta el pasado día 6, se reunieron en la sede de Naciones Unidas (ONU), en Ginebra, las delegaciones del Frente Polisario y Marruecos, en una nueva ronda de negociaciones bajo auspicios de la ONU, a fin de impulsar los trabajos de descolonización del Sahara Occidental, mediante la celebración del demandado -y acordado- referéndum de autodeterminación del pueblo saharaui.
El alemán (aunque nacido en Polonia) Horst Kohler,  enviado del Secretario General de la ONU para el Sahara Occidental, medió en estas reuniones de Ginebra, donde Argelia y Mauritania también acudieron como ‘países observadores’. Las negociaciones responden a las exigencias del Consejo de Seguridad  de la ONU en su Resolución 2440 (de 2018) en la que se hacía un llamamiento a las partes implicadas para “reanudar las negociaciones bajo auspicios del Secretario General, sin condiciones y de buena fe, con miras a lograr una solución política, justa y duradera que preve la libre determinación del pueblo saharaui”.
Estas negociaciones ponían fin a seis años de bloqueo y atascos por parte de Marruecos, país que tiene obligación de asumir la convocatoria del referéndum acordado por ONU.
En declaraciones a ‘Confidencia Andaluz‘  Mohamed Zaug, Delegado en Andalucía de la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) y del Frente Polisario, manifestó que “bajo este punto de vista, la reanudación de las negociaciones ha constituido un importante avance para romper el bloqueo”. Jatri Aduh, Presidente del Parlamento del Sahara Occidental, lideró la delegación saharaui en Ginebra, donde se integraba Mhamad Jadad, coordinador con la Misión de Naciones Unidas para el Referéndum en Sahara Occidental (MINURSO), además de Fatma El-Mehdi, Secretaria General de la Unión Nacional de Mujeres Saharauis y Sidi Mohamed Omar, Representante del Polisario ante la ONU. También, Mohamed ali Azerwali, asesor del Secretariado Nacional del Frente Polisario.
Nasser Bouret, Ministro de Relaciones Exteriores de Marruecos, y Omar Hilal, embajador marroquí ante Naciones Unidas, estuvieron al frente de la delegación del Reino de Marruecos en estas conversaciones de Ginebra. Los ministros de Asuntos Exteriores de los ‘países observadores’ Argelia y Mauritania, Abdelkader Messahel e Ismail Chej Ahmed ejercieron la representación de sus respectivos Gobiernos.
Las conversaciones se dieron por concluidas al comienzo del pasado fin de semana, bajo el compromiso de ‘reanudar los debates en el primer trimestre de 2019’, según se confirma por parte de fuentes de ambos bandos y de la misma ONU. Eventualmente, la delegación saharaui advirtió a los presentes de que ‘en todos los debates, el marco ha de seguir siendo el mismo, siempre orientado a que se mantenga la conciencia del pueblo saharui para que todo desemboque en una solución justa y definitiva para la autodeterminación del Sahara’. Esto va en contraposición a las posiciones de partida del Gobierno marroquí, que no sube por ahora de ofrecer un ‘Régimen de Autonomía especial para las provincias saharauis’.

Hasta ahora, los saharauis habían denunciado ‘la ausencia de una voluntad efectiva por parte de Marruecos’. En Ginebra -confirma Mohamed Zaug, horas antes de viajar a los campamentos de Tinduf- también se planteó formalmente a los negociadores la exigencia de la liberación de los presos políticos saharauis que se encuentran en penales marroquíes, con 19 de ellos sujetos a largas condenas. “La liberación de los presos saharauis es precisa y diríamos que urgente: ayudaría a crear un clima de confianza entre Sahara Occidental y Marruecos que difícilmente puede existir si no se produce esa liberación”. corrobora Zaug.

Ya con posterioridad a esas conversaciones de Ginebra, y este mismo martes 11 de diciembre, el Frente Polisario calificó como ‘vergonzosa’ la postura tomada por parte de la Comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo (INTA) al respaldar la renovación de los ‘ilegales’ acuerdos agrícolas con Marruecos y la inclusión en ellos de las zonas ocupadas del Sahara Occidental. La INTA expresó su respaldo al informe inicial presentado por la Eurodiputada liberal Patricia Lalonde (francesa), para incluir´en esos acuerdos el territorio del Sahara Occidental, contradiciendo así la sentencia del Tribunal de Justicia Europeo (Luexemburgo), que en 2016 ha vuelto a dejar clara la inexistencia de derecho alguno de soberanía a favor de Marruecos sobre el último territorio africano en vías de descolonización.
“Patricia Lalonde se vio a obligada a presentar la dimisión en su día, al haberse visto implicada en actividades dudosas”, señaló Mohamed Sidali, Ministro Delegado para Europa del Frente Polisario. Además, la decisión se tomó con absoluta falta de consenso, por la oposición de grupos parlamentarios al informe, del que -se subraya- ‘carece de argumentos legales y éticos’. “Los propios servicios legales del Parlamento Europeo han advertido que no está claro si el pueblo saharaui ha dado su visto bueno a la enmienda clave presentada sobre la reciente sentencia del Tribunal Europeo de diciembre de 2016”, aclara Mohamed Sidali.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.