Jornaleras de Huelva en Lucha ante la negociación del nuevo Convenio Colectivo para las Trabajadoras y Trabajadores del Campo

Pancarta del colectivo 'Jornaleras de Huelva en Lucha' en la manifestación del 8 de Marzo de este año.

Comunicado del colectivo Jornaleras de Huelva en Lucha

El Colectivo Jornaleras de Huelva en Lucha ha comenzado esta semana las reuniones con los principales sindicatos de la provincia, para trasladar nuestras reivindicaciones de cara a la negociación y firma del nuevo Convenio colectivo de trabajadores del campo de Huelva que tendrá lugar en enero del próximo año.

Ante el total abandono que sufrimos desde hace décadas por parte de los agentes que se supone deberían velar por nuestros derechos; ante la cada vez más difícil e insostenible situación a la que nos enfrentamos en los tajos, y ante las precarias condiciones de vida que enfrentan las/os trabajadoras/es de nuestro sector, decidimos organizarnos y trasladar a las organizaciones firmantes del nuevo Convenio una serie de reivindicaciones entre las que se encuentran:

    • Actualización del salario tomando como punto de partida la subida recogida en el SMI.
    • Regulación de los contratos fijo-discontinuos que ofrezcan una seguridad y una mejora en las condiciones de vida de los/as trabajadores/as.
    • Prohibición de castigos y normas abusivas que nos obligan a firmar el primer día de trabajo, bajo el amparo del artículo 33 del convenio colectivo del campo de Huelva sobre el “Régimen sancionador”.
    • Prohibición de las listas de productividad que obligan a trabajar a destajo, y conllevan a castigos sancionadores de empleo y sueldo, y a despidos improcedentes.
    • Las elecciones sindicales deberán celebrarse en los meses de campaña cuando las empresas cuenten con la totalidad de la plantilla, teniendo ésta la garantía y el derecho a la participación en las votaciones de dichas elecciones que hasta día de hoy han sido inexistentes. Actualmente los delegados de personal son elegidos a dedo por los empresarios para defender los intereses de la empresa en vez de los del trabajador/a. Las empresas que no permitan el derecho a la libre sindicalización deberán ser penalizadas.
    • Los empresarios deberán mantener las cancelas abiertas durante la jornada de trabajo.
    • Se deberán fomentar las inspecciones de trabajo en los meses de campaña, siendo éstas aleatorias y sin informar anteriormente a las empresas que van a ser visitadas.
    • Establecer un código ético de respeto hacia los/as trabajadores/as por parte de los principales cuadros de mando.
    • Prohibir que los domingos en campaña tengan carácter laboral. En caso de que por motivos de producción los/as trabajadores/as se vean obligados a trabajar un domingo, éstos percibirán la jornada normal más el 50% más.
    • Regulación específica sobre el trabajo en almacenes que ofrezca una seguridad a las personas que llevan años trabajando con una total desprotección en derechos, tal y como indica y reconoce el mismo convenio firmado en 2018.

El incumplimiento sistemático de los derechos recogidos en el Convenio Colectivo de Trabajadores del Campo de Huelva ha conllevado a graves perjuicios sobre la dignidad social y económica de los/as trabajadores/as del campo, entre los que destacamos los siguientes:

    • El artículo 7º del actual convenio indica que la jornada de trabajo será de 39 horas semanales, no pudiendo la jornada diaria exceder de 9 horas de trabajo. Sin embargo, esta jornada no se respeta. Los/as trabajadores/as del campo no cuentan con una seguridad con respecto al mismo dependiendo siempre de la producción. Esto conlleva a trabajar y cobrar por las pocas horas trabajadas a principios de campaña, y a la obligación de hacer horas extras en los meses fuertes de producción. Las/os jornaleras/os jamás han disfrutado de su día de descanso remunerado, al igual que tampoco se pagan los días de ausencia en el trabajo por los motivos indicados en el artículo 10º del convenio.
    • Se incumple el pago del plus de transporte, que según indica el convenio, es de 21 céntimos el km desde el domicilio hasta el centro de trabajo.
    • Se incumple el pago de la hora extra al 75 % más de la hora normal, y el plus del 50% más del salario normal los días festivos.

El Incumplimiento sistemático de la orden “Gecco” que regula las contrataciones en origen, conlleva a la pérdida de derechos y al total abandono de las trabajadoras procedentes de Marruecos, y a la misma vez repercute en la pérdida de ingresos por cotizaciones en las arcas públicas para el resto de la población. Destacamos los siguientes aspectos sobre cuestiones generalizadas:

    • El incumplimiento del artículo 3.1 que indica: “en el caso de ofertas de empleo temporal, se deberá garantizar una actividad continuada durante la vigencia de la autorización solicitada. En el sector agrario se considerará continuada la actividad que no será inferior a un 75% del tiempo de trabajo habitual en el sector, por lo que el número de jornadas y/o horas de trabajo cotizadas se corresponderá con este límite mínimo.” Las trabajadoras con contrato de origen al igual que las trabajadoras autóctonas dependen totalmente de la producción.
    • El incumplimiento con respecto a las condiciones de vivienda que se regulan en el artículo 3.1 de dicha orden: “La puesta a disposición del trabajador de un alojamiento adecuado durante la vigencia del contrato de trabajo que reúna las condiciones previstas en la normativa en vigor, debiendo quedar garantizada, en todo caso, la habitabilidad e higiene adecuada del alojamiento”. Se está cobrando a las trabajadoras por estas viviendas que deberían ser totalmente gratuitas según el convenio colectivo de trabajadores del campo en Huelva. Existen empresas que incluyen una cláusula en el contrato donde se indica que se les cobrará por los gastos de luz y agua.
    • Se necesita urgentemente la puesta en marcha de una red de transportes a los que las trabajadoras en origen puedan acceder diariamente desde las fincas donde viven hacia los núcleos poblacionales más cercanos, durante su estancia en la provincia.
    • Se debe proporcionar una tarjeta sanitaria a todas las trabajadoras en origen el primer día que lleguen a la provincia. También se garantizará el derecho a unas condiciones de vida y de cuidados dignos a las trabajadoras que enfermen durante su estancia en Huelva, y se vean obligadas a alargarla para seguir un tratamiento médico.

Las reivindicaciones que exigimos desde el Colectivo de Jornaleras de Huelva en Lucha no solo contribuirían en la mejora de los derechos humanos y laborales de las/os trabajadoras/es procedentes de otros países, y repercutirían en las mejoras sociales, laborales y económicas de las/os jornaleras/os autóctonos. También ayudarían a frenar la grave despoblación que sufre el entorno rural en nuestra provincia, donde debido a los míseros salarios y las duras condiciones que se dan en el campo y en los almacenes, la población joven decide emigrar en busca de otras alternativas de trabajo que les proporcione una mejor calidad de vida. Esto está provocando el cada vez más acusado envejecimiento de la población, una situación que podría mejorar si mejorasen los derechos en un sector al que podemos acudir casi como única alternativa. Todas estas mejoras repercutirían también en beneficios para una patronal que tendría la opción de contar con una mano de obra que actualmente rechaza el trabajo agrícola debido a la precariedad y la incertidumbre que genera.

En estos momentos en los que el mundo entero sufre las consecuencias devastadoras de una pandemia mundial que está provocando millones de muertes y de personas que se enfrentan a esta terrible enfermedad, el sector del campo no puede parar. Ahora más que nunca necesitamos estos productos para garantizar el alimento de la población. Por eso mismo la mejora en los derechos laborales de las personas que recogen estos alimentos incentivarían la mano de obra en el campo, incluso la de trabajadores/as de otros sectores que en estos momentos han perdido sus anteriores empleos. Con estas mejoras incluidas en el nuevo convenio que se firmará en enero, y la garantía de su cumplimiento acabaríamos ganando todos/as: los/as trabajadores/as, la población que podrá acceder a estos alimentos, y la patronal que tantas veces alerta de la falta de mano de obra en el sector agrícola, que este año podría verse aún mucho más reducida debido a la situación sanitaria actual y el cierre de fronteras, lo que está generando una gran incertidumbre.

Así que esperamos que la reunión mantenida ayer jueves, 5 de noviembre en la sede principal de CC.OO Huelva, donde nuestras reivindicaciones fueron recogidas con el compromiso de estudiarlas y negociarlas de cara a la firma del nuevo Convenio; y las próximas reuniones que podamos volver a tener con cualquiera de las organizaciones sindicales que participan en la firma del Convenio, como es el caso también de UGT Huelva, con quién nos reuniremos la próxima semana, sean fructíferas y los resultados se vean reconocidos en papel, y garantizados con hechos.

Sólo así, y por primera vez después de décadas, las/los jornaleras/os sentiremos que de verdad existe un interés por parte de las principales fuerzas sindicales de nuestro país en defender nuestros derechos.

Jornaleras de Huelva en Lucha

Huelva, 7 de noviembre de 2020

Acerca de La Mar de Onuba 3700 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.