Izquierda y sindicatos piden que se investiguen las alteraciones en el protocolo de vacunación del Hospital de Riotinto

Rafael Perea, gerente del Hospital de Riotinto, en una imagen tomada durante la campaña electoral de las elecciones andaluzas de 2018

PSOE, Izquierda Unida, UGT y CSIF piden el cese del gerente Rafael Perea.

CCOO y SATSE coinciden en que la Consejería de Salud debe tomar medidas si se confirma que hay trabajadores de «primera línea «que aún no han finalizado el proceso de vacunación.

PP y Cs se abrazan a la información falsa difundida por la Junta para defender la vacunación del gerente.

Perea y otros integrantes de su equipo directivo que no forman parte de los «grupos prioritarios» fueron vacunados saltándose el protocolo establecido en la Estrategia Nacional de Vacunación.
por Perico Echevarría

 

Huelva, 4 de febrero de 2021. Casi todas las fuerzas políticas y sindicatos consultados coinciden en que la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía debe abrir una investigación sobre los datos dados a conocer por La Mar de Onuba sobre el proceso de vacunación anti Covid en el Hospital de Riotinto (Huelva).

Como desveló esta revista el pasado 30 de enero, el gerente del Hospital de Riotinto, Rafael Perea, así como otros miembros de su equipo directivo, han recibido la esperada vacuna antes que otras personas del mismo hospital consideradas “profesionales de primera línea”, a las que la Estrategia Nacional de Vacunación otorga preferencia para ser inmunizados. A día de hoy, hay trabajadoras y trabajadores de esos grupos prioritarios que no han finalizado el proceso de inmunización, según han confirmado fuentes del propio hospital.

Aunque desde la delegación en Huelva de la Consejería de Salud y Familia se intentó dar por zanjado este asunto con un comunicado en el que aseguraba, falsamente, que se había «cumplido el protocolo» y que el 100 % de la plantilla del centro hospitalario «ha sido ya inmunizada» (lo que implicaría haber recibido ya las dos dosis de vacuna), los sindicatos UGT, CC.OO, SATSE y CSIF han coincido este miércoles en la necesidad de que se investigue lo sucedido realmente en el hospital de la localidad minera onubense. Las cuatro fuerzas sindicales consideran que si se ha producido una alteración del protocolo de vacunación, la Consejería está obligada a tomar medidas disciplinarias.

“Lo sucedido debe tener consecuencias”, asegura ayer el secretario del sector de Servicios Sanitarios de UGT Huelva, Jesús Tormo, quien reclama que se investigue por qué hay profesionales de primera línea que han recibido la vacuna con posterioridad al equipo directivo. “Las cosas no pueden ser así. No se puede tolerar de ninguna manera que un responsable que conoce perfectamente los protocolos se los salte”.

Por su parte, el secretario general del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO Huelva, Juan José Rodríguez, sostiene que aunque «el sindicato no tiene constancia fehaciente de si el equipo directivo del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva se vacunó antes de que le correspondiera o no, si se llegara a demostrar que esa vacunación se realizó antes de lo establecido en el cronograma y no hubiera una razón que la justificara, lógicamente el Sindicato entiende que habría que exigir responsabilidades a quien/es hubieran incurrido en esa supuesta irregularidad. La Consejería debería  tomar medidas al respecto”.

Igualmente, desde el sindicato de enfermería SATSE entienden que si se ha incumplido el protocolo la Consejería  debe abrir una investigación. No obstante, el sindicato considera que hay otras cuestiones en la lucha contra el coronavirus en los centros de la sanidad pública onubense que requieren también atención, y denuncian que «no se está proporcionando a los todos los profesionales  mascarillas del tipo Ffp2». Ayer mismo, SATSE emitió un comunicado solicitando que a todos los sanitarios, independientemente de donde trabajen, se les proporcionen las mascarillas adecuadas para realizar su trabajo en condiciones de mayor seguridad.

Por último, el responsable en Huelva del Área de Sanidad del sindicato CSIF, César Cercadil, también opina en que si hay profesionales de primera línea que no han finalizado el proceso de vacunación, el gerente del hospital debe dimitir. “No debe permanecer ni un minuto más en el cargo. Y si él no es consecuente o cree que debía vacunarse antes que los trabajadores que lo hicieron con posterioridad, debe haber alguien por encima suya que le diga oye, o dimites o te dimitimos. Así debe ser con todos los cargos públicos. El gerente es quien debe garantizar que se cumpla el protocolo, pero no por ser gerente se lo puede saltar. No debería continuar ni un minuto más en el puesto”, insiste el portavoz del sindicato de funcionarios.

PSOE e IU piden la dimisión del gerente, PP y Cs se aferran al comunicado de la Junta

Respecto de la posición de las fuerzas políticas en este asunto, el coordinador provincial de Izquierda Unida en Huelva destacó ayer que “los protocolos dictan que ahora toca la vacunación en residencias y sanitarios que están en primera línea, y colectivos como trabajadoras de ayuda a domicilio que siguen esperando su vacuna. El director gerente debe explicar porque se considera a sí mismo trabajador en primera línea, porque si no lo es y se ha vacunado por encima de otros colectivos o personas preferentes, debe dimitir”.

Desde el PSOE, la alteración del protocolo de vacunación en el Hospital de Riotinto para favorecer a integrantes del equipo directivo es una irregularidad de «extrema gravedad». De ahí que se haya tratado al máximo nivel y la condena haya venido directamente de la dirección regional del partido. El portavoz adjunto del Grupo Socialista en el Parlamento andaluz, Rodrigo Sánchez Haro, exigió el pasado lunes la «dimisión inmediata» del gerente Rafael Perea. Sánchez Haro añadió que se trata de un cese que «debe pedir hoy mismo» [por el lunes] el presidente de la Junta, Juanma Moreno, «por haberse vacunado saltando el protocolo de vacunación».

Confuso tweet del Área de Gestión Sanitaria publicado el 30 de enero sostiene que «el 100 % de sus profesionales han recibido ya la vacuna». En realidad, la mayoría sólo había recibido ese día sólo «media vacuna» (la primera dosis); hay personal de «primera línea» del Hospital de Riotinto que aún no han recibido la otra media (segunda dosis). Clic en la imagen para acceder a Twitter

El portavoz socialista añadió que es “inmoral” que se estén vacunando los altos cargos del SAS y otros puestos administrativos que se están saltando el protocolo con el silencio cómplice del presidente de la Junta. El Grupo Socialista ha pedido en el Parlamento “que el gobierno andaluz informe, de manera urgente, sobre las personas a las que se ha vacunado en Andalucía, porque cada día conocemos por un medio de comunicación algún alto cargo del SAS, que nada tiene que ver con la asistencia a enfermos de Covid, que se ha vacunado saltándose el protocolo y quitando la vacuna a sanitarios en primera línea de Covid o a personas mayores de 80 años, que siguen sin vacunarse en Andalucía”.

Mientras, al otro lado del arco parlamentario, los dos partidos que conforman el gobierno andaluz miran para otro lado y eluden entrar en la polémica. Desde la sede del PP se guarda un prudente silencio y se remite al comunicado de la Junta de Andalucía. El texto, como informaba el martes  está revista, está elaborado con información falsa, en tanto que asegura que el 100 % de la plantilla del hospital ya ha sido inmunizada, cuando, en realidad, aún hay personas, entre ellas trabajadoras de primera línea, que aún no ha finalizado el proceso de vacunación.

El comunicado con datos falseados difundido por la Junta también sirvió ayer a la senadora por designación autonómica de Ciudadanos María Ponce para eludir posicionarse sobre este caso. “La Junta de Andalucía ya ha explicado que entra dentro del protocolo”, sostuvo ayer la también concejala naranja en el Ayuntamiento de Aljaraque sobre las vacunación de Perea y su equipo directivo. Ponce añade que «Ciudadanos ha presentado iniciativas parlamentarias para que todos los partidos políticos se “comprometan a cesar a los dirigentes que se salten el protocolo de vacunación y accedan antes de tiempo a la dosis”. Según la senadora, este no sería el caso del gerente del Hospital de Riotinto.

Perea admite que recibió la primera dosis el 5 de enero

El gerente del Hospital de Riotinto, Rafael Perea, militante y ex concejal del PP en el Ayuntamiento de la localidad, asegura estar siendo víctima de «una cacería por motivos políticos», que achaca al PSOE, desde que se supo que ha sido vacunado saltándose el protocolo establecido en la Estrategia Nacional de Vacunación. Perea sostiene que los ataques responden a que está demostrando a los socialistas «que se puede gestionar de otra forma, tratar bien a los profesionales y dar un trato humano a los pacientes».

«No me han vacunado por ser ex concejal del PP», según escribía un Perea notablemente afectado por la polémica en un post publicado en la red social Facebook, «sino por ser sanitario como al resto de mis compañeros». El gerente mantiene que se ha seguido «el plan de vacunación previsto», y explica, sin aclara si había sido citado previamente o no, que el día que comenzó su inmunización, y tras ser vacunados los profesionales de primera línea citados, «no había nadie disponible por diversos motivos», por lo se procedió a vacunar al grupo siguiente, «en el que me encontraba». «Aun así», precisa el gerente «no fui de los primeros y me llamaron al finalizar la jornada del día de Reyes, donde había algunas vacunas que había que utilizar».

El gerente no ha explicado cuáles son los «diversos motivos» que hicieron que no hubiera más personas de los grupos prioritarios para recibir la vacuna ese día. Tampoco qué circunstancias impedían a un centro sanitario de las características del Hospital de Riotinto conservar las vacunas que, según Perea, «había que utilizar», en espera de que profesionales de «primera línea» del propio hospital cubrieran las ausencias de ese día. Fuentes médicas estiman que las dosis de la vacuna deben ser administradas hasta seis después de haber sido descongelado el correspondiente vial.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.