Iniciativa en favor del #periodigno

/ Periodistas en Español /

Varias asociaciones catalanas de periodistas han elaborado un listado de quince medidas que eviten la precariedad en el ejercicio del periodismo y permitan recuperar la confianza y credibilidad en los medios de comunicación, que promocionan en las redes sociales con el hashtag #periodigno, informa Francesc Ràfols.

Esta asamblea –celebrada en la sede de la Confederació d’Associacions Veïnals de Catalunya (CONFAVC) el 11 de noviembre de 2017– estuvo organizada conjuntamente por varias organizaciones de periodistas: l’Associació de Dones Periodistes de Catalunya (ADPC), el Grup de Periodistes Ramon Barnils (GPRB), el Sindicat de Periodistes de Catalunya / Sindicat de Professionals de la Comunicació (SPC), Solidaritat i Comunicació (SiCom) y Som Atents.

El objetivo del encuentro era elaborar un decálogo que incluyera las transformaciones necesarias para que el periodismo se pueda ejercer con unas condiciones laborales dignas y para que recupere la confianza de la ciudadanía, teniendo en cuenta que las últimas encuestas sitúan a los medios de comunicación y a los periodistas como uno de los sectores que genera menos confianza y credibilidad.

Las entidades se proponen ahora recabar adhesiones en las redacciones y en la sociedad civil, para presentarlo a los legisladores o a las instancias que tienen que promover las transformaciones que se reclaman con el máximo apoyo profesional y ciudadano.

Francesc Ràfols sostiene en su blog personal que “hace demasiado tiempo que los legisladores –a pesar de las veces que se lo hemos pedido– hacen muy poca cosa para no decir nada en defensa de un derecho esencial para la ciudadanía como el derecho a la información. Algunas cosas que en las últimas semanas han pasado en materia de información en Catalunya y en España no habrían pasado con una regulación como la que hay en muchos países de nuestro entorno y también de algo más lejos”.

15 acciones por un periodismo digno

  1. Fijar un nuevo marco de condiciones de trabajo con dignidad a las empresas de comunicación. Por ello es necesaria la aprobación de una Ley de Derechos Laborales de los y las periodistas que evite las subcontrataciones como forma de degradar puestos de trabajo y que incluya los / las colaboradores / as y freelances así como la incorporación de las tarifas de este colectivo a los convenios laborales y su publicación en las páginas web de los medios. Además, hay que implementar una regulación específica para frenar los abusos que hacen las empresas de los estudiantes en prácticas como mano de obra gratuita o muy barata. Impulsar convenios de sector allí donde no los hay, lo que provoca que haya empresas en las que su personal no dispone del cobijo de un convenio colectivo.
  2. Regulación del Derecho a la Información de la Ciudadanía , entendido como un derecho humano esencial en una sociedad democrática a partir del desarrollo legislativo del artículo 20 de la Constitución Española y del artículo 52 del Estatuto de Cataluña . Esta regulación debería prever la creación de un consejo regulador independiente del gobierno de turno y sin cuotas partidistas y / o políticas entre sus miembros. Para definir este ente regulador, en el proceso de elaboración de la ley, hay que estudiar el modelo de este organismo -o persona honorable- independiente, que debería ser aprobado y elegido por el Parlamento. Hay que abrir un proceso de debate (comisión, congreso …) entre las entidades y organismos ya existentes (sociales, sindicatos, otros consejos reguladores …), que tengan como referencia los modelos que ya existen en otros países con el fin de definir la mejor propuesta. También debería regular el acceso a las informaciones de relevancia pública.
  3. La norma reguladora también debería hacer obligatorio por ley que los medios se doten de Estatutos de Redacción y Comités Profesionales con medidas que faciliten la labor de sus miembros. El código deontológico debe ser vinculante y debe prever la aplicación de las Recomendaciones sobre el tratamiento informativo en ámbitos muy diversos, como la violencia machista, la información sobre jóvenes, suicidios, enfermedad mental o sobre otras cuestiones.
  4. La ley debería prever igualmente los mecanismos para que los organizadores de actos en la vía pública y las fuerzas de seguridad garanticen que los informadores que cubren estos actos pueden trabajar libremente sin ser acosados ni agredidos por terceras personas que pongan en peligro su integridad personal .
  5. El Organismo Regulador creado a raíz de la Ley del Derecho a la Información de la Ciudadanía tendrá como una de las funciones la elaboración de un informe anual con el perfil de ingresos de los medios de comunicación, consistente en un listado de sus ingresos que no correspondan estrictamente a la venta y suscripción individual, o inversiones del grupo editorial al que pertenecen, como pueden ser las suscripciones institucionales, la publicidad (principales anunciantes, especialmente la institucional), las subvenciones públicas así como acuerdos con empresas y entidades públicas en materia de patrocinios y de contenidos patrocinados para que los usuarios de los diferentes medios de comunicación dispongan de información relevante a la hora de valorar el tratamiento que dan a sus proveedores de ingresos. Los medios de comunicación deberían poner en conocimiento del ente regulador los contenidos que no estén producidos de manera independiente, sino vinculados con transacciones económicas de algún tipo (publirreportajes, branded content, acuerdos con empresas, viajes pagados, etc.). La infracción debería ser sancionable.
  6. Reequilibrar la agenda informativa y dar más peso a la información de carácter social, para abrir la mirada a mujeres y hombres de otros ámbitos, más allá del mundo político y declarativo, que actualmente acapara el espacio informativo. Reivindicamos la representación equilibrada de mujeres y hombres en las informaciones de los medios, haciendo uso del Buscador de Expertas u otras herramientas que faciliten el acceso a fuentes diversas de mujeres, pero también de colectivos infrarrepresentados. Evitar enfoques paternalistas y condescendientes. Hacer vigilancia continuada en el tratamiento informativo de la violencia machista, los estereotipos sexistas, de la aplicación de Recomendaciones y Códigos Deontológicos, así como la promoción activa del uso del lenguaje no sexista. Que “compañeros” no sea una excusa para no hacer ninguna otra acción correctora.
  7. Facilitar la promoción efectiva de las mujeres en puestos de toma de decisiones de empresas comunicativas, organizaciones e instituciones. Esto significa promover planes de igualdad en las empresas y velar por su cumplimiento, la discriminación positiva, formación, romper el estereotipo según el cual la conciliación es una cuestión de mujeres, adaptar los ritmos productivos a las personas y no a la inversa .
  8. Promover y facilitar la creación de empresas de comunicación sin ánimo de lucrocon medidas que impulsen su crecimiento y desarrollo.
  9. Los poderes públicos deben promover un marco de actividad a las empresas de comunicación en todos sus aspectos que les permita desarrollar su labor con el pleno respeto a los derechos laborales y profesionales de sus trabajadores y trabajadoras.
  10. Promover el reciclaje profesional para enriquecer el periodismo para hacerlo más plural y diverso , en aspectos como la incorporación de género, la adaptación a las nuevas tecnologías, el dominio del lenguaje, etc. evitando también la marcha anticipada de profesionales sénior expertos, vitales para el aprendizaje de las nuevas generaciones de periodistas. Incorporar no sólo en la formación inicial en periodismo en las universidades, sino también a lo largo del ejercicio profesional, formación en perspectiva de género y en el tratamiento de colectivos vulnerables para informar con verdadero rigor y ajuste a la realidad.
  11. Culminar la reforma democrática de los medios de la CCMA, de RTVE y de la Agencia Catalana de Noticias (ACN), devolviendo al consenso ya la necesidad de una mayoría cualificada en el nombramiento de sus directivos, y que despartidizar sus organismos de gestión, incorporando representantes de la ciudadanía.
  12. Eliminar todo tipo de bloques de información política en períodos electorales establecidos bajo algún criterio que no sea el estrictamente profesional. Eliminar también las cuotas partidistas en tertulias y espacios similares a las radios y televisiones.
  13. Establecer como materia en las escuelas e institutos del educación en comunicacióny promover acciones desde las administraciones públicas y los colectivos profesionales para aproximar la ciudadanía al periodismo crítico y de calidad y para aprender a identificar los contenidos que corren por las redes sociales como veraces o como falsos.
  14. Exigir el respeto de los Derechos de Autoría de los y las periodistas en los contratos laborales con las empresas de comunicación y reclamar a las entidades de gestión las cuotas del canon que corresponden a la profesión.
  15. Promover que los altos cargos en comunicación de las instituciones públicas sean escogidos por razones profesionales y no de afinidad política con el fin de aislarlos de las presiones y garantizar su independencia.
    Reconocimiento y protección de los alertadores y los denunciantes de acciones irregulares hechas por todo tipo de poderes, estableciendo medidas para preservar las fuentes informativas de los y las periodistas. Estos mecanismos deberán contemplar también al amparo de quien contribuye a sacar a la luz esta información y el reconocimiento de la mutua colaboración.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1638 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.