Imputado por amenazas, coacción y daños a la propiedad el cabecilla del asalto y derribo de chabolas en unos de los asentamientos de Lepe

Un juzgado de Ayamonte instruye diligencias tras la denuncia presentada por los afectados y la investigación desarrollada por el EDATI de la Guardia Civil.

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de Ayamonte (Huelva) ha abierto diligencias por presuntos delitos de amenazas, coacción  y daños a la propiedad, en las que figura como investigado Carlos Oria, responsable del Grupo COA, empresa multiservicios de Lepe con intereses económicos en el desarrollo de la segunda fase del Parque Empresarial Lepe Sur, y cabecilla del grupo que la noche del pasado 3 de marzo asaltó y derribó con violencia varias chabolas en lo que queda del asentamiento anejo al cementerio de Lepe.

Ese mismo día, varias horas antes del asalto, Oria había sido identificado y denunciado ante la Guardia Civil como el “jefe” del grupo que cada noche y durante 15 días, intimidaban a los chabolista,  trabajadores agrícolas sin acceso a una vivienda digna en su mayoría, les proferían amenazas y les impedían el sueño, despertándoles con la música desde un coche a todo volumen o golpeando las chabolas al grito de «la vamos a tirar contigo dentro como no te vayas». El mismo día que fueron denunciados, y según testigos presenciales que refirieron una escena de extrema violencia, Oria dirigió el asalto al asentamiento, en el que los hombres bajo su mando derribaron con machotas varias viviendas.

El propio Oria, en conversación telefónica mantenida con La Mar de Onuba la mañana del mismo 3 de marzo, admitió la presencia de sus hombres cada coche en el asentamiento para, según su versión,  “informar” a los chabolistas de que «la propiedad» pretendía que se abandonaran sus viviendas antes del 8 domingo de marzo, ya que necesitaba despejar el terreno para comenzar una obra. Asimismo, el empresario lepero admitió a esta revista su intención de comenzar el derribo de las chabolas ese domingo, aunque negó haber proferido amenazas o coacciones. Oria argumentaba que las chabolas se asientan sobre una propiedad privada y rechazaba precisar una orden judicial para proceder al desalojo.

Las presuntas amenazas, coacciones y privación del sueño fueron denunciadas por los chabolistas ante la Guardia Civil a instancias de la Asociación de Usuarios de la Administración de Justicia (Ausaj), cuyos abogados, que llevarán la acusación en nombre los afectados, habían visitado el asentamiento el 2 de marzo y conocido la situación que estaban viviendo. El 3 de marzo por la noche, Oria y sus hombres asaltaron el asentamiento y derribaron las chabolas violentamente.

INVESTIGACIÓN Y DILIGENCIAS JUDICIALES

Los hechos han sido investigados por el Equipo de Atención al Inmigrante (EDATI) de la Guardia Civil, que desde el día posterior al asalto intensificó la vigilancia en los entornos del asentamiento y facilitó a los habitantes del asentamiento la interposición de denuncias. Las visitas nocturnas de Oria y sus hombres cesaron y, los chabolistas colgaron un cartel a la vista delos viandantes un cartel agradeciendo la intervención de la Benemérita.

Según ha podido confirmar esta revista, los agentes prosiguen con la investigación que continúa abierta, al objeto de identificar al resto delos asaltantes al asentamiento; De momento,  el Juzgado de Ayamonte ha imputado a Carlos Oria por la presunta comisión de delitos de amenazas, coacción.


Acerca de La Mar de Onuba 3519 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.