Giahsa: Domínguez Limón (PSOE) y Toscano (PP) acordaron un pago “en metálico” al Ayuntamiento de Aljaraque de 440.000 euros, 176 veces el máximo permitido por la Ley

Manuel Domínguez Limón (izquierda), Director Ejecutivo de la empresa pública Giahsa, y David Toscano (derecha), Alcalde de Aljaraque (2011-2015 y actualidad).

La Legislación Española prohíbe taxativamente pagos en metálico o efectivo superiores a 2.500 euros.

Según el Estado de Cuentas al que ha tenido acceso La Mar de Onuba, el pago “en efectivo” se realizó el 30 de diciembre de 2014 y fue de 356.760.43 € tras una «liquidación provisional» anterior al 30 de noviembre de 84.080,79 €.

La empresa pública de gestión del agua aduce un “error de redacción” y sostiene que el pago se realizó mediante transferencia el mismo día que se firmó el estado de cuentas. Por su parte, el actual equipo de gobierno de Toscano también asegura que se trata de una «redacción desafortunada» y fecha el pago mediante transferencia el 19 de enero de 2015, 20 días después de lo asegurado por Giahsa.

Giahsa: «Desmentimos por completo que se realizara pago en metálico alguno. De afirmarse tal cosa en una publicación, esta empresa se reserva el ejercicio de las acciones que procedan en derecho para la defensa de sus legítimos intereses».
por Perico Echevarría

 

Huelva, 27 de septiembre de 2020. El alcalde de Aljaraque David Toscano (PP) y el director ejecutivo de la empresa pública de aguas de Huelva Giahsa (y por aquel entonces también alcalde de San Bartolomé de la Torre), Manuel Domínguez Limón (PSOE), acordaron en julio de 2013 un pago en metálico de Giahsa al Ayuntamiento de 440.841,22 €. La cantidad se corresponde con el 12 % del «anticipo con cargo a la amortización parcial del canon demanial», pendiente de abono tras haber solicitado el consistorio aljaraqueño el cobro por adelantado del canon de los siguientes 15 años (4.211.463,53 €), y supera en 176 veces los pagos en efectivo permitidos por la ley, fijados en un máximo de 2.550 euros.

Legislación sobre pagos en efectivo

La Ley 7/2012, de 29 de octubre establece que no podrán pagarse en efectivo operaciones con un importe igual o superior a 2.500 euros. Se entiende por «efectivo» los medios de pago definidos en la Ley 10/2010, de 28 de abril, que son «el papel moneda y la moneda metálica, los cheques bancarios al portador o cualquier otro medio físico, incluidos los electrónicos, concebido para ser utilizado como medio de pago al portador».

Los pagos en efectivo superiores a 2.500 € suponen infracciones administrativas de calificación «grave» que conllevan multas del 25 % de la cuantía pagada en efectivo. Las infracciones prescriben a los cinco años de haberse cometido.

Así consta en una carta que Domínguez Limón remitió el 11 de junio de 2014 al alcalde popular (que por aquel entonces también ostentaba la vicepresidencia de la mancomunidad de municipios MAS, de la que Giahsa es «sociedad instrumental» para la gestión comercial del agua), en la que informaba que el importe de ese 12 % (505.375,62 €) se abonaría «en metálico» previo descuento de 65.534,40 € correspondientes al «saldo vivo de la deuda que el Ayuntamiento mantiene con Giahsa en concepto de bonificaciones a las Ordenanzas 2013/2014, que quedará completamente saldada«. 

«Estado de cuentas» conformado por David Toscano y Manuel Domínguez Limón el 30 de diciembre de 2014 (hacer clic en la imagen para ampliar)

El pago de los 440.841.22 € «en metálico» se fraccionó finalmente en -al menos- dos partes. Una de 84.080.79 que se liquidaron antes del 30 de noviembre de 2014, y una entrega de 356.760,43 € «en efectivo», el 30 de diciembre del mismo año. Así quedó reflejado en el Estado de Cuentas al que ha tenido acceso La Mar de Onuba (ver imagen), cuya conformidad firmaron ese mismo día David Toscano, como Alcalde de Aljaraque, y Manuel Domínguez Limón, como director ejecutivo de Giahsa, 

El resto de cantidades, hasta alcanzar los 4.211.463,53 euros de la capitalización por adelantado de 15 años de canon demanial, fueron abonadas mediante cinco transferencias bancarias  realizadas entre el 12 de mayo de 2011 y el 17 de octubre de 2012,  por un valor total de 2.600.000 euros, y una última transferencia de 725.533,31 € realizada el 18 de noviembre de 2013. 

[Queda una diferencia de 380.554,60 € que se consideró «pago por compensación» de operaciones tributarias entre el Ayuntamiento de Aljaraque y Giahsa (156.035,60 €), y de los costes derivados de la propia operación de capitalización del canon demanial, que supusieron para el consistorio aljaraqueño un gasto de 224.519,00 € (un 5% del dinero recibido)].

Los movimientos citados constan en un informe interno remitido por Manuel J. García, Subdirector del Área Económica de Giahsa, al Interventor del Ayuntamiento de Aljaraque el 15 de Julio de 2013, en el que se desglosan los pagos efectuados mediante «transferencia» y «compensación» con cargo al 88 % de adelanto del canon demanial, por un valor de 3.706.087,91 €.

Un error administrativo

Preguntados por La Mar de Onuba el Ayuntamiento de Aljaraque y la empresa pública Giahsa, al respecto de la existencia sobre el papel de tan desorbitado -e ilegal- pago en efectivo (hasta 176 veces superior a lo permitido por la Legislación vigente), ambas entidades han echado balones fuera y negado  -«categóricamente»- que se hayan producido pagos «en metálico» o «en efectivo» con cargo al adelanto del canon demanial, incumpliendo la Ley.

Respuesta de Giahsa a la redacción de La mar de Onuba el pasado viernes, 25 de septiembre (hacer clic en la imagen para ampliar)

Por parte del Equipo de Gobierno del Ayuntamiento, un portavoz autorizado reconoce que en el Estado de Cuentas firmado por Toscano y Domínguez Limón se detalla el pago «en efectivo» por valor de 356.760,43 el 30 de diciembre de 2014, pero refiere «errores administrativos» en la redacción del documento, tanto en la forma de pago como en las fechas. Según el citado portavoz, el abono de esa cantidad se hizo mediante transferencia «al BBVA» el 19 de enero de 2015, veinte días después de la firma del documento, sin que haya una explicación de por qué se hizo constar como pago en efectivo recibido el 30 de diciembre. El Ayuntamiento ha declinado («no procede») aportar documentos que acrediten esta versión. 

Mucho más rotunda es la respuesta ofrecida desde Giahsa. En un e-mail dirigido a este revista el pasado viernes, 25 de septiembre, la empresa pública «confirma«, sin aportar documentación alguna al respecto,  que «el pago se hizo efectivo en la fecha indicada [30 de diciembre de 2014] en una transferencia bancaria de Giahsa al Ayuntamiento de Aljaraque. Desmentimos por completo que se realizara pago en metálico alguno. De afirmarse tal cosa en una publicación, se estaría acusando de una práctica delictiva tanto al pagador, Giahsa, como al cobrador, el Ayuntamiento de Aljaraque, por lo que, esta empresa al menos se reserva el ejercicio de las acciones que procedan en derecho para la defensa de sus legítimos intereses» (sic). Giahsa también ha declinado aportar documentos que sostengan la veracidad de su argumentación.

«Alguien tiene que dar explicaciones»

Intervención del vecino Francisco Rodríguez en el Pleno del Ayuntamiento del Aljaraque de 13 de noviembre de 2019

La opacidad e incongruencias detectadas en la contabilidad de la empresa pública Giahsa respecto de las liquidaciones por el adelanto del denominado canon demanial salieron a colación en el Pleno del propio Ayuntamiento de Aljaraque del pasado 13 de diciembre de 2019. Ese día, como puede verse en el vídeo de la derecha que reproduce hoy La Mar de Onuba, intervino en el turno de palabras Francisco Rodríguez, vecino de Aljaraque y colaborador de la Plataforma de Afectados de Giahsa y MAS (PAGMAS), quien pidió explicaciones al Alcalde David Toscano por los documentos oficiales del Ayuntamiento que reflejan pagos en metálico de hasta 440.000 euros. La intervención de Rodríguez pasó «desapercibida» y sin que en ningún momento Toscano, que presidía el Pleno, cuestionara la veracidad de los datos aportados por Rodríguez ni le recriminara estar «acusando de una práctica delictiva» al pagador, Giahsa, o al cobrador, el propio Ayuntamiento de Aljaraque«. Tampoco se le advirtió, como a esta revista, de acciones judiciales por hacer público el pago en efectivo reflejado en la propia documentación oficial del Consistorio. La intervención de Rodríguez, tampoco fue recogida en el Acta del Pleno, al que también ha tenido acceso La Mar de Onuba.

“Nadie nos ha dado una explicación de por qué hay documentos que reflejan pagos en efectivo de más de 350 o 440 mil euros en metálico. Si se quiere decir que es una transferencia, que es una compensación o que es por servicios prestados… ¿por qué se dice en metálico y por qué se dice en efectivo? Pues, evidentemente, porque así será. Alguien lo tiene que explicar», ha manifestado este sábado el colaborador de PAGMAS a esta revista. «Se nos hace difícil entender que se vaya con casi medio millón de euros al Ayuntamiento no sé a qué departamento. ¿Quién va? ¿Alguna empresa de seguridad? ¿Va alguien con un maletín y saca el dinero encima de un despacho y estaban ahí los billetes?», añade Francisco Rodríguez.

“Esto es un tema importante y yo creo que alguien lo tiene que explicar, porque en documentos oficiales del Ayuntamiento se dice que hay una cantidad cercana al medio millón de euros pagada en efectivo. Si no es metálico, que no lo hubieran expresado así, pero es lo que está escrito y alguien lo tiene que explicar», finaliza Rodríguez.

El canon demanial: lluvia de millones a los ayuntamientos a intereses desorbitados

La empresa pública Giahsa, la «sociedad instrumental» para la gestión del agua y la recogida de residuos de la Mancomunidad de Municipios MAS (formada por 68 ayuntamientos de la provincia de Huelva), solicitó en el año 2013 un crédito de 85 millones de euros a las empresas TCA Investment SARL, TCA Opportunity Investments SARL y Talos Capital Limited. La operación, cerrada a un interés Anual del 11,85 %, se realizó expresamente para inyectar grandes sumas de dinero en efectivo a los ayuntamientos a través de la «capitalización» del canon anual de sus “concesiones demaniales”.

Gracias este crédito, 63 de los ayuntamientos mancomunados en la MAS recibieron en 2014, a un año de las elecciones municipales, hasta 89 millones de euros en concepto de “adelanto del canon demanial”. Una operación que permitió a los alcaldes, elegidos en las urnas para mandatos de cuatro años, disponer de una gran liquidez con cargo al canon de los 15 años venideros. Las cantidades recibidas por los ayuntamientos oscilaron entre los 303.292,00 € de Cumbres de Enmedio, a los 9.683.242 € que metió en caja el de Isla Cristina.

El canon demanial es una suerte de alquiler de las redes de abastecimientos, propiedad en cada pueblo de los ayuntamientos que conforman la mancomunidad de municipios onubenses MAS, abonado por la empresa pública Giahsa. La capitalización o cobro por adelantado del canon es una práctica común en empresas de aguas y residuos que han sido parcialmente privatizadas. A cambio de obtener la gestión, grandes empresas como Agbar, Ferrovial o ACS, han inyectado ingentes cantidades de dinero en efectivo en las arcas de los ayuntamientos cuya agua y/o recogidas de basura pasaban a gestionar.

Para evitar que los ayuntamientos de la MAS también cayeran en la tentación de aceptar ofertas similares desde el ámbito privado, y mantener la titularidad pública de Giahsa, el Consejo de Administración de la MAS aprobó en 2013 pedir los préstamos por valor de 85 millones de euros a TCA Investment SARL, TCA Opportunity Investments SARL y Talos Capital Limited.

Según reconocía en mayo del pasado año a esta revista un portavoz autorizado de la empresa pública Giahsa, el motivo de haber pedido el dinero a tan elevados intereses a fondos de inversión con sede en paraísos fiscales (Islas Caimán) y considerados fondos buitres, es que «en 2013 ninguna entidad financiera clásica estaba dispuesta a prestar tal cantidad de dinero a Giahsa».

Aquel año, el tipo de interés fijado por el Banco de España estaba en el 4 % anual. Los fondos buitres prestaron su dinero al 11,85 %. Varios años después, Giahsa sí logró, a un interés mucho más bajo, un nuevo crédito para liquidar el anterior y obtener una nueva inyección de liquidez. El préstamo en esta ocasión fue de 115 millones de euros recibidos de entidades como Caixabank, Sabadell o Banco de Santander. Se rompió el vínculo que ataba a la empresa pública a los fondos buitres, pero se mantuvieron las estrictas condiciones de gestión impuestas por TCA Investment SARL, TCA Opportunity Investments SARL y Talos Capital Limited.

Extracto de los acuerdos de la mancomunidad de municipios (MAS) referente a las subidas de tarifas de Giahsa para el periodo 2013-2020 y años sucesivos (clic en la imagen para ampliar)

Estas condiciones incluían, además del desorbitado interés del 11,85 % anual (que supuso el pago de más de 34 millones de euros durante los tres primeros años de vigencia del contrato), una serie de cláusulas que condicionan la política de gastos e ingresos de la empresa pública para varias décadas, y hasta fijan subidas anuales obligatorias del recibo mensual a los usuarios hasta la amortización de los créditos.

En concreto, y para los primeros 8 años, la Mancomunidad de municipios MAS, acordó subidas del 7,5 % en 2013 (año en el que se recibieron los 85 millones), de entre el 6 % y el 7,5 %, según consumo, para 2014, el 2,9 % para 2015; 5 % en 2016; 3,5 % en 2017 y 2018; y 2 % (o valor equivalente a la tasa anual de inflación si esta resultara ser superior a ese porcentaje) para 2019 y 2020. Para los años sucesivos, y «en la consideración de que tales incrementos, resultan imprescindibles para cubrir los coste estimados de los servicios para dicho periodo, incluyendo en particular, las obligaciones financieras suscritas por Giahsa previamente autorizadas por la MAS, las tasas se ajustarán, como mínimo, mediante la aplicación del IPC interanual«.

El recibo mensual que pagan los usuarios de Giahsa es actualmente el más caro de todas las empresas que gestionan el agua en Andalucía, tanto públicas como privadas. Giahsa mantiene a día de hoy una deuda con las entidades financieras superior a los 100 millones de euros.



Buzón de Burofax de La Mar de Onuba, 27 de septiembre 2020: Giahsa


 

«Giahsa es el PSOE», los sindicalistas destapan la cara oculta de la empresa pública de aguas de Huelva

[/su_pullquote]

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.