Gabriel Cruz: “Quiero dejar una ciudad sin la fractura social que soporta Huelva”

El Alcalde Gabriel Cruz con el director de La Mar de Onuba, Perico Echevarría
por Perico Echevarría, director de La Mar de Onuba

El Alcalde de Huelva no para, y cuadrar su agenda es un permanente encaje de bolillos. Fue inmediatamente después de coincidir con Gabriel Cruz (Minas de Riotinto, 1964) en un acto cultural de los muchos a los que asiste y explicarle qué es y que pretende ser La Mar de Onuba, que su Gabinete de Prensa nos llamó para cerrar la entrevista. Se lo agradecemos. Como debemos agradecerle, nosotros como medio de comunicación, y los onubenses en general, su predisposición a escuchar y su encajar las críticas con espíritu constructivo y pedir a los ciudadanos que se quejen y critiquen. Que aporten ideas y propongan soluciones, pero sobre todo que no se callen, que digan lo que tienen que decir, por duro que pueda ser.

El Alcalde responde a la spreguntas de Perico Echevarría, director de La Mar de Onuba

En ese sentido, Gabriel Cruz muestra su mayor entusiasmo cuando habla del Concejal número 28, la propuesta de abrir el Pleno del Ayuntamiento a las quejas, ideas y propuestas de los ciudadanos. “Porque, a ver”, dice, “si no hay cuestiones que se debatan en el Pleno relativas a la participación directa de los ciudadanos, que sea porque los ciudadanos consideran que no tiene que serlo. No porque no disponga del cauce o la herramienta para proponerlo. Así que me ilusiona muchísimo. Era un compromiso que iba mucha más allá de un guiño a una ciudadanía absolutamente desencantada e incrédula con las instituciones y sus representantes”. ¿Será novedoso? ¿Sorprenderán los ciudadanos con sus iniciativas? Cruz afirma rotundo que sí. “Sin duda. Depende también de la iniciativa y de la inquietud del ciudadano. Muchas veces este no se siente representado, no ya solo por sus políticos o sus representantes institucionales, sino que no se siente representado por nadie. Por ningún tipo de colectivo o grupo al que pueda pertenecer. Y eso yo creo que va ser un acicate y un aliciente para todo el mundo, para los políticos y también para los colectivos, que vamos a entender que tenemos que mejorar en esa asunción del papel de representación y abrir ese espacio. Entender que los asuntos a tratar en el Pleno son este, ese y aquel, pero igual viene un ciudadano y nos dice muy bien, todo eso está fantástico, pero es que yo además quiero que se hable de esto. Y te abre la posibilidad de plantearlo, debatirlo y aportar soluciones. Es muy interesante. Muy bonito. Tenemos que abrir ese espacio participativo sin eludir la responsabilidad. Yo entiendo que una vez que te encargan el gobierno es para gobernar. No podemos dejarlo luego en manos de nadie. Pero no podemos hacerlo, no ya de espaldas, sino sordos a peticiones, a demandas, a otros puntos de vista…”

Gabriel Cruz recibió a La Mar de Onuba cuando se cumplían 235 días de su toma de posesión. “¿Ya? El tiempo pasa rápido”. Siete meses y tres semanas. ¿Qué ha cambiado en el Ayuntamiento en ese tiempo? ¿De qué se siente más orgulloso? Considera que el cambio es palpable”, asegura. “Profundo en el modo de hacer política. En el concepto de una administración  transparente y abierta al ciudadano. El sentirnos sus representantes y que tienen todo el derecho a saber qué se hace y cuáles son las condiciones en las que trabaja. En eso me siento muy muy –recalca- satisfecho. También del alto grado de entendimiento  que tenemos en algunos temas esenciales para Huelva. Se está bien en los plenos, en los planes que se aprueban, con la constitución de órganos para mejorar la calidad democrática, la forma de hacer política. Hablamos de participación, de transparencia… Estamos ultimando la ordenanza de transparencia, que va ser de las primeras que se aprueben y va a ir más allá de la legislación que marca unos mínimos. Trabajamos en el Reglamento de Participación; estamos abordando los temas de calado de interés para ciudad desde la óptica del interés común y del consenso. Y de eso uno también se siente muy orgulloso”.

Saca pecho del modelo de gestión. Asegura que cambiar las formas provoca ya un ahorro y una mejora en una situación “muy muy” difícil. Aunque no le gusta hablar de herencias no olvida que heredó un Ayuntamiento rescatado y aún intervenido, con una enorme deuda de casi 400 millones. “Pero bueno”, es optimista, “se están consiguiendo márgenes importantes en la gestión que repuntan en importantes ahorros y demuestran que se puede gobernar con menos tenencias de alcaldía, sin escoltas innecesarias, racionalizando los medios materiales… Con la gestión se puede ahorrar dinero”. Y pone cifra al ahorro en sus primeros meses de mandato: tres millones en intereses bancarios.

¿Siente que los onubenses comparten esta visión de cambio, o tal vez es pronto aún?

Yo siento mucho cariño en la calle, de los ciudadanos., Y sí siento que los onubenses están percibiendo esa cercanía y esa accesibilidad hacia el Ayuntamiento y hacia sus representantes, esa apuesta por la vida de la ciudad, por mejorar desde el punto de vista cultural, del conocimiento, de la presencia en la calles. Creo que se respira esa esperanza y ese optimismo. Y también gratificante cuando te trasladan deficiencias y preocupación, o necesidades y aspiraciones que tienen los ciudadanos”.

Antes de  ser Alcalde, Gabriel Cruz se quejaba de queHuelva capital ha estado demasiado tiempo aislada y ensimismada, ausente de liderazgo y capitalidad, de impulso, de ser la locomotora que precisa esta provincia”. Ahora cree que se está revirtiendo esa situación, o que, al menos, se ha iniciado el camino para conseguirlo. “Intentamos tener presencia relevante y de liderazgo en todas la facetas; culturales, reivindicativas, trabajo por las infraestructuras, la articulación propia de la provincia en todos aquellos órganos a los que pertenecíamos pero que habíamos abandonado, o a los que nos hemos incorporado. Nos relacionamos con el resto de la provincia desde el máximo respeto y la máxima colaboración, pero también desde el ejercicio de la capitalidad. Intentando que cada uno juegue y cumpla el papel que le corresponde. A nosotros nos corresponde ejercer la capitalidad y actuamos como tal. Eso sí, no somos más que nadie. Pero tampoco menos”.

Las preocupaciones comunes

Sobre otras preocupaciones, destaca el alto grado de sensibilización ciudadana con la defensa del Patrimonio Histórico onubense, sobre todo  tras el lamentable suceso del yacimiento de La Orden, de incalculable valor para la Historia y no solo de Huelva. “No es la primera que ocurre un episodio tan lamentable. Hay todo un rosario de ellos, algunos que han transcendido y otros que no. Es importante que tomemos conciencia y la valoración tiene mucho más que ver  con esto que una valoración contable. Hablamos de la historia de Huelva, del patrimonio arqueológico, de vestigios que nos acreditan como la ciudad más antigua de Occidente. Y tanto eso como el resto del patrimonio arqueológico tenemos que defenderlo. Por esa condición de ciudad más antigua somos testigos del paso de la Historia y de hechos muy relevantes, decisivos en la historia de la humanidad que han tenido como protagonistas o como emplazamiento a Huelva. Tenemos  que tomar conciencia de eso y entenderlo todos. Como un patrimonio de Huelva que hay que defender y ser implacable contra quien causa daño o expolio y contra quienes de formar absolutamente y frívola atacan lo que es de todos los onubenses. En esto, como Ayuntamiento, somos auténticos perjudicados”.

Hablando de señas de ide

 

ntidad, le preguntamos por la Cultura. Le trasladamos, aunque no hace falta porque rápidamente asegura coincidir con ese análisis, que hay muchas personas en esta ciudad, músicos, escritores, actores, artistas plásticos creadores, en definitiva, que los hay y con mucho talento, que opinan que la Cultura no ha sido una prioridad en las pasadas legislaturas, en las que parece que solo se potenciaba -y no es necesariamente una crítica- lo relacionado con el folclore y lo tradicional en detrimento de otras expresiones. Cuando uno se adentra en el mundo cultural de Huelva”, afirma, “se sorprende del caudal de ingenio y creatividad, de iniciativas, de diversidad, vanguardismo…  Tenemos propuestas e inquietudes culturales en todos los campos, sean plásticos, escénicos, musicales, literarios… Y eso hay que aprovecharlo. Yo siempre digo que una ciudad tiene que asentarse sobre sus raíces, sobre lo que somos, y que hay cuidar, mimar y potenciar las tradiciones por que nos definen como ciudadano de un pueblo. Pero no pueden ni deben nunca sin cercenar nuestras aspiraciones a desarrollarnos, a evolucionar, a crecer… Y además no es incompatible. En eso nosotros la línea de actuación del Ayuntamiento es estará abierto a todas las manifestaciones, culturales, apoyarlas y hacerlas nuestras para desarrollarlas y potenciarlas como ciudad cultural y ciudad de ocio., Pero sobre todo cultural. Y en toda la programación en los proyectos que hacemos desde el Ayuntamiento es incuestionable e innegociable la participación de los artistas onubenses. Creemos ciegamente es todo ese genio creativo que tenemos en Huelva y no solo va tener espacio sino que van a contar con el apoyo y el impulso de este Ayuntamiento”.

Hablemos, si le parece, de los retos inmediatos. A nivel urbanístico, están la Avda. Montenegro, el ensanche Sur, los planes de Isla Chica o la recuperación para la ciudad de algunos edificios emblemáticos, el Banco de España, la antigua comisaria, la antigua cárcel, o el entorno del antiguo Mercado del Carmen.

Estamos trabajando en todo eso. A nivel urbanístico tenemos agujeros importantes. Me preocupa muchísimo lo del Mercado del Carmen, porque es la imagen de la ciudad en el corazón de la ciudad, y la verdad es que no nos gusta que vengan visitantes a un lugar de paso obligado que debería de ser un orgullo para nosotros y vean eso. Por supuesto el antiguo estadio Colombino, el Ensanche Sur… tenemos muchos retos pendientes. Queremos abordar y vamos a abordar en este ciclo municipal la revisión del Plan General de Ordenación Urbanística que es necesaria. Pero bueno, tenemos cosas muy avanzadas. Porque todo aquello que depende del Ayuntamiento de Huelva de la tramitación urbanística de Isla Chica, del antiguo estadio, plaza Houston, para facilitar la cesión de suelo para el centro de salud, pues  ya está en manos de la Consejería, que es quien tiene que aprobarlo definitivamente. Inmediatamente que lo haga procederemos a la cesión y estamos hablando ya para que sea lo más rápido posible y se pueda encargar el proyecto y que sea una realidad  en el corto plazo.

De los edificios a recuperar, hace poco estuvo aquí la consejera de Cultura y ya habló de la programación para la rehabilitación del Banco de España para usos positivos, culturales. Estamos trabajando, ideando y programando la puesta en marcha de ese y otros espacios. Pero hay que dar muchas respuestas urbanísticas. Por ejemplo en Viaplana tenemos serios problemas con muchas unidades de ejecución por un modo de gestión que se ha encallado y que no tiene salida y que obliga a reconsiderarlo. Por lo tanto es importante definir y reconsiderar muchos aspectos físicos de la ciudad para hacerla más moderna, más dinámica, con mejor movilidad… de más calidad. Estamos trabajando también en la mejora y ampliación de la red de carriles bici. Hay cosas que se van a ver ya en el corto plazo.

Más retos. Por ejemplo, pronto se celebrarán en Huelva los Juegos Europeos Policías y Bomberos o volveremos a intentar que Huelva sea capital española de la Gastronomía.

Los Juegos de Policías y Bomberos son muy importantes, porque son europeos y se observan desde el resto del mundo. La capitalidad gastronómica, nosotros aspiramos a exponer nuestras fortalezas sin complejo ninguno. Tenemos muchas potencialidades para serlo. Hasta ahora nunca nos habíamos presentado para ser capital de nada. Y tenemos potencialidad y nos sentimos orgullosos y quiero que nos conozcan. ¿Que es muy difícil?  Pues claro. Es que es España se come muy bien y hay muy buena restauración.

Aquí se come mejor.

Por eso (ríe). No tenemos que tener una inactividad ni esa inacción y por eso vamos a mejorar en muchos aspectos. En esto tiene que ver mucho la cultura y la exposición de nuestros valores. 

Por otra parte, aspiramos a mejorar el Festival de Cine, y que se convierta de nuevo en un referente en el cine iberoamericano. En definitiva, tocar todos los aspectos de estancia, de presencia y de exposición de nuestras fortalezas y de nuestra cultura y desde luego vamos a estar presente en todo aquello que suponga la oportunidad de promoción, de conocimiento, de atracción de visitantes, de despegue turístico, y de crecimiento social y económico. Que es muy importante el económico, pero también el social.

Cambiamos de tercio otra vez. Sé que es usted un Alcalde con un puntito 2.0 notable, y que es muy participativo en las redes sociales. ¿Sigue el pulso de la ciudad a través de estas redes?

Sí, sí, sí. Siempre. Las redes sociales prestan un grandísimo servicio al día a día de las ciudades, las provincias, las comunidades… porque a través de ellas un ciudadano se expresa y te permite conocer, aunque expresiones que mejor que no se hagan, aunque son prácticamente algo residual, pero permiten conocer la percepción del ciudadano. Nos equivocaríamos si pensásemos que la visión de la ciudad o de los asuntos públicos es solo la que uno tiene. No. Es compartida. Antes uno se quejaba en privado o en el grupo de amigos sin mayor transcendencia. Hoy un ciudadano puede llegar a ti y decirte “oye Alcalde, mira Gabriel, pásate por aquí y mira cómo está esto”. O “no me gusta lo que has hecho”. Tenemos que entender que los ciudadanos tienen su opinión y pueden expresarla. El gusto y el disgusto, el contento y el descontento.  Para esto las redes son una herramienta muy útil porque te permite pulsar esas realidades. Y no hay que tomárselo como algo personal. A alguien no le gusta cómo se desarrolla un área o una acción concreta y sí le gustan cómo se hace en otras diez. Es decir, tenemos que aprovechar esa oportunidad que tenemos de conocer, expresando libremente para saber cómo opina el ciudadano, porque yo siempre lo digo, la ciudad es una cuestión de todos, no es de uno solo. Por la tanto, los puntos de vista nunca pueden ser unívocos. 

Alcalde, empezamos esta entrevista haciendo un repaso a los primeros siete meses de mandato. Me gustaría que me dijera si tiene una imagen de la Huelva que le gustaría dejar como legado cuando termine su mandato como Alcalde.

Ah. Me gustaría, en primer lugar una ciudad que no tuviera la fractura social que soportamos; en primer lugar por esa bolsa de exclusión y el severísimo problema del desempleo. Me gustaría También una ciudad mucho más amable. Los onubenses somos amables, pero no la ciudad desde el punto de vista de los espacios convivenciales, o de la movilidad. Una ciudad que sea referente desde el punto de vista cultural, que ofrezcamos esa imagen en la que se proyectasen otras ciudades de España, de Europa  y del mundo. No podrá serlo en todo pero sí en algunos aspectos puntuales. Una ciudad en la que toda la gente de Huelva   encontrase su espacio para desarrollar sus ideas, sus `proyectos, su creatividad. Eso me encantaría, como me encantaría una ciudad que fuese atractiva para sus visitantes. Nosotros no somos Roma o Florencia o París, pero tenemos otras fortalezas y en esa dimensión ser una ciudad que además sirviese como modelo y que diese realmente esa capitalidad somos. En definitiva, una ciudad moderna, vanguardista, con espacio para la interculturalidad y una ciudad, por supuesto, orgullosa de su tradiciones y de su patrimonio histórico y arqueológico. Que no tuviéramos ese complejo de nosotros somos… A mí lo que más me choca de nuestro carácter es que somos la ciudad más antigua de Occidente, cuna del Descubrimiento, cuna del fútbol… de muchas cosas con presencias concretas en la Historia y en aspecto muy sustanciales. Y, sin embargo, todo se queda en “somos”, pero luego cuesta mucho trabajo arrancar. Me gustaría pensar también en lo que vamos a ser, y eso es lo que me gustaría que viesen mis vecinos.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1249 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.