En memoria de José María Riba

Viejo y querido amigo, buen periodista y empecinado hombre de cine, fallecido en Francia.

por Julio Feo Zarandieta

 

 

Querido José María, yo prefería llamarte Jose… sin el acento. Nos conocimos en 1976 en París… teníamos ambos en común un pasado universitario de militantes antifranquistas, aunque por diversos derroteros, y ambos llegamos a la profesión periodística desde el exilio en aquellos años de «transición democrática» en España.

Coincidimos un par de años en las emisiones en español de Radio Francia Internacional, pero en el año ochenta dejaste la radio y volviste un tiempo a España, donde trabajaste en el servicio de publicaciones del parlamento vasco autónomo.

Sin embargo, preferiste regresar a París en 1982, confirmando aquello que decía el entrañable Luis Sepúlveda: «del exilio no se vuelve nunca», frase que siempre he compartido como exiliado en Francia desde 1974.

Tu carrera periodística la proseguiste en París y en el desk español de la AFP (Agencia France Presse), donde te jubilaste hace poco tiempo.

Como periodistas y amigos en la capital el Sena, teníamos también en común la pasión por el cine. Hemos seguido viéndonos todos estos años. Gracias a ti me interesé yo por el Festival de San Sebastián, que habías cubierto para RFI un par de años.

Tu trayectoria de periodista en la AFP, fue siempre acompañada por tu actividad cinematográfica, primero en el festival de San Sebastián, como miembro del Comité de dirección y selección, delegado en Latinoamérica, en el nacimiento y desarrollo de Cine en construcción, como elemento clave en el encuentro de Escuelas de cine y en las secciones Zabaltegui y Nuevos realizadores, o en iniciativas como «cruce de miradas» transformada luego en Desayunos horizontes.

En París coincidimos también en aquella otra magnifica aventura de cine que fue «Ciné classics», en la versión española de ese canal que pertenecía entonces a Canal plus Francia. Contigo y con Octavi Marti presentamos durante ocho años consecutivos las películas de Cine classics, y el programa «El club» en el que debatíamos con personalidades del mundo del cine, sobre su actualidad y sobre esa programación nuestra de clásicos del cine. Aportaste a ese trabajo tu entusiasmo y tu meticulosidad profesional, pero también tu agenda de relaciones y amigos en el mundo del cine…Gracias a ti el espacio dedicado a los grandes clásicos del cine se amplió también en el festival de San Sebastián con una sección retrospectiva.

En Francia también te destacaste como delegado general de la Semana de la crítica organizada en Cannes por el sindicato francés de la crítica de cine, era en el año 2000 cuando, gracias a tu buen ojo de seleccionador, ganó el premio Alejandro González Iñarritu con «Amores perros», su opera prima. Fueron momentos álgidos de la Semaine de la critique, a la que diste un impulso formidable.

Tu pasión por el cine prosiguió también con tu colaboración con el festival de Cannes y, en tu voluntad de difundir el cine español en Francia, lanzaste esa otra aventura: Españolas en París, un guiño a Roberto Bodegas… y a sus sirvientas en Passy.

Different, cartel 2019
Different, cartel 2019

Aunque sin verdadero apoyo de las instituciones del cine en España, que llorarán sin duda tu desaparición, proseguiste ese trabajo de difusión del cine español en el cine Passy de París, un trabajo que culminó con la creación del festival «Different, l’autre cinema español» (Diferente, el otro cine español) en 2008.  Desde entonces doce ediciones de ese singular festival se han celebrado en esta capital.

Eva, tu esposa, y tus hijas Luna y Saioa, te acompañaron en esa aventura, como también Laura del SolIsabelle Buron y todos los amigos y miembros de las Gnolas. A todos mi más sentido y cariñoso pésame. Te vamos a echar de menos, decirlo es ya una obviedad.  Te has ido y dejas por aquí una enorme tristeza.

También recientemente y en tu multifacética actividad en el mundo del cine, como consejero o seleccionador de festivales, te lanzaste en otra no menos importante         aventura: la de redinamizar los Premios Lumière de la prensa extranjera en París.  Tu huella en el impacto y eco internacional de esos premios Lumière no pasó desapercibida.

En estos días tristes de epidemia y de incierto futuro, recuerdo que intercambiamos confinados todavía algunas palabras, aunque tu preferías no hablar de tu salud. Me dijiste que te había encantado la canción mexicana que te mandé por mail (la canción sin miedo), y me contestabas también “inch’alla, Abrazo J”, ¡Ojalá! Cuando yo te decía: Esperemos que salgamos de esta…

Todo esto simplemente José, para decirte que voy a pensar mucho en ti viejo amigo… Como decía mi hermano Rafael, que se fue en temprana edad y era poeta y hombre de cine «siempre se lleva el rabioso al que mejor torea…», te envío con esta crónica querido José, un enlace web con el himno vasco, el Eusko gudariak, pues como buen soldado vasco sé que has peleado con la muerte hasta el final. Es la mejor forma de decirte: hasta la vista amigo.

Título de caja

Era uno de los profesionales más solicitados por los certámenes para la selección de películas. Cofundador de ‘Espagnolas en París’, trabajó para los festivales de San Sebastián y Cannes.

Era uno de los profesionales más solicitados por los certámenes de cine y uno de los que mejor conocía el cine de los dos lados de la frontera. José María Riba falleció el viernes en Francia, donde empezó a ejercer como periodista -trabajó en el diario Libération, la agencia France Press y fue corresponsal de revistas y diarios españoles-; fue seleccionador de la Semana de la Crítica de Cannes, que dirigió como delegado general en 2000 y 2001; y cofundó ‘Espagnolas en París’, asociación que propicia la presencia de nuestro cine en el país vecino y organiza el festival Différent!

Figura emblemática del Festival de San Sebastián, Riba fue durante muchos años miembros del comité de dirección y de selección del certamen donostiarra, del que fue delegado en Latinoamérica. Dentro de Zinemaldia, fue clave en la creación de Cine en Construcción, el Encuentro Estudiantes de Cine y de las secciones Nuevos Directores y Zabaltegi. Asesor de la Academia del Cine Europea, Riba, que formó parte de los comités de expertos de Euromed Cinéma y Europa Cinéma, colaboró con el delegado general de Cannes como informador de películas españolas y latinoamericanas.

“José María Riba empujaba nuestro cine en Francia como nunca lo ha hecho nadie”, ha declarado Mariano Barroso, presidente de la Academia. “Era un hombre comprometido y con criterio. La última vez que le vi fue en la Academia de Cine. Vino a ofrecerse para cualquier cosa que necesitara nuestro cine en Francia. A cambio de nada. Era así, íntegro y generoso. Nos despedimos con un abrazo muy fuerte en la puerta del ascensor. Ahora me parece que esa maldita puerta, que siempre se cierra muy despacio, aquél día se cerró demasiado deprisa, y se llevó su sonrisa para siempre”.


Julio Feo Zarandieta, periodista profesional en Francia desde 1976. Miembro del Sindicato Francés de la crítica de cine y de FIPRESCI, he cubierto desde 1979 sin interrupción los festivales de Cannes y de San Sebastián, así como otros festivales internacionales. En San Sebastián presento desde 2008, los “Desayunos horizontes” en la sección Horizontes Latinos.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.