El ultraderechista Salvini quiere vaciar Riace de migrantes

El xenófobo ministro de Interior italiano, Matteo Salvini, ha ordenado el 14 de octubre de 2028 que los migrantes acogidos en la localidad calabresa de Riace, emblemático modelo de acogimiento e integración desde hace varias décadas, abandonen el municipio y se trasladen a centros oficiales.

Se trata de unas doscientas personas acogidas de momento todavía al programa Nacional de protección de solicitantes de asilo y refugiados, que se financia fundamentalmente con fondos procedentes de la Unión Europea.

El alcalde la localidad, Domenico Mimmo Lucano, está suspendido de sus funciones y en arresto domiciliario desde el pasado 2 de octubre, acusado de propiciar matrimonios de conveniencia entre habitantes del pueblo y migrantes, para que algunos “sin papeles” puedan permanecer en Italia, y también de haber concedido la recogida de basura a algunas cooperativas, integradas por migrantes y vecinos. Los abogados de Lucano, que tienen recurridos su detención y cese,  van a recurrir ahora la orden del ministro ultraconservador.

Al parecer, y según fuentes italianas de este 15 de octubre de 2018, el ministerio del Interior ha reconsiderado su orden precisando que los traslados serán voluntarios; pero ha añadido que los que decidan seguir en Riace dejarán de beneficiarse del sistema de acogida.

Desde finales de los años 1990, el pueblo de Riace, que entonces se estaba despoblando a pasos agigantados, es considerado un modelo de integración en todo el mundo. Su alcalde, un excomunista que ahora tiene sesenta años, elegido por primera vez en 2004 y considerado por la revista Fortune una de las cien personalidades más influyentes del mundo, creó entonces con otros jóvenes del pueblo una asociación para acoger a refugiados, políticos o económicos, y al mismo tiempo inyectar savia nueva al pueblo, ofreciendo casas restauradas que llevaban años abandonadas por familias de Riace que emigraron, mayoritariamente a América, en la primera mitad del siglo XX.

Matto Salvini, y su partido de extrema derecha La Liga, se han propuesto hacer de Riace un ejemplo de «la lucha contra el negocio de la inmigración», mientras que la Asociación Nacional de Partisanos de Italia (ANPI) pide al Movimiento 5 Estrellas (M5S), partido antisistema integrante de la coalición en el poder, que frene a Salvini: “No cerréis los ojos. Stop Salvini”. Para la ANPI, el gobierno debería combatir a la mafia en Calabria “por razones de decencia”, y no a “un hombre honesto como el alcalde Lucano”.

En la misma línea, Luigi de Magistris, exalcalde de Nápoles con los partidos Italia dei Valori y Democrazia e Autonomia, quien fue fiscal en Calabria durante nueve años, ha mostrado su apoyo al alcalde detenido: “Si se considera que Lucano es un peligro en Calabria, entonces la mafia está a punto de ganar (…) Si el gobierno decide deportar a las víctimas frágiles y perseguidas de gobiernos de opresores, Riace  debe convertirse en un bastión de la resistencia”.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Be the first to comment

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.