El diputado de Vox por Huelva, Tomás Fernández, señalado como difusor de la falsa alarma en torno al traslado nunca planteado de los residuos de Zaldibar al vertedero de Nerva

Que la extrema derecha se nutre de apoyos en torno al malestar y el descreimiento de la ciudadanía sustentado en mentiras y falsas alarmas, siempre creadas y difundidas desde sus propias filas no es nuevo. Como tampoco lo es que sin esa estrategia jamás habrían alcanzado las altas cotas de representatividad logradas en todo el mundo en los últimos años, o el avance continuado también en Europa y, para nuestra vergüenza, también en España.

Buen ejemplo de ellos es la fake new (o paparrucha, que el castellano es rico en sustantivos y adjetivos) que desde hace unos días pretender soliviantar a los onubenses haciéndoles creer que el nuevo Gobierno de izquierdas habría decidido trasladar los residuos del vertedero derrumbado de Zaldibar, en Euskadi, al vertedero de Nerva, en Huelva.

La falsa información surgió, una vez más de una cuenta de Twitter sin apenas seguidores de la que se hizo eco un diario digital vasco, difundida a su vez por otra cuenta claramente vinculada la red difusión de bulos de Vox de la que se hicieron eco, sin contrastar, algunos medios digitales. El bulo aseguraba que el presidente Pedro Sánchez ha decidido que el excesos de residuos del vertedero de Zaldibar en Euskadi sería trasladado, en 23.00 camiones hasta Nerva. Pero, como casi todo lo que difunde el partido del neofraquismo parlamentario, es falso: los residuos se gestionarán en el mismo lugar donde sucedió el derrumbe hace 18 días, como ha confirmado la propia consejería vasca de Medio Ambiente.

En uno de los mensajes se podía leer: «El famoso vertedero que se ha derrumbado en Guipúzcoa, causado el fallecimiento de dos trabajadores (que aún no han aparecido), pues bien, lo desmantelarán y el señor presidente del Gobierno PEDRO SÁNCHEZ ha decidido mandar los residuos al vertedero de NERVA que suponen alrededor de cuatro mil camiones para eso si cuenta ANDALUCIA».

Como recoge la web de verificación de noticas Newtrall, algunos medios incluso llegaron a citar a la viceconsejera vasca de Medio Ambiente, Elena Moreno, a la que se atribuyó la afirmación de que «es cierto que se está hablando de Huelva porque, dándole la consideración de residuo peligroso, no hay vertedero en Euskadi que recoja este tipo de residuos». El equipo de prensa de la consejería vasca de Medio Ambiente lo ha desmentido y ha asegurado que el tratamiento de los residuos se hará en el mismo vertedero de Zaldibar.

De hecho, el presidente no podría tomar esa decisión, ya que la comunidad autónoma tiene la competencia en materia de medio ambiente y vertidos desde 1996, como figura en el Real Decreto 1947/1996. Pero, además, como recoge Newtrall. “el traslado de los residuos más de 800 kilómetros, desde Zaldibar hasta Nerva, implicaría incumplir el principio de proximidad que establece el Real Decreto 180/2015, por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado”.

La empresa Ditecsa, que gestiona el vertedero de Nerva, también ha desmentido la información: «No se ha estudiado, ni se va a considerar la posibilidad de gestionar los residuos provenientes del accidente de Zaldibar en el Centro de Nerva. Es una noticia falsa, no contrastada y lamentamos la alarma social que haya podido ocasionar», señala en un comunicado.

El origen del bulo

La alarma se extendió al hacerse eco de la falsa información el diputado de VOX por Huelva, Tomás Fernández Ríos, quien compartió un mensaje en Twitter en el que exigía «explicaciones sobre el posible traslado de residuos tóxicos a Nerva» y remitía a un artículo en el que le citaban señalando que «estaremos muy atentos a cualquier movimiento que se pretenda realizar en este asunto, porque no estamos dispuestos a permitir que el Gobierno vaya a intentar solucionar a costa de los onubenses la crisis en la que, debido a su nefasta gestión, se ha visto envuelto su actual socio de Gobierno».

Fernández Ríos comparó la situación de Zaldibar con la de Nerva y advirtió que «esta no sería la primera vez que se utiliza a Nerva como solución a los problemas de vertidos tóxicos de otros sitios de España y hasta del extranjero». «Parece que el Gobierno lo pretende convertir en el gran vertedero tóxico de nuestro país y en el de media Europa», añadió.

Sin embargo, las suposiciones del representante de VOX se refieren a información falsa, ya que ni el gobierno central tiene competencias en esta materia, ni las autoridades vascas se han referido a Nerva como posible destino de los residuos, sino que, por el contrario, han afirmado que la gestión se hará en el propio vertedero de Zaldibar.

Una vez más, la extrema derecha española se sirve de mentiras y datos manipulados para generar temor, desconfianza y malestar en la ciudadanía.

Comunicado del Ayuntamiento de Nerva

Ante los mensajes que se cruzan en las redes sociales de que los residuos de Zaldíbar vienen a Nerva, este Ayuntamiento informa:

Primero.-  Que ya el Alcalde hizo declaraciones el día 19 de este mes a Canal Sur, aclarando que no tenía ni constancia ni noticia cierta de que eso fuera a ser así, y que si alguien decidiera mandarlo a Nerva, este Ayuntamiento no estaría de acuerdo.

Segundo.- Asimismo queremos informar que quien autorizaría hipotéticamente ese traslado sería la Junta de Andalucía, una vez hubiera sido admitido por el Centro receptor, y ninguno de esos extremos  ha ocurrido. La propia Empresa ha publicado que ni lo ha considerado ni lo considerará.

Por todo ello pedimos a la ciudadanía tranquilidad y que no se haga eco de dichos bulos.

 

La otra realidad del campo onubense

Acerca de La Mar de Onuba 3522 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.