El ‘annus horribilis’ de Caraballo; ahora una denuncia por presunto “acoso psicológico y sexual”

Ignacio Caraballo, secretario provincial del PSOE de Huelva y presidente de la Diputación Provincial

El Juzgado de Violencia sobre la Mujer abre diligencias para investigar la denuncia presentada la pasada semana ante la Policía Nacional por una ex militante socialista.

El líder provincial de PSOE anuncia una querella por “denuncia falsa”.

2020 se ha convertido en un verdadero annus horribilis para el líder de los socialistas onubenses y presidente de la Diputación Provincial de Huelva, Ignacio Caraballo, quien ha visto cómo decaían todos los recursos para impedir su procesamiento en el denominado caso Aljaraque, el juzgado lograba recuperar las grabaciones que le sitúan en el centro de la operación de presunto intento de soborno, aparecían nuevos audios que revelan su presunta implicación en una operación similar en Cartaya sucedida hace unos años y, ahora, una denuncia ante la Policía Nacional por una acusación por presunto acoso psicológico y sexual interpuesta el pasado 22 octubre por una ex militante del PSOE de Huelva.

Según adelanta este martes el diario ABC, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer de Huelva ha abierto diligencias para investigar una denuncia por «presunto acoso psicológico y sexual» presentada por una ex militante del partido, con la que Caraballo habría mantenido «una relación en secreto». El diario sevillano recoge en su edición digital de hoy que la mujer presentó la denuncia ante la Policía Nacional el pasado jueves 22 de octubre,  y que era la tercera vez que acudía a la comisaría en los últimos doce meses, si bien las dos primeras no llegó a formalizar denuncia alguna «por miedo». La presentada ahora por la presunta víctima va acompañada de fotografías y mensajes que acreditarían el acoso sufrido.

Dadas las características del caso, el Juzgado de Violencia sobre la Mujer activó el protocolo correspondiente y citó Caraballo para que prestara declaración al día siguiente de ser formulada la denuncia en la Comisaría de Huelva. Tras escuchar el testimonio del líder socialista, el titular del Juzgado descartó imponer órdenes de alejamiento y comunicación, al no apreciar “riesgo inminente” para la denunciante, cuya letrada las había solicitado.

Según fuentes judiciales citadas por ABC, el Juzgado practicará en fechas próximas una serie de diligencias para avanzar en la investigación solicitada por los representantes legales de la denunciante y del propio Caraballo, así como por la Fiscalía. Entre ellas, la pertinente evaluación de la presunta víctima por la Unidad de Valoración Integral de Violencia de Género (Uvivg), el análisis de los mensajes intercambiados entre ambos, y la toma de testimonios de testigos propuestos por de ambas partes. También serán investigados los datos aportados por la mujer sobre los lugares en los que tenían lugar los supuestos encuentros durante su relación. Del resultado de dichas diligencias dependerá que el Juzgado decida o no instruir una causa contra el presidente de la Diputación Onubense.

Por su parte, el propio Caraballo fue quien hizo pública la denuncia a través de un comunicado de prensa difundido por el PSOE onubense, en el que anunciaba una querella criminal por “denuncia falsa”. Para el líder socialista, el hecho de que el juez haya rechazado imponer las medidas cautelares solicitadas por la abogada de la presunta víctima vendría a corroborar su inocencia.

UN COMPLICADO HORIZONTE JUDICIAL Y POLÍTICO

La denuncia por acoso psicológico y sexual presuntamente cometido por Ignacio Caraballo, llega en el peor momento para el líder de los socialistas onubenses, quien en las últimas semanas no ha parado de mover fichas en sus entornos de poder más cercanos, la Diputación de Huelva y la dirección provincial del PSOE, en una serie de movimientos que evidencian su voluntad de controlar su más que previsible sucesión en las próximas semanas, toda vez que si, como parece, la jueza que instruye el caso Aljaraque decide la apertura de juicio ante el Tribunal del jurado, se verá obligado a dimitir de sus responsabilidades institucionales y orgánicas en cumplimento del Código Ético del PSOE.

Así, Caraballo destituyó de forma fulminante el pasado 8 de octubre a los vicepresidentes primero y tercero de la Diputación, José Fernández y Ezequiel Ruiz, dos pesos pesados del PSOE de Huelva,  y ascendió como segunda autoridad en el ente supramunicipal a la alcaldesa de San Bartolomé de la Torre, María Eugenia Limón, al objeto de que sea esta quien le suceda en el cargo en caso de verse obligado, como parece, a dimitir en las próxima semanas.

Respecto de la ejecutiva provincial del PSOE onubense, fuentes citadas por diversos medios de comunicación sostienen que la división ha dejado de ser un secreto a voces, y que Caraballo también ha apartado de la toma de decisiones en el partido a Fernández, secretario de Organización, y a Ruiz, secretario de Política Municipal, así como a otros miembros de la dirección, a los que sitúa como instigadores de una «rebelión interna» protagonizada por una treintena de alcaldes de la Sierra y de la Cuenca Minera, que han suscrito escritos en los que manifiestan su disconformidad con las decisiones tomadas por el todavía secretario provincial.

Caraballo presentará una querella por 'denuncia falsa'

COMUNICADO DEL PSOE DE HUELVA

El secretario general del PSOE de Huelva, Ignacio Caraballo, ha dado órdenes a sus abogados para que interpongan de forma urgente una querella por denuncia falsa contra una exmilitante del PSOE, tras la denuncia que esta persona ha presentado contra él por un supuesto caso de violencia de género.

Ignacio Caraballo, que en el día de hoy ha prestado declaración en el Juzgado de Violencia de Género de Huelva, ha manifestado ante la Jueza su absoluta inocencia y ha negado de forma categórica y rotunda cada uno de los hechos denunciados, que según su testimonio no se han producido en ningún lugar ni en ningún tiempo. Por todo ello, ha ordenado a sus abogados iniciar todas las medidas legales a su alcance para defender su imagen, su integridad y su honor.

En un auto dictado con fecha de hoy, 23 de octubre, el Juzgado de Violencia de Género no adopta ninguna medida cautelar contra Ignacio Caraballo, lo que acredita la inconsistencia de la denuncia.

Ignacio Caraballo tiene la convicción de su absoluta inocencia. Por ello, una vez que terminen los trámites legales habituales en este tipo de procedimientos, está convencido que se procederá al inmediato sobreseimiento de todas las actuaciones. Igualmente anuncia medidas legales contra todas aquellas manifestaciones que se hagan y que puedan vulnerar su honor e imagen.

Su prioridad máxima en estos momentos es su familia debido al profundo daño personal que está sufriendo por todos los hechos falsos expuestos por la persona denunciante. En este sentido, Ignacio Caraballo ha manifestado sentirse víctima de una operación política que ha sido diseñada contra su persona y en la que han utilizado a la denunciante. Por todo ello es su deseo poder desmontar lo antes posible esta operación para evitar más daños de los ya ocasionados.

Huelva, 23 de octubre de 2020.


Acerca de La Mar de Onuba 3694 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.