De ‘sin chabolas’ a sin techo: el Ayuntamiento de Lepe desaloja a los últimos trabajadores africanos encerrados en el campo de fútbol municipal

Asamblea del Colectivo de Trabajadores Africanos (CTA)

El Colectivo de Trabajadores Africanos convoca una gran manifestación ciudadana en Lepe el próximo vienes, 15 de Noviembre, a las 18.00 horas.

El Consistorio lepero da por finalizada su ayuda tras facilitar alojamiento en un hotel a cuatro trabajadores, y billetes de tren y autobús a otros cuatro; los ocho tienen regularizada su situación en España.

Los últimos 15 jornaleros, trabajadores sin papeles cuyas infraviviendas también ardieron en el incendio de la urba, permanecen desde ayer sin un techo estable donde cobijarse.

Durante la pasada noche, mientras dormian en la parte trasera de Mercadona, frente a las puertas del campo Estadio San…

Publicada por Asisti Cuenca Minera en Domingo, 10 de noviembre de 2019

Hoy, precisamente hoy, 10N, cuando el foco de todo el país está centrado en un resorte tan importante para la…

Publicada por Asnuci nuevos ciudadanos por la interculturalidad en Domingo, 10 de noviembre de 2019

Huelva, 11 de noviembre de 2011. La jornada de reflexión del sábado sirvió para que el Ayuntamiento cambiara su decisión de permitir, hasta encontrar una solución alternativa, el encierro de los trabajadores sin hogar que se resistían a abandonar el campo de fútbol municipal, donde fueron acogidos por el Consistorio tras el incendio que asoló sus chabolas de madera, cartón y plásticos el pasado 14 de octubre.

Ayer domingo, cuando aún no habían abierto los colegios electorales, el Ayuntamiento ordenó el desalojo definitivo del centro deportivo y cerraba sus puertas. 15 personas no sabían al final del día dónde iban a pasar la noche.

Hasta ayer, y desde el 14 de octubre, más de 200 trabajadores habían sido acogidos en el Ciudad de Lepe. Los servicios de asistencia municipales han participado activamente estos días en procurar una alternativa habitacional a las personas que habían perdido su infravivienda y vieron cómo, a diferencia de las otras 27 veces que el asentamiento ardió en llamas, el terreno era vallado y se impedía volver a levantar nuevas chabolas.

La noche del viernes ya sólo quedaban 23 en el campo de fútbol, según los datos aportados por el recién nacido Colectivo de Trabajadores Marroquíes (CTA), y corroborados por las asociaciones Asnuci y Asisti Cuenca Minera. El Ayuntamiento rebaja esa cifra a sólo ocho personas, de los que asegura que cuatro «se han ido por propia voluntad», y que los otro cuatro «tienen otro alojamiento». Según contaron estos últimos ayer a sus compañeros reunidos en asamblea de urgencia del recién nacido Colectivo de Trabajadores Africanos (CTA), el Ayuntamiento los ha alojado provisionalmente en un hotel de la localidad.

Se trata de los últimos ocho trabajadores cuya situación legal en España sí esta regularizada. Los otros 15, a los que Ayuntamiento no cita en su comunicado, son jornaleros sin papeles que, además de un techo, reivindican que el Gobierno español reconozca su situación como trabajadores y regularice su situación legal en nuestro país. Una reivindicación que el CTA extiende a los miles de trabajadores y trabajadoras agrícolas de origen africano que llegan a vivir en los diferentes asentamientos chabolistas de Huelva durante la temporada alta de recolecta de frutos rojos.

MANIFESTACIÓN CIUDADANA EL 15 DE NOVIEMBRE

Con ese objetivo, el CTA ha convocado una gran manifestación ciudadana en Lepe el próximo viernes por la tarde. Hoy mismo, un miembro de Asisti Cuenca Minera, asociación que viene prestando ayuda al colectivo de trabajadores chabolistas de la provincia onubense, presentará la solicitud de permiso en la Subdelegación del Gobierno de Huelva.

El CTA espera poder contar con un importante apoyo de la ciudadanía onubense para visibilizar su situación en Huelva, y que empresarios y administraciones tomen conciencia de ella. Exigen que se habiliten de una vez recursos habitacionales a precio asequible para los miles de trabajadores que acuden a trabajar en las campañas agrícolas y no encuentran una vivienda donde alojarse. Una situación insostenible, pero que se extiende ya casi dos décadas,

El Colectivo también pondrá el foco sobre la situación de los sin papeles que también son parte de la mano de obra que hace posible el boyante negocio agrícola de Huelva, pero que no pueden acceder a contratos legales al no estar reconocida su condición de trabajadores en España.

Unos y otros, con y sin papeles, malviven durante varios meses al año en campamentos de infraviviendas, en condiciones de mínima salubridad, y sin servicios mínimos como electricidad, agua corriente o recogida de basuras. En Lepe, desde ayer, 15 de los sin papeles no tienen un techo donde dormir. Varios de ellos irán hoy a trabajar. Sus patrones les reclaman.

El Ayuntamiento de Lepe no reconoce el encierro del CTA
«No consideramos que hubiera ningún encierro, sino un alojamiento de emergencia». Es la respuesta oficial sobre el abrupto cambio de decisión tomado el sábado a última hora, que dejó en la calle a primera hora del domingo a los quince trabajadores sin papeles y sin hogar acogidos por el Consistorio desde el pasado 14 de octubre. Otros ocho, trabajadores con su situación legal en España regularizada, han encontrado una alternativa mejor a volver a un asentamiento chabolista. Cuatro de ellos ha sido alojados en un hotel a cuenta del Ayuntamiento.

Este había dado por finalizado el pasado 2 de noviembre el dispositivo de urgencia activado tras el incendio del 14 de octubre, cuando el asentamiento de la urba fue devorado por las llamas. Desde ese día un grupo de trabajadores se negó abandonar el campo de fútbol Ciudad de Lepe «sin una alternativa habitacional».

Desde ese momento el Ayuntamiento, como reconocían fuentes del mismo, había decidido mantener la estancia sin forzar el desalojo, que implicaba que quince personas se quedaran en la calle, dando la orden de que el que saliera no volviera a entrar en el recinto. La orden se ha cumplido, y la noche del viernes permanecían encerrados sólo 23 trabajadores sin hogar. Ocho con papeles, y 15 ilegales. Los ocho primeros salieron por su propia voluntad, una vez que habían obtenido lo que reclamaban. Los otros quince salieron, al contrario, en contra de su voluntad. Han pasado de sin chabolas a sin techo El Ayuntamiento no lo considera un desalojo, pues no reconoce que haya habido un encierro. Se tata sólo del fin de una ayuda de carácter humanitario.


Relacionado:

Volver a la portada de

La Mar de Onuba

Lo más reciente en La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.