Cuadros que cantan y tocan: la exposición ‘Interiores’ reúne en la Sala de Provincia la pintura de Buly, la música de Martirio y Raúl Rodríguez, y la poesía de Juan Cobos Wilkins

Martirio y Raúl Rodríguez

La exposición Interiores ha propiciado el –para el público que ha tenido ocasión de asistir- feliz reencuentro en Huelva del reputado artista plástico onubense afincado en Macharaviaya (Málaga) Aurelio Díaz Trillo, Buly, y otros destacados nombres del arte y la cultura onubenses cuya obra ha excedido con creces los límites fronterizos, y a los que unen, además, fuertes e inquebrantables lazos de amistad y vivencias comunes desde el inicio de sus respectivas y exitosas carreras.

Juan Cobos Wilkins

Así, la Sala de la Provincia ha reunido este sábado los cuadros de Buly, la poesía de Juan Cobos Wilkins, y las canciones de Maribel Quiñones Martirio en el acto Cuadros que cantan y tocan, que el poeta onubense ha abierto celebrando el encuentro entre amistad y arte que une a los protagonistas de la jornada.

Cobos Wilkins ha recitado los versos que describen el universo plástico de Buly en su poema «Carnalidad», escrito expresamente para el cuidado catálogo editado con motivo de la exposición en Huelva de Díaz Trillo: «Amasa, / ya con caricias o golpes / esta materia humana del sueño que es insomnio. Y más / provoca». Después, en un simpático guiño, el poeta se ha puesto unas gafas de sol para dar a paso a Martirio, amiga de siempre y compañera en diversos proyectos artísticos a lo largo de las últimas décadas.

Martirio, acompañada la guitarra por su hijo, el músico y antropólogo Raúl Rodríguez, ha ofrecido un exquisito repertorio -en el que ha incluido su emotivo tema Mi Huelva– que ha dedicado a Buly, a Cobos Wilkins, así como a otros amigos y familiares que se han dado cita en el acto, organizado por la Diputación Provincial, entre los que se encontraban también el poeta y novelista José Juan Díaz Trillo (hermano del pintor y diputado en el Congreso de los Diputados) y la ceramista Sonia Tena. “Queríamos cantar y tocar Raúl y yo en nuestra querida Huelva, acompañando y compartiendo con todos y todas el arte de un amigo del alma al que queremos, respetamos y admiramos”, ha dicho la cantante onubense.

Martirio ha explicado que “la pintura de Buly tiene voz y toques propios, sintetiza la fuerza y la expresión con una gracia y falta de modismos y modernismos al uso que hacen inconfundible su mano personalísima”, y ha aconsejado visitar la exposición “pertrechados con una maleta de sinceridad, abierta y llena de humor y sabiduría, de ética y estética, de valentía y curiosidad. Y volveréis a casa rebosantes de sensaciones porque su pintura mueve cimientos”.

En evento de primera magnitud el de este sábado en la Sala de la Provincia, ya que pocas veces se reúnen en una misma sala tres exponentes del Arte y la Cultura de fama internacional onubenses para compartir con el público, a través de pintura, música y poesía, una amistad que se refleja en sus respectivas obras. No es de extrañar que el aforo se haya quedado pequeño.

Interiores, el universo colorista y sugerente de Buly

La Sala de la Provincia de la Diputación acoge hasta el próximo 20 de marzo la exposición Interiores de Aurelio Díaz Trillo, Buly, en la que el artista onubense presenta un retablo de espacios y personajes dibujados en la última década con su personal lenguaje, que combina lo pop y lo expresionista.

La exposición está formada por más de un veintena de cuadros, en su mayoría acrílicos sobre distintas superficies, de mediano y gran formato, además de una colección de dibujos -bocetos de los ‘Interiores’- y la escultura de una ‘ñ’ que, según el artista, «reivindica el humor en los tiempos que corren».

Tres obras de la exposición Interiores

De todas las obras, realizadas a largo la última década, cobran especial protagonismo dos series. Por un lado los ‘Interiores’ que dan nombre a la exposición: bodegones de colores vívidos con sugerentes perspectivas -‘Encubiertos’, ‘Frutas’- que el escritor Juan Villa describe como «espacios habitados por ausencias inquietantes, entre frutas, manteles distorsionados arrugados por manos presentidas, y de las flores y del mar y de las nubes», elementos con los que según Manet “un pintor puede decir lo que quiera”. Destaca asimismo la serie que dedica a Fernando Pessoa y sus heterónimos, presentados con ese idioma «colorista y personalísimo». Juan Villa afirma en el catálogo de la exposición que en los cuadros de Buly «nada anda a la greña; la dicotomías línea-color y figurativo-abstracto se desvanecen, la rigurosa mano del dibujante lo controla todo, lo torna preciso y a la vez libera las formas de todo corsé; quita y pone fronteras, y, sobre todo, dialoga».

Con el impacto del color como terreno de su maestría, de su obra se ha dicho que hay resonancias de Matisse, Klee, Munch, Picasso, Warhol, Equipo Crónica, pero también del cómic inmediato. «Al contrario que en tanto arte fraudulento como hoy nos acecha, no es necesaria la palabra, la explicación para acceder a Buly, solo la mirada, como procedemos ante un arcoiris», prologa Juan Villa de la muestra. Un retablo de interiores y personajes dispuesto no para interpretar, sino para mirar «aunque más que a la categoría de cuadros para ser mirados, los cuadros de Buly entrarían en la categoría de aquellos que nos miran los que nos invitan a hollar su espacio, los hospitalarios».

En la balanza entre el deseo de hacer algo nuevo y una conversación ininterrumpida con el pasado en la que según Julian Barnes se producen las expresiones artísticas, se sitúa la obra de Buly: «un inconcuso lenguaje personal con el que nos habla de la Historia del Arte, o más, de la de la Cultura: no hay nada nuevo, solo nuevas formas de mostrar, y esa es la tarea del artista», añade Villa.

Afincado desde hace cuatro décadas en Macharaviaya, en el corazón de la Axarquía malagueña, el artista explica que hace casi 25 años de su última exposición en Huelva, por lo que le produce una gran alegría volver a la provincia donde vivió su infancia y adolescencia y en la que tiene familiares y amigos.

Excelencia, formas y color

Aurelio Díaz Trillo, Buly

Nacido en Huelva en 1952, Aurelio Díaz Trillo pasó por Londres y Madrid y desde hace años vive y pinta en Macharaviaya, (Málaga). Es un artista integral que trabaja la pintura, el diseño, la escultura, etc. Tras su expresión, expresionismo a veces, vívida y colorista no hay tregua decorativa ni ambición alguna de halago o reconocimiento. Es fiel a sí mismo y a lo que cree y cree en la pintura.

Buly trata en su vida, desde el espacio abierto de la amistad con músicos, actores, escritores y siente una pasión compartida por lo mejor, por la excelencia artística que se busca desde las convicciones profundas y el aprendizaje constante. En estos últimos años Buly ha dado a su obra un giro significativo, ha vuelto a romper sus propios moldes de antaño y arriesga como nunca en formas y color.

La muestra ‘Interiores’ permanecerá abierta hasta el próximo 20 de marzo en horario de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 21:00 horas de lunes a viernes y de 10:00 a 14:00 horas los sábados.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 2329 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.