Brexit: ciudadanía y empresarios españoles preparan el futuro

España busca una salida ordenada pero prepara una salida sin acuerdo.

Brexit es una acrónimo de dos palabras en inglés: Britain (Gran Bretaña) y exit (salida) y hace referencia al proceso de salida de Reino Unido de la Unión Europa que deberá producirse el 30 de marzo de 2019.

El artículo 50 del Tratado de la Unión Europea es el que regula el proceso de retirada de cualquier Estado miembro. Según este precepto, todo país miembro de la Unión podrá decidir su salida, de conformidad con sus normas constitucionales. Tras comunicar esta decisión, la UE negociará con dicho Estado la forma de su retirada y sus relaciones futuras con la Unión.

El proceso de salida de Reino Unido se inició tras el referéndum celebrado el 23 de junio de 2016 y la posterior notificación dirigida al Consejo Europeo el 29 de marzo de 2017.

El 14 de noviembre de 2018 los negociadores de la parte británica y de la parte europea anunciaron que habían llegado a un arreglo sobre el texto del Acuerdo de Retirada y sobre el esquema de la Declaración Política.

El Consejo Europeo art. 50 de 25 de noviembre refrendó el Acuerdo de Retirada, adoptó unas Declaraciones para el Acta y una Declaración Política sobre la Futura Relación.

El 15 de enero el Parlamento británico ha votado en contra del Acuerdo de Retirada y se abrió un plazo de tres días hábiles para que el Gobierno presente un plan alternativo.

Período transitorio

El Acuerdo de Retirada prevé un período transitorio que comprende desde el 30 de marzo de 2019, fecha en la que Reino Unido pasará a ser tercer Estado, hasta el 31 de diciembre de 2020, con posibilidad de prorrogarse por uno o dos años.

Durante este período se aplicarán las disposiciones del Acuerdo de Retirada dirigidas a facilitar una salida ordenada y dando un plazo suficiente para que se negocie y concluya el acuerdo que regirá la relación futura entre ambas partes.

El texto acordado entre los negociadores de la Unión Europea y Reino Unido el 14 de noviembre de 2018 prevé que durante este período continúe aplicándose por parte de Reino Unido la práctica totalidad del acervo comunitario a pesar de que ya no formará parte del proceso de toma de decisiones de la Unión Europea.

Ruptura sin acuerdo

Si no se ratifica el Acuerdo de Retirada, los Tratados y la totalidad del acervo comunitario dejarán de aplicarse en las relaciones con Reino Unido el 30 de marzo de 2019. Este escenario es conocido como cliff-edge. Reino Unido pasará a ser un tercer Estado y no participará en el mercado interior ni de las libertades vinculadas al mismo.

El Gobierno de España está adoptando las medidas necesarias, tanto a nivel interno como en coordinación con las instituciones comunitarias y los demás Estados miembros, para que en el caso de que el Acuerdo de Retirada no llegue a firmarse y ratificarse antes del 30 de marzo de 2019, el impacto en la ciudadanía y operadores económicos sea el menor posible. Esta labor de preparación incumbe también a ciudadanos y empresarios.

España busca una salida ordenada

Reino Unido ha formado parte de la Unión Europea durante más de cuarenta años y por ello el objetivo de España y de la Unión Europea es que su salida se  produzca de forma ordenada a través de la adopción del Acuerdo de Retirada, evitando el impacto que supondría una salida sin acuerdo.

Se alcance o no un acuerdo, la retirada de Reino Unido implica un cambio de escenario. La preparación para esa nueva situación es un ejercicio necesario.

Se trata de un esfuerzo que está dirigido a afrontar el Brexit con las mejores herramientas y que incumbe a todos: las instituciones de la Unión Europea, los Estados miembros, Reino Unido y también a los propios ciudadanos y empresas, informándose sobre los cambios y adaptándose a ellos.

Ciudadanos

A partir del 30 de marzo 2019 Reino Unido dejará de ser miembro de la Unión Europea y aunque España confía en que finalmente haya un Acuerdo de Retirada que habilite un período transitorio durante el cual se mantienen los derechos de los ciudadanos conforme al acervo comunitario.

Haya o no acuerdo, el 30 de marzo de 2019, Reino Unido pasará a ser un tercer Estado, por eso los ciudadanos deben conocer las consecuencias derivadas de la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

España es el país de residencia de la mayor comunidad de ciudadanos británicos en Europa y un importante número de españoles residen en Reino Unido.

El Gobierno de España ha declarado, la cuestión relativa a preservar los derechos de los ciudadanos que ejercieron su derecho a la libre circulación antes de la retirada de Reino Unido constituye una prioridad y las medidas de contingencia que está articulando se dirigen a ese objetivo.

Ciudadanos españoles en Reino Unido

El Acuerdo de Retirada negociado preserva los derechos de los ciudadanos españoles que han ejercido o que ejerzan su derecho a la libre circulación en Reino Unido. La Comisión Europea ha elaborado un documento con las preguntas y respuestas más frecuentes sobre los derechos de los ciudadanos de la Unión y de Reino Unido después del Brexit en caso de que exista acuerdo.

En el caso de salida sin acuerdo el Gobierno español trabaja con la Unión Europea, con Reino Unido y a nivel interno en medidas de contingencia que se garanticen los derechos de los ciudadanos españoles que ejercieron su derecho a la libre circulación antes de la fecha de retirada.

Los ciudadanos españoles en Reino Unido pueden informarse en la Embajada de España en Londres y ante las autoridades británicas de las acciones a tomar. También pueden obtener información de utilidad en la página web del Gobierno británico.

Ciudadanos británicos en España

El Acuerdo de Retirada negociado preserva los derechos de los ciudadanos británicos que han ejercido o que ejerzan su derecho a la libre circulación en España. La Comisión Europea ha elaborado un documento con las preguntas y respuestas más frecuentes sobre los derechos de los ciudadanos de la Unión y de Reino Unido después del Brexit en caso de que exista acuerdo.

En el caso de salida sin acuerdo, las medidas de contingencia en las que trabaja el Gobierno español buscan salvaguardar los intereses de los ciudadanos británicos que, antes de la fecha en que se produzca la retirada de Reino Unido de la Unión Europea, ejercieron su derecho a la libre circulación y residen en España.

En la web de la Embajada Británica en Madrid se puede encontrar información de utilidad para los ciudadanos británicos que se encuentren en España.

Empresas y profesionales autónomos

A partir del 30 de marzo de 2019 Reino Unido dejará de ser miembro de la Unión Europea.

España y sus socios europeos esperan que la Unión Europea y Reino Unido ratifiquen el Acuerdo de Retirada que habilita un período transitorio que facilita la salida y, posteriormente, un acuerdo sobre la relación futura que establezca una ambiciosa relación comercial.

En todo caso, el 30 de marzo de 2019 Reino Unido pasará a ser un tercer Estado, por eso los operadores económicos deben emplear el tiempo que resta hasta esa fecha para estudiar las reglas aplicables al comercio con terceros Estados y prepararse.

La Comisión Europea ha elaborado un documento de utilidad con información ante  esta nueva situación y que aborda distintas áreas.

Además, se ofrece también un resumen con puntos clave para las empresas de cara al escenario próximo que contempla la cadena de suministro; certificados, licencias y autorizaciones; derechos de aduana e impuestos;  normas de origen o restricciones de importación.

Si usted o su empresa tienen relaciones comerciales con la Unión Europea, puede visitar las páginas de los distintos ministerios para consultar si hay información adicional:

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.