As cousas que acontecen na rua: ruido, cortinas de humo y entrevistas televisivas

por José Luis Pedrera Massa

Informativamente, esta semana ha sido curiosa; muy curiosa, diría yo. Una semana donde se ha visualizado primero y plasmado después la estrategia de las derechas políticas en España. Les animo a que me acompañen en esta observación que he realizado tras la cortina de la fresca impertinencia de la curiosidad insatisfecha.

La acción de este gobierno, más discutido que el anterior sin lugar a dudas, ha iniciado un camino de primar acciones sociales de impacto, cambios de cultura de calado. En efecto se incrementa el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), un paso necesario y del que se van a beneficiar unos cuantos millones de españoles y españolas. Se inicia el trayecto, por tercera vez, de la Ley de despenalización de la eutanasia, cuya demanda la establecían una parte relevante de las asociaciones sociales afectadas y la aceptación social se ha venido incrementando de forma constante hasta situarse en tasas del 60-80% en el conjunto de la población. Se han constituido las Comisiones del Congreso y del Senado, entre ellas se retoma la del Pacto de Toledo para el estudio de las pensiones. Al denominado como pin parental (yo prefiero denominar veto a la libertad de enseñanza) le quedan los días contados. Los agricultores plantean cuestiones relevantes en las calles de todo el territorio estatal.

Pues con todo esto en la cartera, llegan las derechas y lanzan toda una sesión de control al gobierno en el Congreso de los Diputados para hablar sobre Venezuela. Luego al hablar de la agricultura los diputados de las derechas deciden que tienen a bien ausentarse del hemiciclo.

¿Cuál es la opinión de este modestísimo articulista?

Con todo esto en la cartera, llegan las derechas y lanzan toda una sesión de control al gobierno en el Congreso de los Diputados para hablar sobre Venezuela

Se ve claro que las derechas han monopolizado los medios de comunicación afines – es decir casi todos – para centrar la atención, los titulares, los comentarios, la presión en Venezuela y sus devaneos de viajes y tránsitos. Cada día que pasaba aparecía una nueva “noticia” sobre un espacio de una hora máximo en la que han pasado tantas y tan variadas cosas que ha sido una hora de miles de minutos porque si no es imposible que hubieran acontecido tantos eventos, algunos imposibles y otros unos verdaderos dislates. La capacidad de generar las denominadas fake-news de algunos es directamente proporcional a su capacidad de inventiva y rabia a las ideas progresistas e inversamente proporcional a la sensatez y honradez informativa. De tal suerte que se puede realizar una fórmula matemática:

(rabia al gobierno + intolerancia + capacidad inventiva)n potencia

Fake news

Sensatez + honradez informativa + respeto

El impacto de las denominadas fake news es tremendo, según un estudio de la UE, España es el país donde más se producen y que alcanzan una mayor credibilidad entre la población en general. Existen elementos para poder evaluar si una noticia es fake o no: medio en el que se publica (existe un listado de medios de comunicación en los que habitualmente se publican este tipo de noticias), fiabilidad del firmante de la noticia (alguno de ellos ha sido condenado por publicar noticias falsas), se reiteran noticias hacia solamente una parte del espectro político, no citar la fuente o hacerlo de forma imprecisa (se suelen amparar en el secreto profesional), se publica solamente en uno o dos medios de dudosa credibilidad y no aparece en los medios de mayor tirada e impacto, aparece prioritariamente en medios on line pero tipo blog privado. Son algunos de los datos a considerar con el fin de evaluar la credibilidad de un medio de comunicación de cara a considerar las noticias que publica como fake news.

El Congreso decide, por obra y gracia de las derechas, que se debe hablar de Venezuela. Había que dar estopa a un ministro, fuera verdad o no. Cada aclaración o ampliación de la “noticia” se consideraba una “versión” diferente. De esta forma la noticia amplificaba el impacto y se renovaba en su actualidad falseada por lo nuevo de otra versión y no ser considerado como aclaración o matización. De esta suerte hasta seis versiones había sobre un hecho vital para los españoles: si el ministro iba o venía o si dejaba de venir. Debemos reclamar seriedad y rigor a nuestros representantes políticos, este tema no da para más: se pregunta, se opina y punto pelota. A los españoles nos interesan más otras cosas nuestras: el paro, el SMI, ampliar los derechos individuales y colectivos…

Se ha entrevistado en la cadena pública a un líder filofascista, xenófobo, LGBTIfóbico, machista y estimulador de la violencia verbal, que utiliza latiguillos de comunicación para hacer chistes sobre los demás líderes o partidos políticos o ideologías sociales, habla con chascarrillos de portera arnichiana exagerando cada opinión con mantras de peligros sin fin para la “raza”, los datos que utiliza son falsos y hasta los autores de los estudios tienen que salir a especificar que esos datos no se pueden leer así por la índole de la selección de la muestra y de las sucesivas segmentaciones del realizadas en el estudio, en otras palabras ese 69% se refiere al 17% previo sobre el 40% de la primera segmentación de la muestra. A esto se llama deficiente formación, utilización basada en el sesgo, pero no avisar de los sesgos y darlo como totalidad se llama manipulación y al acto en sí mismo se le denomina perverso al tener una intencionalidad diferente a la información, pues la intencionalidad consiste en crear un clima de opinión favorable a mi criterio sobre algo a lo que se debe atacar y rechazar. En este caso la perversión consiste en atacar a los extranjeros porque son los que hacen las agresiones sexuales pues, tras el tratamiento estadístico correspondiente, se reduce al 1,8768% del total de las agresiones sexuales, la diferencia es sensible como para señalar el intento de manipular la opinión general en contra de los extranjeros, por lo que ha realizado un uso perverso de los datos con intencionalidad claramente xenófoba. Este grupo político de la extrema-derecha-extrema nos tiene acostumbrados a este tipo de mentiras continuas, de manipulaciones extremas sea cual fuere el tema que aborda.

En el caso LGBTI es parecido, pues utiliza vídeos de otros países y de otros contextos para justificar sus posiciones y originando confusión, intencional e intencionada, para que el observador piense que acontece en España. En lo tocante a sus actuaciones pues ya se sabe que hay quien firma proyectos sin tener la correspondiente titulación y falsificando, al parecer, los sellos. Esto es muy grave, pero su colegio profesional no ejerce de garante y guarda silencio ante tal intrusismo.

Así que hablar del SMI, de retomar el pacto de Toledo allí donde se paralizó para seguir desarrollando en vez de estar siempre en el reinicio permanente y atolondrado que impide progresar, o de la eutanasia para abordar casos extremos de sufrimiento, pues se lanzan cortinas de humo para que no se vean los temas fundamentales y se hace un ruido ensordecedor para impedir escuchar los contenidos propios del debate de interés.

El humo denso y el ruido ensordecedor impide retomar que el FMI coincide con el Gobierno acerca del crecimiento interanual de España por encima de la media de la UE. Avisando que en España la reforma laboral ha creado trabajo pero de muy baja calidad y originando la existencia de trabajadores pobres en gran cantidad porque son puestos laborales en precario y mal remunerados.

El humo ennegrecido y el ruido de graves incesantes dificultan resaltar que el Comisionado de la ONU para la pobreza hace señalizaciones importantes sobre la gestión de los gobiernos de los últimos 10 años, por cierto del pp, en los que se ha incrementado la pobreza hasta límites alarmantes para un país desarrollado. Cada vez que estos datos se exponían a lo largo de los años de (des)gobierno del pp, sus dirigentes lo desmentían, descalificaban e insultaban a los que osaban informar en este sentido.

Ruido atronador, humaredas irrespirables y llegó el debate sobre la eutanasia, aquí la posición del pp y de voxiferantes fue lamentable y tremendista. El pp alude que el PSOE pretende tener la ley de eutanasia para ahorrar costes. Veamos: las personas que podrían ser subsidiarias de aplicar la eutanasia son enfermos y grandes afectados que ya se han gastado, por desgracia, todo y más en tratamientos y asistencia, se ha hecho porque había que hacerlo por la gravedad de las entidades que padecen. En segundo lugar, la eutanasia no es un acto administrativo, no lo decide la administración, lo decide el individuo de forma particular y, seguro, que tras largos periodos de reflexión e introspección. En tercer lugar, no es matar, sino ayudar a una muerte que ya estaba anunciada por la propia índole del padecimiento y se transforma, de forma controlada y compartida, en una prestación de la cartera de servicios del SNS, por lo que tiene su metodología, su control, su evaluación y su forma de llevarla a cabo con rigor y respeto. La réplica de la ex-ministra de sanidad fue ejemplar y vibrante en contenido y emoción. La contestación del Presidente de Gobierno fue directa al meollo: “La eutanasia lo único que va a ahorrar es sufrimiento”. Por todo ello la eutanasia incrementa el marco de las libertades individuales porque no obliga a nadie, pero facilita tomar decisiones a quienes se encuentren en las circunstancias contempladas por la ley. En estas condiciones la ley de eutanasia nos hace mejores personas, más empáticas con las personas que sufren e incrementan la capacidad de comprender el sufrimiento humano con rostro humano.

Estos son temas fundamentales para la ciudadanía y las derechas no deseaban que se pudiera hablar de ellas con sensatez y rigor. Las derechas querían que estos temas pasaran desapercibidos, que no incidieran los medios de comunicación sobre ellos. Por ello había que hacer hogueras con trastos contaminados para que el humo fuera denso y negro, había que hacer ruido que alto volumen y tonos graves y agudos mezclados para que no se distinguiera ni sintonía ni harmonía.

Por ello, como dice Adriana Lastra, con cada desbarre de las derechas, los socialistas harán una nueva ley que favorezca al conjunto de la ciudadanía. No podemos seguir alimentados de fake-news porque nos hace torpes, ni soportar tanto ruido porque nos vuelve sordos, ni vivir en medio del humo porque nos torna ciegos. No podemos permanecer sin reaccionar, debemos aportar razones, visibilizar lo que se hace y enorgullecernos de lo hecho.


José Luis Pedreira Massa, Don Galimatías en LaMardeOnuba.es, es Vocal del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social. Psiquiatra y psicoterapeuta de infancia y adolescencia. Prof. de Psicopatología, Grado de Criminología (UNED).

 

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.