Abdulrazak Gurnah, el autor tanzano que desnuda los efectos del colonialismo en África, Premio Nobel de Literatura 2021

El escritor y ganador del Nobel de Literatura 2021 Abulrazak Gurnah. Wikimedia Commons / PalFest, CC BY-SA
por  Aníbal Paz

Jueves, 7 de octubre de 2021. Ninguna porra le situaba como favorito, en muchas ni si quiera figuraba su nombre. Abdulrazak Gurnah (Zanzíbar, Tanzania, 1948) es ya Premio Nobel de Literatura del 2021. El jurado justificaba su fallo destacando el «interés en los efectos del colonialismo y el destino de los refugiados y su relación con culturas y continentes» que hay en la obra del tanzano.

Abdulrazak huyó de su país natal a finales de la década de los 60, cuando en los albores de la independencia del país emergieron fuertes tensiones étnicas y políticas durante el primer gobierno del presidente Abeid Karume. Él y su familia pertenecían a un grupo minoritario perseguido en la joven República de Tanzania, donde no volvería hasta 1984. Recayó en Inglaterra, metrópoli de su tierra, donde cultivaría el inglés como lengua; su producción literaria no abandonó su suajili materno, aunque sus obras actuales abrazan ya la lengua de Shakespeare. Se inició en la literatura con 21 años.

Destacado estudiante, en el año 1980 accedió a la universidad Bayero Kanon en estado homónimo de Nigeria. Poco después se trasladaría a la prestigiosa universidad de de Kent donde obtuvo su doctorado en 1982. En la actualidad, permanece en esta misma como profesor de literatura inglesa y poscolonial y director de los estudios de grado en el departamento de inglés.

Su vida y su obra han estado marcadas por el exilio y el refugio. Una constante en su prolija producción, de una decena de novelas y varios cuentos. También son varios los ensayos y artículos que ha dedicado a las sociedades poscoloniales, que suele reflejar en sus obras Afterlives (sobre un niño robado a sus padres por las tropas coloniales alemanas y que regresa a su aldea después de años luchando en una guerra contra su propia gente) o Dottie (una novela peligrosamente realista sobre una mujer negra inmigrante en la Inglaterra de los 50).

Hoy en día, leer a Abdulrazak  en castellano en España es todo un reto, pues actualmente solo se encuentra disponible una novela suya, En la orilla, publicada en 2003 por la editorial Poliedro. La novela aborda la historia de dos refugiados africanos en Reino Unido, Saleh Omar y Latif Mahmut, que han dejado atrás Zanzíbar. Una obra donde el autor confunde su vida con la de los protagonistas.

Contenido bajo Licencia Creative Commons
Abdulrazak Gurnah
Aunque algunas de sus novelas se han publicado en español, Abdulrazak Gurnah, el escritor africano premiado este jueves con el Nobel de Literatura, es todavía un desconocido para muchos.

Abdulrazak Gurnah, nacido en la isla semiautónoma de Zanzíbar, es autor de diez novelas y desde que tiene 18 años vive en Reino Unido, donde llegó como refugiado, un tema que ha sido frecuente en su obra.

De hecho, el Comité del Nobel justificó el premio en la «penetración intransigente y compasiva» en sus libros de «los efectos del colonialismo y el destino de los refugiados en el abismo entre culturas y continentes».

Gurnah es el primer autor africano negro en ganar el premio desde Wole Soyinka en 1986.En declaraciones tras recibir la noticia, expresó que fue una «completa sorpresa» y consideró que su galardón podría significar que temas como la crisis de los refugiados y el colonialismo serán ahora «discutidos». «Estas son cosas que están con nosotros todos los días. La gente está muriendo, la gente está siendo lastimada en todo el mundo; debemos abordar estos problemas de la manera más amable», dijo.

Su obra

Por años, Gurnah, quien escribe en inglés, trabajó como profesor y director del departamento de inglés de la Universidad de Kent, Inglaterra, de la cual se retiró recientemente.

Sus obras más destacadas son «Paradise» (1994), «Desertion» (2005) y «Afterlives», esta última publicada en 2020. Al menos tres de ellas han sido publicadas en español: Precario silencio (1998), Paraíso (1997) y En la orilla (2003).

La academia sueca también destacó «su conmovedora descripción de los efectos del colonialismo en África».

«Vine a Inglaterra cuando palabras como ‘solicitante de asilo’ no eran exactamente las mismas: más personas están luchando y huyendo de los estados terroristas», dijo el escritor.»El mundo es mucho más violento de lo que era en la década de 1960, por lo que ahora hay una mayor presión sobre los países que están a salvo, que inevitablemente atraen a más personas».En una entrevista en 2016, cuando se le preguntó si se llamaría a sí mismo un «autor de literatura poscolonial», Gurnah respondió: «No usaría ninguna de esas palabras. No me llamaría un escritor de ningún tipo».

Fuente: BBC

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.