A las empresas de la FOE no les gusta el registro obligatorio de las jornadas laborales

 797.000 trabajadores realizan horas extras en España. Casi el 50% ni cobra ni cotiza por ellas.

El próximo domingo finaliza el plazo de dos meses dado a las empresas para implementar los registros de horas trabajadas por sus plantillas.

El Consejo de Ministros se ha adelantado a la inminente sentencia del Tribunal de la Unión Europea, que todo indica que fallará a favor de establecer el registro horario.

Los empresarios onubenses alertan de «dificultades para el cumplimiento» e “incertidumbre de las pymes”.

Ya ha entrado en vigor, pero el próximo domingo, 12 de mayo, es la fecha límite para que las empresas españolas se adapten al Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, sobre la obligatoriedad de llevar un registro de las horas trabajadas de los empleados para todas las empresas. La medida se implementa para intentar combatir el fraude laboral en España y también controlar las horas extras no pagadas de los trabajadores. 797.000 trabajadores realizan horas extras en España. La última edición de la EPA   constata que casi el 50% no cobra ni cotiza por ellas.

La EPA cifra en 2,96 millones las horas extraordinarias que cada semana los trabajadores efectúan sin cobrar por ellas, ni recibir a cambio una compensación en forma de descanso. Ese volumen equivale a más de 74.000 empleos a jornada competa de 40 horas semanales. En los cuatro últimos años, el incremento de esta forma de explotación laboral  ha sido de cai 400.000 horas semanales (más de 9.000 empleos equivalentes).

“Un dato tremendo”  del que Antonio González, coordinador de la Secretaría de Empleo de UGT culpa a la desregulación de las horas extraordinarias con la Reforma Laboral impuesta por la mayoría absoluta del Partido Popular durante el mandato de Mariano Rajoy. Gracias a esa modificación, los empresarios pasaron a poder compensar las horas extraordinarias por un tiempo de descanso equivalente. Pero la realidad (y los datos de la EPA) demuestran que, en realidad, miles de trabajadores  ni disfrutan ni cobran esas horas. “Una forma de sustitución de empleo que se suma al fraude de la prolongación de jornada en la contratación a tiempo parcial, que afecta a tres de cada cuatro trabajadores», lamentaba González en declaraciones diario Público el pasado mes de abril.

«Claro que cada empresa sabe a qué hora entran y a cuál salen sus trabajadores, lo que ocurre es que no quieren poner esa información a su disposición», añade el dirigente ugetista, González, que apunta que «la combinación de la desregulación con la falta de control hace que las empresas puedan alargar la jornada irregularmente».

Los alarmantes datos llevaron a los sindicatos a convertir el registro de horas trabajadas en una de las reivindicaciones «pilares» en la Mesa de Diálogo Social. El Consejo de Ministros

Quejas de los empresarios onubenses

Sede de la FOE en Huelva capital

Así, a las 00,00 horas del próximo domingo entrará en vigor la norma que obliga a todas las empresas españoles a mantener un registro de jornada con independencia del tipo de actividad que desarrollen o del número de trabajadores que tengan contratados, que podrá ser reclamada y verificada por la Seguridad Social, la Inspección de Trabajo y los representantes sindicales, en sus labores de control y seguimiento del cumplimiento del Estatuto de los Trabajadores, las normativas laborales y los propios contratos de lo empleados por cuenta ajena.

Un registro que no ha gustado a la FOE. En un comunicado emitido este viernes, la patronal onubense alerta de “incertidumbres” relacionadas con su cumplimiento, de  “dificultades” de para las pequeñas empresas para “adaptarse” a la regulación, y de “cargas y costes económicos” para los empresarios.

La obligación formal de llevar a cabo el registro de la jornada laboral “va contra los procesos renovadores de la gestión de los recursos humanos en las empresas, basados en la confianza y la implicación de los trabajadores”, dice la FOE

Además, los empresarios manifiestan tener “dudas” sobre la metodología que deberán aplicar -por ejemplo- para contabilizar las horas reales en actividades o jornadas “no sujetas a un horario fijo o a un único centro de trabajo”.

La FOE también afirma que ha constatado dudas sobre aspectos relacionados con la aplicación del registro de la jornada laboral en situaciones como “el teletrabajo, el trabajo por objetivos, el trabajo intelectual, los trabajadores que no necesitan acudir con regularidad al centro de trabajo, comerciales, trabajadores que prestan sus servicios en el domicilio del cliente (mantenimientos, averías, subcontratados…), etc.”. Asimismo, según detalla el comunicado, las pymes “manifiestan dificultades” para registrar la jornada en el caso de “viajes de trabajo o comidas/cenas con clientes; desplazamientos por motivos de trabajo o en el caso de empresas con múltiples localizaciones y en distintos usos horarios”.

“Una obligación desproporcionada e innecesaria”

Por último, la patronal onubense se posiciona contra la normativa que establece el registro horario en sus empresas. La federación provincial de empresarios asegura que la obligación formal de llevar a cabo el registro de la jornada laboral “va contra los procesos renovadores de la gestión de los recursos humanos en las empresas, basados en la confianza y la implicación de los trabajadores”. Para la FOE, la norma que entra en vigor el domingo introduce una obligación “desproporcionada e innecesaria” en el actual sistema de relaciones laborales.

También la cuestión económica pesa sobre el rechazo de los empresarios onubenses la nueva normativa. “Va a suponer unos elevados costes para las empresas, especialmente gravosos en el caso de las pymes, derivados tanto de la inversión económica necesaria para implantar las herramientas precisas para llevar a cabo el control horario como de la carga de trabajo para los pequeños empresarios derivada de este nuevo requerimiento”.

Qué dice normativa

La nueva normativa de registro de horas trabajadas  que entrará en vigor el próximo domingo, tras la modificación introducida a tal efecto por el Consejo de Ministros en el Estatuto de los Trabajadores pretende garantizar el cumplimiento horario y también facilitar el control del mismo por parte de la Inspección de Trabajo y la Seguridad social.

El Gobierno se adelanta de esta manera a la sentencia del Tribunal de la Unión Europea, que todo indica que fallará a favor de establecer este registro horario. El incumplimiento del registro de la jornada dará lugar a sanciones al modificarse la Ley de infracciones en el Orden Social. Se impondrán multas de entre 626 y 6.250 euros para las empresas. En el caso de encontrar múltiples incumplimientos de la norma, que afecten a diferentes trabajadores, se impone una sola sanción.

Las empresas han tenido dos meses para adaptarse al registro horario desde su publicación en el BOE. El registro de jornada debe incluir, de forma obligatoria, el horario de entrada y de salida de cada trabajador.

La forma de realizar dicho registro queda a discreción de la empresa, “que deberá consultar con los representantes de los empleados”. La normativa contempla diferentes tipo de  relaciones laborales, y prevé que no todas las empresas tendrán que hacerlo de la misma manera. En casos, como, por ejemplo, el teletrabajo, el empleado no deberá acudir no acudir a para fichar, pero igualmente las empresas igualmente deberán implementar mecanismos para el registro de horas trabajadas.

Las empresas están obligadas a mantener durante  al menos durante cuatro años a disposición de trabajadores, Inspección o Seguridad Social. El incumplimiento del registro de la jornada dará lugar a sanciones al modificarse la Ley de infracciones en el Orden Social. Se impondrán multas de entre 626 y 6.250 euros para las empresas. En el caso de encontrar múltiples incumplimientos de la norma, que afecten a diferentes trabajadores, se impondrá una sola sanción.

Al introducir esta regulación obligatoria para las empresas, el Gobierno se ha adelantado a la sentencia del Tribunal de la Unión Europea, que todo indica que fallará a favor de establecer este registro horario.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.