50 años de Woodstock: 432 canciones para un viaje en el tiempo y en la música

Cuando se cumplen cincuenta años del festival que, en agosto de 1969, se anunció como «tres días de paz, amor y música» y que ha pasado a la historia como Woodstock, se va a poner a la venta un estuche que contiene 38 CD, cuesta cerca de 800 € y reúne la práctica totalidad de los conciertos que se celebraron a lo largo del festival que finalmente se prolongó un día más de lo previsto.

El festival, celebrado en Bethel, en el estado de Nueva York, en el terreno del granjero Max Yasgur, a 75 kilómetros al sudoeste de Woodstock, sigue siendo uno de los grandes momentos de la historia de la música popular.

Programado para los días 15 al 17 de agosto de 1969, y para reunir  a 50 000 personas que finalmente fueron medio millón, en el festival, que terminó el 18 por la mañana, actuaron 32 grupos y solistas de las especialidades de folk, rock, soul y blues.

El acontecimiento fue posteriormente inmortalizado por la película “Woodstock” de Michael Wadleigh, el álbum que se sacó del filme y la canción “Woodstock” de Joni Mitchell, quien más tarde versionó también la banda de Crosby, Stills, Nash and Young.

Con el tiempo, varias de las canciones que se entonaron en Woodstock se han hecho legendarias como “Star Spangled Banner”, el himno de Estados Unidos, interpretado por Jimmi Hendrix con un solo de guitarra que imita los bombardeos de los B-52 en la guerra de Vietnam; “Soul Sacrifice” de Santana, con un solo épico de batería de Michael Shrieve,  “Fish Cheer/ I Feel Like I’m Fixing To Die radge” de Country Joe McDonald, “I´m Ging Home” de Ten Years After, “With a Little Help For My Friends” de los Beatles cantada por Joe Cocker, “Tommy” de los Who o “Freedom” cantada por Richie Havens.

Volviendo  al estuche que ahora sale al mercado, contiene un total de 36 horas de grabaciones materializadas en 432 canciones, de las que 267 nunca se han publicado oficialmente antes, lo que le convierte en un documento sonoro único, ordenado cronológicamente, desde la apertura de Richie Havens en la tarde del viernes 15 hasta el cierre de Jimmi Hendrix el lunes 18 por la mañana, y que incluye los conciertos completos de The Who, Joe Cocker, Sly and the Family Stone, Crosby, Stills, Nash and Young… así como actuaciones que no figuran ni en la película ni en el álbum original del festival, de Credence Clearwater RevivalGrateful Dead y Janis Joplin.

El estuche contiene también un disco Blu-ray de la película de Michael Wadligh, una correa de guitarra y una réplica del programa original. También se podrán comprar versiones “condensadas”, una de diez vinilos y otra de tres CD.

Para Andy Zax, productor junto a Steve Woolard del estuche, «las cassettes grabadas en Woodstock nos ofrecen una ocasión única de viajar en el tiempo y en el sonido. Tengo intención de transportar a las gentes hasta 1969».

Desde enero de 2019 todas las grabaciones efectuadas en 1969 son de dominio público, lo que hace que sea “legal explotarlo en Europa”, explica Zax, quien ha pasado catorce años reuniendo los contenidos del festival de Woodstock y que ahora estima que el estuche es un “documento de audio definitivo sobre los años sesenta”, escribe David Browne en la revista Rolling Stone.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.