La creación de empleo se dispara en España, aunque sigue como país con más parados de la Unión Europea

La situación del mercado laboral mejora, es verdad que con empleo precario y con sueldos pequeños que no permiten una vida digna pero empleo al alza y la tasa de paro ya cerca de su media histórica de los últimos 50 años, permite un optimismo renovado.

La tasa histórica de paro en nuestro país es enorme y gigantesca por motivos de la estructura de la producción del país, la excesiva dependencia del turismo, el mundo agrícola y la siempre insuficiente industrialización de nuestra tierra. No son lo mismo los olivares de Jaén que los polígonos industriales de Alsasua. España tiene un paro estructural que asusta a cualquier país de nuestro entorno del 7%. Nunca ni en el pleno empleo de 2007 bajo el gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, la tasa ha retrocedido del 7%, cifra que aterrorizaría a EEUU o a Alemania, pero es así, es una losa producida por nuestra estructural productiva-

Pero pasemos a los datos, el número de parados representamos el 15,30% de la población activa y lo mejor es que el número de cotizantes a la seguridad social se aproxima a los 20 millones que, aún cotizando bajo, representa un colchón de seguridad para el sistema de prestaciones público de desempleo y de pensiones.

El paro bajó en 306.000 personas en el segundo trimestre del año, lo que supone un 8% menos que en el trimestre anterior, hasta situarse el total de desempleados en 3.490.100 personas, según la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Entre abril y junio de este año se crearon 469.900 empleos, un 2,5% respecto al trimestre anterior, lo que situó el total de ocupados en 19.344.100 personas, su mayor nivel desde el cuarto trimestre de 2008. Este aumento de puestos de trabajo es el más elevado en cualquier trimestre dentro de la serie histórica de la EPA.

La tasa de paro bajó casi 1,5 puntos el segundo trimestre, hasta el 15,28%, mientras que la tasa de actividad subió tres décimas, hasta el 58,8%, tras aumentar el número de activos en 163.900 personas entre abril y junio (+0,7%). La bajada del desempleo registrada en el segundo trimestre (-306.000 desempleados) no supera el descenso récord que se experimentó en el mismo periodo de 2017 (-340.700 parados), pero sí las bajadas experimentadas en los segundos trimestres de 2015 y 2016, cuando el paro retrocedió en 295.600 y 216.700 personas.

La creación de empleo registrada en el segundo trimestre se concentró en el sector privado, que generó 457.800 empleos (+2,9%), ya que el sector público apenas creó 12.100 puestos de trabajo, un 0,4% más respecto al trimestre anterior. El número de asalariados se incrementó en 465.100 personas (+2,9%), repartiéndose este aumento casi por igual entre los asalariados con contrato temporal, que subieron en 233.700 personas (+5,6%), y los asalariados con contrato indefinido, que avanzaron en 231.400 personas (+2%)

Por comunidades autónomas, este trimestre se producen incrementos de empleo en todas ellas. Los mayores se dan en Illes Balears (85.400 más), Andalucía (64.700) y Cataluña (57.200). En el último año los mayores aumentos del número de ocupados se observan en Cataluña (89.900), Comunidad de Madrid (85.200) y Comunitat Valenciana (84.900). Por su parte, en Principado de Asturias, el empleo se reduce en 6.700 en los últimos 12 meses.

En cuanto al descenso del paro, el descenso trimestral es general en todas las comunidades. Las mayores bajadas se dan en Andalucía (65.400 parados menos), Comunidad de Madrid (–45.900) y Comunitat Valenciana (–32.600). En términos anuales, las mayores reducciones del número de parados se producen en Andalucía (89.900 menos), Comunitat Valenciana (–71.400) y Cataluña (–70.000).

Los hogares con todos sus miembros en paro bajaron en 128.700 en el segundo trimestre, un 10,3% menos respecto al trimestre anterior, hasta situarse en 1.113.100. En el último año, los hogares con todos sus miembros en paro descienden en 164.500, con un retroceso en términos relativos del 12,9% respecto al segundo trimestre del año pasado.

Por su parte, los hogares con todos sus integrantes ocupados aumentaron en 242.400 en relación al trimestre anterior (+2,4%), hasta un total de 10.411.700 hogares. En términos interanuales, hay ahora 310.500 hogares más con todos sus miembros ocupados que un año antes (+3,07%). Los hogares con al menos un activo subieron en 19.500 respecto al trimestre anterior (+0,1%), hasta los 13,37 millones, pero en el último año se han reducido en 8.700, un 0,06%.

Por último, los hogares en los que no hay ningún activo bajaron en 3.200 en el segundo trimestre, hasta casi 5,2 millones, un 0,06% menos que en el trimestre anterior. En el último año, estos hogares aumentaron en 65.700 (+1,3%).

El número de jóvenes en paro menores de 25 años subió en 7.400 personas en el segundo trimestre del año, un 1,4% respecto al trimestre anterior, situándose la cifra total de jóvenes en situación de desempleo en 522.700 al finalizar junio. Pese a este repunte en el número de jóvenes en paro, la tasa de desempleo del colectivo descendió en el segundo trimestre hasta el 34,6%, frente al 36,3% del trimestre anterior y el 39,5% de hace un año, debido únicamente a la evolución de la actividad. En concreto, el número de activos menores de 25 años aumentó en 89.200 personas en el segundo trimestre (+6,3%).

Entre abril y junio, el paro aumentó tanto entre los jóvenes de 20 a 24 años (+600 desempleados), como entre los de 16 a 19 años (+6.800), con repuntes porcentuales del 0,1% y del 5,1%, respectivamente. En el resto de franjas de edad se registraron descensos del desempleo. Así, el paro retrocedió en 271.600 personas (-9,9%) entre las personas de 25 a 54 años y en 41.800 personas entre los de 55 y más años (-7,5%).

Todo este reguero de datos han sido mejores de los anticipados y da confianza al nuevo Gobierno y a los agentes sociales, lo que confirma que “a pesar de la contención en la creación de empleo de los sectores que tradicionalmente han sustentado el crecimiento en la ocupación (actividades relacionadas con el turismo, servicios, comercio, etc.), hay sectores que se están fortaleciendo y que están tomando el relevo a los anteriormente mencionados, sosteniendo los ritmos de creación de empleo en muy buen tono”.

La EPA del segundo trimestre del año devuelve el optimismo de cara a los resultados anuales al compensar las malas cifras del primer trimestre. Por tanto, son buenas noticias para el mercado laboral y es el momento de acometer, cuanto antes, las reformas necesarias en materia de políticas activas, movilidad laboral de trabajadores y sobre todo, de sacar el mayor partido a todos los recursos disponibles.

Siempre soy muy pesimista y reticente en lo de la recuperación económica. No es tiempo de lanzar las campanas al vuelo… pero estos pasos certifican que la actuación pública del BCE, y en particular de Mario Dragui, han sido el bálsamo para los países rescatados. Miedo me da cuando haya que vender deuda en los mercados en breve plazo… Veremos.

Francisco Villanueva Navas, colaborador de La Mar de Onuba es economista y periodista financiero.

En Twitter: @FranciscoVill87

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 1486 Articles
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X