Israel y Arabia Saudí, una alianza por asumir en Oriente Próximo

Por Jacobo Llovo.

Un nuevo panorama se adivina en Oriente Próximo, por ahora entre bastidores. Es la zona más efervescente del planeta, escenario en tensión perenne donde los conflictos se solapan y los actores se multiplican. El conflicto árabe-israelí, epicentro de disputas durante la segunda mitad del siglo XX, permanece estático en su evolución y autodestructivo en su constancia. La guerra en Siria, la amenaza terrorista y la desconfianza hacia Irán han puesto a prueba el realismo de Israel y Arabia Saudí, dos potencias regionales con eficientes avales en el contexto internacional. La casa de Saúd, capitán del orbe árabe y suní, ya ha movido ficha hacia una posible apertura con el país hebreo. El recelo que levanta Irán, considerado antagonista por ambos, ha demostrado ser una razón de peso suficiente.

Jacobo Llovo

Rias Baixas, 1990. Empecé con la Publicidad, acabé con el Periodismo; la curiosidad y los viajes decidieron la balanza. Quiero salir de la burbuja, averiguar el tamaño del mundo y saber lo que sucede en él. A partir de ahí, intentar contar lo que veo e investigo.

Patrocinadores de La Mar de Onuba