La onubense Maribel Quiñones ‘Martirio’ recibe en Sevilla el Premio Emilio Castelar a la Defensa de las Libertades y el Progreso de los Pueblos

Domingo, 2 de octubre de 2022. «Más nerviosa que si estuviera en el Lope de Vega», la onubense Maribel Quiñones, Martirio, recogió este sábado en los Reales Alcázares de Sevilla el Premio Emilio Castelar a la Defensa de las Libertades y el Progreso de los Pueblos, en su modalidad de cultura, «como reconocimiento a su amplia trayectoria cultural y de defensa de las libertades y los Derechos Humanos». El Premio Emilio Castelar, que cumple su duodécimo aniversario, es concedido anualmente por la Asociación Progresistas de España en reconocimiento a la labor de personas, empresas y organizaciones comprometidas en la defensa de las libertades, el progreso de los pueblos y la construcción de una sociedad mejor y más justa.

Durante la entrega de los galardones, que se celebró en el Salón del Almirante de Los Reales Alcázares de Sevilla, la periodista y asesora de Comunicación en el Ministerio de Educación y Formación Profesional, Gema Rodríguez Betrián, que un año más hizo de maestra de ceremonias, puso en relieve la trayectoria cultural y de defensa de las libertades y los derechos humanos de Martirio desde sus inicios en los los años 80 como miembro del grupo Jarcha, «·marcando un antes y un después en la Transición española».

La música de Martirio, según destacó la presentadora de la gala, «es un puente entre culturas que fusiona la copla andaluza, el flamenco, el bolero, el jazz, el tango o el rock, esa fusión que ahora está tan de moda, y a la que ya ella hizo protagonista hace bastante tiempo». En este sentido, destacan las colaboraciones con otros artistas como Chano Domínguez, Jesús Lavilla, Jerry González, Chavela Vargas, Compay Segundo, Gema Corredera   o cantautores como Javier Ruibal, Carlos Cano, Alberto Cortez, Simón Díaz, Omara Portuondo y una larga lista de primeras mundiales  internacionales de la hispanoamericana. En otros ámbitos, el Premio Emilio Castelar también reconoce la trayectoria de la artista onubense en el cine, la televisión, el teatro o la literatura, destacando el jurado su libro autobiográfico La vuelta a martirio en 40 trajes (1999), en colaboración con el poeta Juan Cobos y con prólogo de José Luis Sampedro.

«Para mí es un sueño y un honor poder estar aquí con personas excelentes que se han dejado la piel la vida la vocación con su entrega su generosidad para hacer un mundo mejor cada una y cada uno en su parcela en su vocación», aseguró agradecida Martirio al recoger el galardón.

La artista expresó su creencia de que «la música sana, la música cura, la música hace reflexionar, la música te revoluciona, te hace menear, la música es lo primero que oímos. Si ese sonido es verdad, si está dicho con lealtad, si está dicho con honestidad, si estás buscando el sonido sea poético, que la melodía sea buena, esas canciones pueden incidir directamente en la línea del corazón, en la reflexión, en la emoción. Son capaces de cambiar a las personas», añadió la onubense, quien para agradecer el premio interpretó a cappella el tema del «grandisímo» Fito Páez Yo vengo a ofrecer mi corazón. «Cuando me notificaron el premio,  por el que estoy súper agradecida a la Asociación Progresista, pensé rápidamente en esta canción», explico la onubense.

La XII Gala de los Premios Emilio Castelar sirvieron ayer para poner de relieve la necesidad, hoy más que nunca, de la defensa de los Derechos Humanos y Las Libertades Públicas «en un marco en los que la asimetría y la desigualdad parecen cada vez mayores en un mundo a dos velocidades».

Personas y entidades galardonadas

El Círculo Orellana de Mujeres, Open Arms, activistas sociales como la Presidenta de la Fundación Tierra de Hombres María Antonia Jiménez Hidalgo y el Cooperante Internacional reconocido por la ONU por su destacado papel en la reinserción de los » Niños de la Guerra» de África José Manuel Caballero, la periodista Maruja Torres y políticos como Eduardo Madina y Borja Semper, ambos por su defensa de las libertades y la lucha contra el terrorismo de ETA, fueron algunos de los premiados que pusieron de relieve la importancia de visibilizar el trabajo de personas, instituciones, empresas y organizaciones que hoy contribuyen de manera activa en la defensa de la construcción de un mundo mejor. Otros galardonados fueron el Gobernador de Cundinamarca y Presidente de la Red de Gobernadores de Colombia, Nicolás García Bustos, por su impulso a la red agrícola de comercio justo y su apuesta por el proceso de paz en Colombia, o el ex Alcalde de Dos Hermanas (Sevilla), Francisco Toscano, «destacado referente del municipalismo español».

Junto a ellos y dentro de la terna de premiados, el papel de la cultura, el arte o la música como elementos de referencia en la construcción de la democracia fueron premiados en esta edición de los Emilio Castelar, junto a Martirio, el cantante Paco Damas, impulsor de innumerables acciones de defensa de los derechos humanos y la igualdad, el artista Fernando Barrionuevo, fundador e impulsor del Centro de Arte Contemporáneo MECA, y el Ateneo de Madrid..

En el ámbito internacional, la gobernación de Jalisco Guadalajara fue también reconocida en la categoría impulso empresarial, por su destacado papel en la construcción de uno de los hubs de referencia mundial en el campo del talento y la generación de empleo.

Menciones especiales a colectivos ciudadanos, empresas y organizaciones que han contribuido en la ayuda a Ucrania

Por último, el jurado de los premios Emilio Castelar ha fallado este año otorgar sus menciones especiales a colectivos de ciudadanos, empresas y organizaciones que han contribuido en la ayuda a Ucrania en el marco de la actual guerra. Así, se reconoció el papel de compañías como Vueling y de su directora Ana Fernández Zamora, «por su compromiso y puesta a disposición de vuelos que sirvieron para el transporte de refugiados y ayuda humanitaria», o del empresario polaco Daniel Liput impulsor de la Red de Acogida de Casas Polacas. Junto a ellos la activista ucraniana Oksana Morya o la española Gloria Pidal, el ex Director de Asuntos Consulares del Ministerio de Exteriores Juan Duarte y la Embajada Española fueron algunos de los reconocimientos que ayer se pusieron de relieve.

En la pasada edición, otro onubense. el poeta y novelista Juan Cobos Wilkins, también fue galardonado con el Premio Emilio Castelar por «el profundo valor humanístico, social y de defensa de las libertades de su obra y vida”.


‘Martirio, pasión por la Música’, por Juan Cobos Wilkins

Acerca de La Mar de Onuba 5206 Artículos
Revista onubense de actualidad, cultura y debate, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. - Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.