De Roquetas a Marbella pasando por La Macarena

Con dos personajes que siempre fueron considerados como ‘protegidos’ o ‘apadrinados’ por el ex presidente del PP-A Javier Arenas: Gabriel Amat y Ángeles Muñoz.

por Pepe Fernández

 

Viernes, 11 de noviembre de 2022. Mientras el presidente de la Junta y del PP, Juanma Moreno, sigue empleándose a fondo en una agenda de relaciones públicas nunca antes vista en la gestión de sus predecesores socialistas en San Telmo, le estallan dos escándalos de calado en dos de sus más importantes feudos políticos: Roquetas de Mar y Marbella, a cuyos gestores ha ensalzado repetidamente como alcaldes ejemplares.

Curiosamente en la diana aparecen dos personajes, un hombre y una mujer, que siempre fueron considerados como ‘protegidos’ o ‘apadrinados’ por el expresidente regional del PP-A Javier ArenasGabriel Amat y Angeles Muñoz, alcaldes de ambas ciudades, se han visto a pocos meses de revalidar sus respectivos gobiernos municipales envueltos en una peligrosa espiral de incalculables consecuencias políticas. Y lo más sorprendente en ambos casos, la oposición de izquierdas no ha tenido ni arte ni parte en el estallido de la tensión como se verá. Ellos solos se han metido en el lio.

Dimisión en Roquetas

Este jueves se celebró pleno ordinario del Ayuntamiento de Roquetas bajo la presidencia de Gabriel Amat. Un pleno que iba a ser de puro trámite, como todos, y donde al final del mismo se materializó la dimisión irrevocable del concejal del PP Francisco Gutiérrez, número 3 de la lista de Amat, director de la última campaña electoral y que muchos llegaron a ver como un más que probable delfín de Don Gabriel para el futuro.

El joven político roquetero llevaba año y medio en el dique seco tras haber sido Segundo Teniente de Alcalde y responsable del Área de Desarrollo Urbano, cargo que abandonó obligado y en silencio. Gutiérrez fue cesado en su día por el propio Gabriel Amat, dejándolo como concejal raso. Aquel cese en el equipo de gobierno del PP fue interpretado en medios políticos de la derecha almeriense como fruto de la colisión de intereses personales con motivo de las primarias que finalmente ganó Pablo Casado en el PP. Alguno es más explicito y resume la cuestión con la aplicación del método Amat: aquí quien manda soy yo y se hace lo que yo diga. Una filosofía que bien se ha encargado de repetir ayer mismo en el adiós al concejal en el que un día confió. Francisco Gutiérrez mantiene desde hace años gran amistad personal con el murciano Teodoro García Egea, exsecretario general del PP con Casado, y se enfrentó al mismísimo Amat que pretendía que todos votasen entonces en Almería por María Dolores Cospedal.

“He llevado la lealtad hasta los limites de la irracionalidad” ha empezado manifestando Gutiérrez en el que, según ha dicho, iba a ser el discurso más difícil de sus doce años en la vida pública. En su discurso ha hablado de clima de terror el que se vivió cuando osó desobedecer la voz de mando de Gabriel, “un buen alcalde de pueblo”. Vale la pena escuchar integra la intervención (leída) de Paco Gutiérrez para entender el grado de descomposición y sometimiento – clima de terror- que sufre el PP de Roquetas o lo que es lo mismo, el PP de Don Gabriel.

Pero si sorprendente ha sido el fondo y las formas correctas empleadas por el edil a la hora de poner tierra de por medio de Amat – denunciando una «obsesión enfermiza de venganza»- mucho más ha sorprendido la reacción en el mismo pleno de los portavoces de la oposición donde todos sin excepción han tenido palabras de elogio y reconocimiento hacia Gutiérrez, su talante, su trabajo y su entrega por los intereses de la ciudad. No es muy habitual ver coincidir en una valoración a formaciones como PSOE, IU, Cs y Vox, pero eso es lo que ha sucedido ayer en el pleno de Roquetas. Un dato que, por su singularidad, no debiera pasar desapercibido para la ‘inteligencia’ de San Telmo, donde Antonio Sanz parece que es quien se ocupa ahora por delegación de Arenas del negociado de Roquetas.

Denuncias en Turismo

El pasado 15 de octubre, a petición de los grupos de la oposición, se celebró un pleno extraordinario a raíz de una información que avancé en Confidencial Andaluz y cuyo titular fue: “ Denuncian falsificación de documentos públicos en el Ayuntamiento de Roquetas” . “El Teniente de Alcalde de Turismo denuncia ante la Policía falsificación de documentos con su firma”.

El motivo fundamental de la convocatoria  del pleno extraordinario es que el Teniente de Alcalde de Turismo y Playas de Roquetas compareciese a dar explicaciones sobre la denuncia presentada ante la Policía Nacional en Almería, no en Roquetas, enigma que algunos intentaron descifrar sin lograrlo. En el video de la sesión municipal extraordinaria se percibe tensión ambiental. El interpelado forma parte del equipo de gobierno, pero pronto se percibe que está solo. Es más, dado el redactado de los puntos del orden del día, podría incluso interpretarse que podría salir del pleno como concejal raso, cesado en Turismo por el implacable Don Gabriel. Paco Barrionuevo es un señor de derechas, católico, demócrata y empresario, que concurrió a las elecciones como número dos de la lista de Vox y que en virtud de la orden de Abascal y Ortega de apoyar al PP allí donde hiciese falta, se vio nombrado responsable de Turismo de Roquetas. Obsesionado por el imperio de la Ley, Barrionuevo plantó cara interna en Vox desde primera hora contra los enjuagues económicos y de todo tipo que la dirección de su partido imponía en provincias. Su rebeldía le acabaría costando la expulsión de Vox, pero Amat mantuvo el mismo reparto inicial en el gobierno municipal.

Nadie sabe la mañana del pleno extraordinario qué cosas va a contar Francisco Barrionuevo quien aparece con abultadas carpetas.

Y de pronto, el responsable de Turismo del Ayuntamiento de Roquetas, empezó a desgranar una decena de cuestiones en las que no entró a fondo, pero solo su enunciado pusieron en alerta a los bancos de la oposición. Por vez primera en más de un cuarto de siglo de poder unipersonal de Gabriel Amat en Roquetas, un miembro de su equipo de gobierno, con galones de Teniente de Alcalde, se atrevía a exponer públicamente al menos una decena de asuntos que desprendían un pestilente hedor a corrupción. Esta vez no era la izquierda, ni los miembros de la sociedad civil a través de AMAyT los que denunciaban presuntas prácticas corruptas  en la administración del veterano Amat. Esta vez era alguien de dentro que había hecho lo que nunca antes nadie se atrevió desde el equipo de gobierno: acudir a denunciar para que la Justicia intervenga.

A la vista de las reacciones que generó la exposición de Barrionuevo, puede concluirse que  nadie en la oposición se esperaba lo que se acababa de exponer, aunque muchas cosas las sospechaban. Tampoco se lo esperaban los concejales del PP ni Amat. Con la habilidad que caracteriza al edil roquetero y tras escuchar el posicionamiento de los portavoces de la oposición en favor de sacudir las alfombras, Amat se sumó al coro y formalmente pidió a Paco Barrionuevo que le elaborase un informe con detalles de sus denuncias. El encargo, entre otras cosas, sirvió para constatar que esta vez no había optado por cortar la cabeza al disidente y que, por tanto, seguía siendo miembro de su gobierno. La próxima semana es muy probable que se proceda a la entrega al alcalde del informe solicitado, del que la oposición ha pedido copia, un documento que, entre otras cosas, puede que deje en evidencia una de esas verdades de Perogrullo aplicadas a la lacra de la corrupción en las administraciones. Que es muy difícil que un político robe o malverse dineros públicos sin la ayuda o complicidad de funcionarios a sus órdenes.

Lo que se está empezando a ver en Roquetas con estos movimientos políticos tan insólitos colocan al PP en una encrucijada nunca antes vista. De momento Gabriel Amat ya se ha encargado de anunciar que volverá a presentarse “si el partido me deja”. Moreno Bonilla tendrá que parar su gira promocional y dedicarle un pensamiento al asunto Roquetas,  para el PP algo más que un ayuntamiento.

La familia de Marbella

Tenemos la Junta de Andalucía, tenemos Marbella, tenemos Estepona, tenemos todo. La ciudad es nuestra. Básicamente, tenemos toda la jodida Andalucía”.

Esta frase, pronunciada por Joakim Broberg, hijo de Lars Gunnar Sune Broberg, marido de la alcaldesa y senadora popular de Marbella, Ángeles Muñoz, podría resumir la filosofía que subyace tras el nuevo escándalo de corrupción destapado por un sumario por narcotráfico en la Audiencia Nacional y que coloca nuevamente a la capital turística de la Costa del Sol donde la dejaron Jesús Gil y la Operación Malaya. Pero en este caso hay nuevos ingredientes que, sin duda, están ayudando a que el escándalo adquiera dimensiones inquietantes para el partido que gobierna Andalucía con mayoría absoluta. Se habla de trafico de drogas, sociedades pantalla, testaferros, operaciones inmobiliarias irregulares, blanqueo de capitales, paraísos fiscales, comercio de oro… El entorno familiar de Ángeles ‘Titi’ Muñoz aparece salpicado de lleno en las investigaciones, aunque a la edil ni a ninguno de sus concejales se les ha declarado como ‘investigados’ de momento. Ella adjudicó a una empresa –»tapadera» de la red para el blanqueo, según el juez– más de 640.000 euros en contratos de obras municipales y ese es de momento el hilo más inquietante de todos. Según ha desvelado el periodista José Carlos Villanueva en San Telmo se estaría analizando si Ángeles Muñoz, a la vista de lo que está saliendo, es la candidata idónea para las próximas elecciones.  Ayer, en el Parlamento, Moreno Bonilla, se negó a dar su opinión de lo que está sucediendo en Marbella.

Y en San Gil, La Macarena

De igual forma que tampoco se ha podido conocer la opinión que le merece al presidente de la Junta que la Hermandad de la Macarena haya procedido a cumplir con la Ley de Memoria sacando de la basílica los restos de dos generales  golpistas, firmantes de miles de penas de muerte tras el golpe de julio del 36. Porque cumplir con la ley es exactamente lo que ha hecho el Hermano Mayor y su junta directiva, víctimas en estos días de una de las ofensivas más duras y crueles protagonizada por la extrema derecha sevillana, heredera ideológica de los genocidas exhumados. En contraposición ha llamado la atención que visiten el templo por vez primera personas que se negaron siempre a acercarse a donde reposaban los restos de Queipo. La imagen de la familia Yáñez-Barnuevo en la basílica ilustra el hecho:

-“Entrando por primera vez (79 años) en la Macarena, bichos fuera mediante. Los tres hermanos llevamos una escarapela con la foto del capitán Yáñez-Barnuevo, asesinado por orden directa de Queipo el 6 de agosto de 1936”.

Pepe Fernández es periodista. Editor y director de Confidencial Andaluz
Acerca de Pepe Fernández 82 Artículos
Editor y director de Confidencial Andaluz

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.