Vox se desinfla: apenas 15.000 personas secundan en todo el país la convocatoria de la extrema derecha bajo el lema «España existe»

Manifestación de la ultraderecha en Aracena (Huelva)

Tan solo un 0,05 % de los votantes del partido ultra han acudido a su llamada para «defender a España».

Vox se desinfla, ¿dónde están los tres millones de votantes de la extrema derecha de Vox? Esa es la pregunta que se hacía ayer todo el mundo, ya que menos de 15.000 personas, un 0,05 % del total de las personas que se decidieron por un voto ultra el 10N, han secundado la convocatoria en todo el país.

Los manifestantes han asistido a estas convocatorias frente a multitud de consistorios, ataviados con banderas de España y clamando la defensa de la unidad de España. «Yo soy español, español» y «España unida, jamás será vencida», han sido algunos de los cánticos que más se han escuchado en las movilizaciones. También gritos de “traidor”, “felón” y “viva España” han acompañado a los carteles insultado al presidente del Gobierno, y a la quema de esteladas, en algunos casos.

La capital, Madrid, ha sido la más numerosa con 3.500 asistentes, según fuentes policiales. Allí, el líder de Vox, Santiago Abascal, ha exigido al Gobierno “que respete la soberanía del pueblo español y la Constitución”, así como que “combata a los enemigos del orden institucional” y que “traiga detenido al golpista Puigdemont, como él mismo prometió”.

Tambien se ha aprovechado para pedir la extradición de Carles Puigdemont y la detención de Quim Torra, mientras se oían gritos de «Puigdemont a prisión» y «Torra a la mazmorra».

Javier Ortega Smith, secretario general de Vox, se ha concentrado en Teruel, donde su presencia solo ha consehuido reunir a un centenar de personas para decir “que España suma, que España existe y que Teruel existe porque España existe”.

Ha sido llamativa la convocatoria en las tres capitales vascas, donde Vox apenas ha reunido a un centenar de personas, siendo la de Bilbao, con 50 asistentes, la más numerosa. Una docena de personas ha acudido a la de Vitoria, mientras que en San Sebastián apenas se han reunido unos 40 manifestantes.


Artículo publicado bajo Licencia Creative Commons de

Título de caja
por Marta Moreno

“Hoy todos nosotros nos hemos unido libres y en igualdad para clamar alto y firme que España sí existe”, decía Santiago Abascal desde un pequeño escenario de Cibeles. Un manifiesto que, en total, duró unos 6 minutos, después de haber esperado 45 para que diese comienzo. «¿Ya está?», se preguntaban los asistentes, enfundados en banderas de España (incluso algún despistado con los siglos también llevaba la Cruz de Borgoña).

Vox hizo un llamamiento masivo para que todos los ciudadanos de todos los ayuntamientos españoles salieran a la calle para exigir al Gobierno de coalición entre el PSOE y Unidas Podemos “que respete el orden constitucional y la soberanía nacional”. En Madrid, según aseguraron fuentes policiales a la agencia Efe, fueron 3.500 personas las que se concentraron frente al ayuntamiento de la capital, en una manifestación que, si no llegan a avisar de su naturaleza, bien podría haber sido un mitin de Vox.

Mientras que Abascal, acompañado de Rocío Monasterio y Iván Espinosa de los Monteros, trataba de enviar un mensaje transversal “a todas las ideologías” y a “todas las religiones”, incluso a los votantes de izquierdas “porque ellos son los más estafados”, su gente, concentrada alrededor de la fuente de Cibeles, clamaba “presidente, presidente”, y elevaba sus banderolas de Vox.

Concentración de Vox en Cibeles (Madrid)./ Javier Lizón (Efe)

Por mucho que insistiese el líder de extrema derecha en hacer suyo (sin que se note mucho) el mensaje de unidad de España, ahí estaba el movimiento neonazi Hogar Social, con la pancarta más grande de toda la manifestación que rezaba: “España es una nación, no una Constitución”.

“Exigimos que traigan detenido al golpista Puigdemont”, pedía el líder ultraderechista desde el atril, mientras la gente gritaba “Puigdemont a prisión”. A continuación, hacía lo propio con el president de la Generalitat, Quim Torra, “exigimos a Sánchez que detenga al condenado Quim Torra”, y los manifestantes coreaban “Torra a la mazmorra”.

“No hay gobierno nacional ni entidad supranacional que pueda usurpar nuestra patria. Viva el Rey”, y Hogar Social gritaba “República social nacional”.

Realmente, Vox ha conseguido uno de sus objetivos con esta manifestación, que es sacar músculo. Sin embargo, para nada ha logrado sus otros dos fines.

Uno era sellar con tinta invisible que la defensa de la unidad de España era suya, algo que no ha logrado ya que los asistentes a la misma no solo llevaban banderas de España, también bufandas, banderines, y todo tipo de identificaciones del partido.

Tampoco ha logrado recabar suficiente influencia ni fuerza para hacerle el pulso al PP, ni ha conseguido que este partido, junto con Ciudadanos, les siguieran en esta protesta.

El mitin cerró con el himno de España y con los concentrados llamando presidente al líder de Vox, que fue escoltado hasta el Ayuntamiento de Madrid para que no hubiese problemas con el aluvión de gente que le quería agradecer sus palabras y volver a repetirle que, para ellos, era quien se merecía la Presidencia de este país.

Por su parte, Espinosa de los Monteros ha hablado directamente a los medios para denunciar un Gobierno de socialistas, comunistas, separatistas, filoetarras, y auténticos enemigos de España, según sus propias palabras.

Ha asegurado que Vox luchará por preservar “lo más importante que tenemos” que, en su opinión, es la unidad de la nación, y para ello ha dicho que irá de la mano del Partido Popular en la medida en que esta formación siga el mismo camino que la suya.

Visto lo visto, ni el Partido Popular, ni tampoco Ciudadanos, van a dejar tan fáciles las cosas a Vox, que trata de escalar posiciones a través de estos pulsos mediáticos. El PP tiene que marcar distancias para no parecerse en exceso a la formación de extrema derecha, y no salir a la calle para secundar esta manifestación ha sido un primer gesto.

Información bajo Licencia Creative Commons de 

Lourdes Méndez, la diputada de VOX que cuestiona que el acceso al agua sea un Derecho Humano

 

Huelva en La Mar de Onuba

Acerca de La Mar de Onuba 2976 Artículos
Revista onubense de Actualidad, Cultura y Ocio, editada por AC LAMDO, entidad sin ánimo de lucro inscrita en el Registro de Asociaciones de Andalucía con el número 4318 de la Sección 1. Director: Perico Echevarría - © Copyright LAMDO 2017 / ISSN 2603-817X

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.