Vox refuerza el centrismo de Moreno, mientras las primarias dividen al PSOE-A

por Pepe Fernández

 

Sábado, 2 de mayo de 2021. Conforme se acerca el domingo 13 de junio, fecha en la que la militancia del PSOE-A votará a quien encabece la próxima candidatura a la Junta, más crece la sensación  de que las Primarias adelantadas a las bravas  por Pedro Sánchez y Ferraz serán una batalla estéril para los intereses electorales del partido.

Lo mejor que podría pasarle ese día al PSOE-A es que el elegido/a lo sea por una mayoría amplia e indiscutible. Por encima del 65%  sería un resultado que reforzaría ante todos la decisión mayoritaria de la militancia. Pero empieza a tenerse la impresión de que eso no sucederá, que quien gane las primarias no lo hará por un porcentaje tan elevado. Lo que, de inmediato, nos lleva a la conclusión de que el partido no saldrá ni unido, ni reforzado ni ilusionado y por supuesto desactivado para una campaña que solo Moreno Bonilla sabe cuándo empezará, seguramente cuando menos beneficie al PSOE. 

De momento el líder andaluz del PP ha logrado esta semana un magnífico comodín que no tenía. Sus socios de Vox se lo han puesto en bandeja al anunciar, por enésima vez, que le retiran el apoyo parlamentario. Aunque esta vez ha bajado el propio Abascal para bendecir el anuncio, dando a entender que ahora es cuando hablan en serio, prepárate Juanma que el lobo feroz ha llegado a las puertas del palacio de San Telmo.

 

Un regalo de Vox a Juanma Moreno

Ha sido el mejor regalo que le podían hacer a Moreno Bonilla, empujándolo hacia el centro político (nada que ver con Ayuso/Casado) y dándole un pretexto indiscutible para disolver y convocar en cuanto Vox empiece a decir, un poner, que no apoyarán los presupuestos generales del próximo año 22.

Hipótesis que tiene su derivada en el propio PSOE andaluz ya que, para que Vox pudiera ‘cargarse’ o bloquear al gobierno PP-Cs, tendría el socialismo que ser cooperador necesario para que triunfe la estrategia ultra, algo que para nada le interesa a los socialistas. Un PSOE al que le falta algo que no tiene, tiempo suficiente para reorganizarse o maquillarse, dependiendo de lo que salga el 13J. Por cierto, sería interesante conocer la opinión al respecto de los futuros aspirantes a primarias sobre cómo piensan combatir a Vox.

Entre otras razones porque recordamos que fue la candidata socialista en 2018, Susana Díaz, la que más usó la entonces desconocida marca Vox para perjudicar en los debates al PP, algo que muchos parece que han olvidado de forma interesada.  Preguntarle Susana a Bonilla si gobernaría con la extrema derecha de Vox, fue una  constante en todos los debates o mítines de aquella campaña.

Por tanto, estas amenazas de Vox no son nuevas, siguen siendo auténticos brindis al sol, fuegos de artificio que solo sirven para iluminar y consolidar la imagen centrista de “llamadme Juanma”. En esa línea habría que situar el cambio de portavoz parlamentario de Vox. Alejandro Hernández les parecía demasiado tibio o contemporizador y por eso han puesto a Manuel Gavira, el mismo que se ha estrenado estos días arremetiendo contra la consejera de Igualdad, Rocío Ruiz de Cs, a la que le ha pedido que dimita y que se vaya a su casa a esperar allí a ‘los menas’, en concreto a los 13 niños marroquíes que la Junta acogerá. Por cierto respetando lo que dictan la leyes al respecto, como les ha recordado la consejera y el presidente.

Al PP le llega una etapa en la que cuanto más ruido hagan a su derecha mejor, piensan que más votos huérfanos de Ciudadanos caerán en el zurrón llegado el momento. Quizás así se entienda el gasto de detergente que la RTVA realiza promocionando las salidas de pata de banco de la formación radical de derechas. Cuando aquí no hay temas, sacan sus rifirrafes en el Congreso en Madrid.

A vueltas con el proceso de Primarias en el PSOE-A  un par de anotaciones mas, sensaciones quizás de lo que se observa en los defensores de los precandidatos a través de las redes sociales. 

Los militantes que avalan a Susana  usan como argumentario el alma, corazón y vida a favor de la trianera. Se leen más sentimientos que soluciones o proyectos. Es en cierta manera el resultado del cuerpo a cuerpo (con selfies y pandémicos codazos) de estos meses viajando por Andalucía en calidad de Secretaria General del PSOE-A. Además, el supuesto mensaje ‘andalucista’ de la candidata contra Madrid, suele tener buena venta hábilmente agitado. Por eso, una de sus últimas obsesiones es la de situar a su principal adversario, Juan Espadas, como ‘el hombre de Madrid’. Algo que ha logrado sin mayor problema.

Frente a la enorme actividad que sigue desplegando Susana Díaz, contando con los medios del partido hasta que no formalice su candidatura y se le retire temporalmente el poder ejecutivo de S.G., Juan Espadas tiene menos proyección y su candidatura parece que está a medio gas en las redes.

A Espadas le están apoyando, además del aparato de Ferraz y Moncloa, numerosos cuadros y dirigentes socialistas que hasta hace poco se situaban en el denominado susanismo, muchos de los cuales estuvieron pegando tiros en la batalla épica del famoso uno de octubre para ocupar Ferraz.

La mayoría de ellos, con mayor o menor fortuna, han intentado explicar  su cambio de posición a favor de Juan Espadas. Algo que, se asegura, no ha pasado inadvertido para militantes ávidos de que el debate político aparque el chismorreo, los golpes bajos o los discos dedicados. Otra cosa es si han convencido o no los argumentos empleados para justificar por qué dejan de apoyar a Susana. Pero eso lo sabremos pronto, exactamente dentro de 22 días. A tres semanas y pico.

Acerca de Pepe Fernández 63 Artículos
Editor y director de Confidencial Andaluz

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.