Vertido de fuel en la ría de Huelva: crónica de 40 horas de eficaz colaboración entre administraciones para minimizar daños en las playas de Mazagón y Matalascañas

La rápida y coordinada intervención de la Capitanía Marítima de Huelva y la Autoridad Portuaria evita un daño mayor a la costa onubense.

En el dispositivo, activado en la tarde del sábado y que permaneció activo hasta la mañana de ayer lunes, participaron el remolcador de altura María Zambrano, la lancha de intervención rápida Salvamar Al Nair, el helicóptero Helimer y tres remolcadores de la empresa onubense Feramar.

El operativo logró retirar cuatro de las seis toneladas de fuel vertidas al mar y de origen aún desconocido. El resto del hidrocarburo se ha fragmentado en «galletas» que ya han empezado a aparecer en la orilla de las playas de Mazagón a Matalascañas.
La Junta de Andalucía tomó ayer el relevo de Salvamento Marítimo y activó el Plan de Emergencia ante el Riesgo de Contaminación del Litoral en la provincia (Pecla).
por Nico Ferrando

 

Martes, 20 de abril de 2021. En torno a las seis de la tarde del pasado sábado, 17 de abril, la torre de Salvamento Marítimo en Huelva recibía un aviso desde una pequeña embarcación de recreo que alertaba de una “mancha alargada” de lo que parecía «un vertido de hidrocarburo». La alerta era repetida apenas unos minutos después por una embarcación de servicio. La “mancha”, estrecha y de un kilómetro y medio de largo, flotaba desde la Ría de Huelva en dirección a la playa de Mazagón.

Las imágenes del satélite de la Agencia Europea de Seguridad permitieron conocer la localización del vertido de fuel durante todo el fin de semana

Conocida la información, la Autoridad Portuaria de Huelva activó el Plan Interior Marítimo (PIM) y movilizó a dos remolcadores portuarios de la empresa Feramar dotados con barreras para combatir la mancha. Los trabajos se prolongaron hasta que oscureció, cuando la visibilidad sobre el agua impedía seguir el rastro de la mancha con precisión, y contaron desde el primer momento con el apoyo de la Capitanía Marítima de Huelva a través de Salvamento Marítimo.

“Por suerte, a esa hora estaba previsto el paso del satélite de la Agencia Europea de Seguridad”, explica a La Mar de Onuba el Capitán Marítimo de Huelva, Alejandro Andray.  Las imágenes tomadas desde el espacio permitieron conocer la ubicación y dimensiones de la mancha al cierre de las operaciones de ese día. También estudiar sus posibles trayectorias durante la noche. El fuel se había fragmentado y se desplazaba hacia el sudeste, acercándose a las playas de Mazagón, sin llegar a tocar la costa.

La lancha rápida Salavamar Al Nair y tres remolcadores de la empresa onubense Feramar colocando barreras absorbentes

El operativo de retomó a las ocho de la mañana del domingo. Se pudo contar con nuevas imágenes del satélite y con el apoyo aéreo del helicóptero Helimer, desplazado expresamente desde Jerez de la Frontera. Tras constatar que el vertido se alejaba de la zona de servicio y del área de responsabilidad del Puerto de Huelva, alejándose de la costa, el capitán Andray ordenó activar el Plan Marítimo Nacional (PMN), y asumió la dirección del operativo, al que se incorporaron el remolcador de altura María Zambrano (un buque adscrito a la Sociedad de Salvamento y Seguridad Marítima de casi 40 metros  de eslora y 12,5 de manga, con base en el Puerto de Cádiz) , la lancha de intervención rápida Salvamar Al Nair, el helicóptero Helimer y un tercer remolcador de Feramar.

Así, se dispusieron dos parejas con embarcaciones pequeñas que fueron distribuyendo barreras absorbentes en derredor de la mancha mientras el Helimer ayudaba a fijar posiciones desde el aire, y el María Zambrano ofrecía apoyo logístico, retiraba las barreras empapadas de fuel y suministraban otras nuevas. El objetivo era reducir al máximo el vertido antes de que el mar lo devolviera definitivamente a la tierra. ”Todo lo que echamos al mar, el mar nos lo devuelve”, apunta en ese sentido el Capitán Andray.

Una de las barreras absorbentes utilizadas en el operativo de limpieza

El operativo del PMN permaneció activo durante todo el domingo. Al caer la noche, desde Capitanía se respiraba con moderada satisfacción, al haber sido retiradas más de cuatro toneladas del vertido. Aunque la operación no podía considerarse finalizada del todo, se daba por hecho que lo que quedaba sobre el mar eran “pequeñas galletitas absolutamente diseminadas”.

A primera hora de ayer lunes, se realizó un “barrido muy exhaustivo» desde la desembocadura del Guadalquivir, pasando por Doña Matalascañas y hasta llegar a Cuesta Maneli. Desde ese punto se hizo sobre la superficie del mar una “malla de búsqueda en zigzag” (una metodología utilizada en operaciones de rescate de supervivientes en el mar) para atrapar el máximo de “galletas” de fuel posible, antes de que estas alcanzaran la orilla.

Las primeras «galletitas» de fuel ya eran visibles en la tarde del lunes, como había previsto Salvamento Marítimo

En torno a las 11,30 horas, Capitanía Marítima concluyó que ya no era posible recoger nada más, y se ordenó desactivar tanto el Plan Marítimo Nacional como el PIN del Puerto de Huelva.

Restos en la orilla

Según las previsiones realizadas por Capitanía, el resto del hidrocarburo vertido y diseminado en galletas (hasta dos toneladas), ya se ha comenzado a detectar a primera hora de la noche de ayer, en la orilla de la zona donde se realizaron las últimas operaciones de retirada en el mar. A partir de ese momento, la responsabilidad corresponde al Plan Litoral Andaluz, dependiente de la Junta de Andalucía, que ha estado permanentemente coordinado con Capitanía Marítima y APH durante todo el operativo desarrollado en el mar, así como informado de las características del vertido, la cantidad retirada y el previsible final de los resto que no ha sido posible retirar desde el agua.

La rápida intervención de la Capitanía Marítima y la APH han evitado que el vertido de más de seis toneladas de fuel haya tenido un impacto lamentable sobre el paraje natural de Doñana o las playas de Matalascañas y Mazagón, como se temió en un primer momento. Por  las características del litoral onubense y las facilidades de acceso de palas,  camiones y otros vehículos pesados, se da por hecho que la recogida de las galletas, que este lunes ya eran visibles en la arena de la playa, se podrá realizar de forma rápida y sin complicaciones.

En este sentido, cabe destacar que a las 17,54 horas de ayer, la Delegación de la Junta de Andalucía activó el Plan de Emergencia ante el Riesgo de Contaminación del Litoral en la provincia (Pecla), al haber sido detectadas las primeras galletas de hidrocarburo entre las playas de Mazagón y Matalascañas. El Pecla se responsabilizará de establecer la estructura organizativa y ejecutar los procedimientos para una adecuada respuesta ante la situación creada en el litoral onubense.

Origen del vertido

Imagen del satélite Sentinel 1b, tomada el 18 de abril a las 08:27 AM hora peninsular.

Respecto del origen del vertido, fuentes de la Capitanía Marítima sostienen que, por el tipo y la  cantidad de fuel vertido al mar, «relativamente pequeño» en comparación con otros episodios que han amenazado anteriormente la costa de Huelva, hay “fundamentadas sospechas” de que el hidrocarburo “proviene de tierra”, ya que los vertidos marinos son “muchísimo más grande”.

Aunque es algo que tendrán que ratificar las conclusiones  de la investigación abierta, se da por hecho que el fuel puede haber llegado al mar “a través de algún colector, procedente de un lavado de un tanque o una cisterna”.


La Junta despliega a medio centenar de efectivos para las labores de limpieza

La Junta de Andalucía ha desplegado a medio centenar de efectivos para las labores de limpieza de las manchas de hidrocarburo que afecta a la zona de costa onubense, entre las poblaciones de Mazagón y Matalascañas, afectadas por un vertido que motivó la activación en situación 1 del Plan de Emergencia ante el Riesgo de Contaminación del Litoral en la provincia (PECLA) en la tarde del lunes.

El Grupo de Emergencias de Andalucía (GREA) ha movilizado a dos técnicos y tres agentes, además de tres vehículos todoterrenos, que se encuentran en el lugar y que han desplegado el Puesto de Mando Avanzado (PMA) a la altura del ‘Chiringuito Banana’ en Matalascañas como centro neurálgico de coordinación de todas las actuaciones que se van a realizar para limpiar los enclaves afectados.

A lo largo de la jornada de hoy, hasta 50 efectivos del Plan Infoca, Protección Civil de Palos de la Frontera y Moguer, junto con la Guardería del Parque de Doñana están realizando tareas de limpieza y retirada de manchas de la línea de costa. En la gestión de la incidencia participan, además, la Unidad Adscrita de la Policía Nacional en la Comunidad Autónoma (Policía Autonómica), la Guardia Civil, Policía Local de Almonte y las Agrupaciones de Protección Civil. INFOCA ha movilizado en el lugar a dos agentes de Medio Ambiente, un técnico de operaciones, un encargado de emergencias, tres grupos de especialistas formados por 21 personas, cuatro vehículos todoterreno y uno tipo ‘pickup’.

La dirección de la emergencia ha decidido hacer dos grupos de trabajo, uno formado por INFOCA y agentes de Medio Ambiente (18) y otro constituido por más de decena de miembros de las Agrupaciones de Voluntariado de Protección Civil de Palos de la Frontera, Punta Umbría, Moguer e Isla Cristina para apoyar en las labores de retirada, más los recursos de Parque Nacional (12). Todos los trabajos se van a realizar, asimismo, siguiendo las medidas de prevención de contagio de coronavirus vigentes.


Salvamento Marítimo movilizó sus efectivos durante el fin de semana por un derrame de aceite frente al puerto marítimo de Mazagón

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.