Venezuela, al borde del abismo ecológico

por  

Un nuevo y grave desastre ecológico ha saltado a la luz pública después de que Isla Mauricio se enfrentase a una catástrofe ecológica provocada por el carguero japonés MV Wakashio, que vertió más de 1.000 toneladas de combustible en las paradisíacas aguas de este lugar.

En esta ocasión, el foco se ha colocado al otro lado del mundo, en Venezuela, donde las asociaciones ecológicas del país advierten, desde hace semanas, de un derrame de petróleo que ya se ha llevado por delante las playas de Carabobo y que esta a punto de alcanzar una de las joyas ecológicas de Venezuela: el Parque Nacional Morrocoy.

Esta fuga imparable de petróleo lleva activa desde inicios de mes, pero el gobierno de Nicolás Maduro ha intentado frenar, por todos los medios, que cualquier información sobre esta situación fuese publicada.

¿Por qué el Gobierno de Venezuela no ha hecho nada para parar esta fuga? ¿Qué interés hay en silenciar esta situación? ¿Qué es lo que está pasando verdaderamente en Venezuela?

¿QUÉ ESTÁ PASANDO?

#DerramePetrolero ¿Es #elpalito #PDVSA una #BombadeTiempo? imágenes satelitales del 2019 evidencian múltiples derrames en la refinería. El del 22/sep fue casi tan grande como el de hace algunas semanas. Es sólo cuestión de tiempo para el próximo pic.twitter.com/m5Kq9XMC7a

— diodon histrix (@diodon321) August 19, 2020

Según diversas entidades medioambientales como Fundación Azul Ambientalistas o la Sociedad Venezolana de Ecología, el pasado 2 de agosto se descubrió una importante fuga de petróleo en la refinería El Palito, desde donde comenzó un derrame de vertidos que, a día de hoy, alcanza la escalofriante cifra de 3.180 millones de litros de crudo vertidos.

Esta cantidad es tan grande que ha dejado una mancha de petróleo de más de 260 kilómetros en las costas más importantes de Venezuela y que está a pocos días de alcanzar una de las zonas más importantes, ambientalmente hablando, de Venezuela: el parque Nacional Morrocoy.

El coordinador del Centro de Biodiversidad Marina de la Universidad Simón Bolívar, Eduardo Klein, comparte en una entrevista para la BBC que la magnitud de este desastre es “más del doble que el ocurrido en Mauricio”.

Si los pronósticos se cumplen, el vertido llegará al icónico parque venezolano en pocos días, lo que supondría una auténtica tragedia económica, cultural y ecológica para Venezuela.

En el Parque Natural de Morrocoy se reúnen pequeñas islas y cayos en donde se congregan centenares de especies de flora y fauna que no se encuentran en otros lugares del mundo.

Sobre lo que ocurre en Venezuela y el mutismo del gobierno sobre lo que está ocurriendo en estas zonas del pais, Klein asegura que “como estamos en crisis, parece que esto se trata de un problema más. Y sí, lo es, pero es grave.  Pero, como no hay información oficial, parece que no hubiera pasado”.

¿ A QUÉ SE DEBE EL SILENCIO INSTITUCIONAL?

Sin declaraciones oficiales sobre el derrame por parte de el Ejecutivo venezolano, la gran incógnita es: ¿por qué se mantiene el Gobierno de Maduro en silencio?

Debido a la importancia de los lugares afectados, sería lógico que pusieran en marcha un dispositivo de actuación urgente para poder salvar las zonas menos afectadas por el derrame de petróleo surgido en la refinería El Palito.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Josue Lorca (@josuelorca) el

Algunos expertos afirman que el Gobierno de Maduro quiso mantener esta situación en secreto debido a la gran cantidad de turismo que atraen estos lugares.

Según cifras oficiales, más de un millón de visitantes al año acuden a las zonas afectadas por el derrame. Y estas visitas generan unos importantes ingresos económicos para un país que no sale a flote en esta materia.

Debido a la polémica surgida en torno a esta situación, el paso que decidió dar el Ejecutivo venezolano fue enviar a la zona cero del desastre un equipo de limpieza que aseguró que “las costas del Parque Nacional Morrocoy y Golfo Triste estaban saneadas” y que la fauna y suelo marino no estaban afectados”.

Esta afirmación generó una gran indignación puesto que la información ofrecida no se corresponde con la realidad, ya que solo con ver las fotografías de las áreas afectadas se puede corroboran que sí que existen daños importantes.

Ahora, la Sociedad Venezolana de Ecología ha exigido al Gobierno de Venezuela un “pronunciamiento oficial sobre el origen, tipo de crudo y volumen del derrame” que se corresponda con la realidad de la situación.

Además, los expertos advierten: si no se toman medidas ya, los efectos van a ser tan devastadores como irreparables.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.