UPA Huelva reclama una solución urgente a los asentamientos en la que participen todas las partes implicadas

La organización agraria lamenta el incendio sufrido en el asentamiento de Palos de la Frontera.

La campaña agrícola es un motor fundamental de generación de empleo en la provincia de Huelva. Según arroja el observatorio ARGOS de la Consejería de Empleo, Formación y Trabajo Autónomo de la Junta de Andalucía, en el primer trimestre de 2020 se realizaron un total de 99.235 contratos, un 1.88% más que el mismo trimestre del año anterior.

Dentro de estos datos, las contrataciones de personas comunitarias ascienden a 28.653 (fundamentalmente de Rumanía y Bulgaria con viviendas proporcionadas mayoritariamente por los empresarios/as); las no comunitarias 37.096 (7.000 aproximadamente del contingente de contratación en origen con vivienda proporcionada por los empresarios/as y cuyo número se vio afectado por el cierre de fronteras con Marruecos y resto son residentes en la provincia y de otras campañas agrícolas especialmente provenientes de Senegal, Mali..etc y también mayoritariamente con viviendas puestas a disposición por los empresarios/as). Por último 33.486 personas contratadas en ese período son de nacionalidad española.

No cabe duda que, aunque los números indican que no es el colectivo mayoritario, las personas de países terceros tienen un papel relevante en la mano de obra de la campaña agrícola, especialmente durante la recolección, donde habitualmente residen en alojamientos dignos puestos a disposición por las empresas agrícolas en su mayoría dentro de las propias fincas. Esto incluye no solo a personas de países terceros, sino también a personas de países miembros de la UE, como es el caso de personas trabajadoras de Rumanía o Bulgaria.

No obstante UPA Huelva quiere lamentar profundamente la situación que existe en nuestra provincia debido a los asentamientos, que derivan en situaciones catastróficas y lamentables como la acontecida en el incendio del pasado 19 de febrero en el asentamiento de Palos de la Frontera.

Esta situación de infravivienda que sufren muchas personas es intolerable en la sociedad del Siglo XXI y dista mucho de la imagen que nuestra provincia debería estar dando. Tras el incendio sufrido en el asentamiento de Palos de la Frontera urge que todos los sectores implicados aúnen esfuerzos y se sientan responsables de ofrecer una solución efectiva cuanto antes y se pase a una realidad de alojamiento digno para estas personas.

Como ya difundió en la pasada campaña, UPA Huelva quiere realizar las siguientes reivindicaciones:

– Solicitamos a la Junta de Andalucía una reunión inmediata por los medios que estime oportuno del Foro Provincial de Inmigración de Huelva en el que se trate de forma monográfica una solución a los asentamientos. Como ya informó UPA Huelva en la pasada campaña, desde su inicio el foro no ha contado con la participación de esta entidad y tiene la responsabilidad de tratar este tema por ser una realidad preocupante y que no solo refleja una imagen muy negativa de la provincia en todo el territorio nacional que incluso trasciende al entorno europeo, sino que se está obviando el peligro que supone para la integridad física de las personas que habitan en ellos, dado que no reúnen las condiciones mínimas de seguridad y de habitabilidad.

– Solicitamos también al Gobierno de España que se estudien fórmulas para ofrecer la concesión de un permiso de trabajo temporal para personas inmigrantes que residan en la provincia y que posean permiso de residencia de cara a que los empresarios agrícolas puedan ofertarles un empleo. Como UPA Huelva ya ha informado en anteriores comunicados, para poder poner en marcha esta medida de forma adecuada se debería contar con un requisito previo fundamental, que es contar con un compromiso o contrato de trabajo del empresario/a y aportar un alojamiento digno (si la persona inmigrante no lo tiene) como trámite de salida para la concesión del permiso temporal de trabajo.

– Las administraciones locales deben asumir que los asentamientos son también una realidad local y que se deben aportar soluciones desde este ámbito aunque no se posean competencias en materia de extranjería. El ámbito municipal juega un papel fundamental de cara impulsar iniciativas de habitabilidad que sean reales y ejecutables de forma acorde con el territorio, por lo que es necesario su participación en la solución del problema.

– Valoramos positivamente el trabajo que las ONGs de atención a personas inmigrantes están realizando. También valoramos las medidas que la Junta de Andalucía ha puesto en marcha con estas organizaciones y con los Ayuntamientos donde se ubican los asentamientos, pero UPA Huelva entiende que son insuficientes.

– UPA Huelva quiere destacar que es necesario un plan de choque que pase por incentivar la construcción de albergues de uso temporal asegurando un alojamiento digno independientemente del resto de necesidades de estas personas. Una posibilidad es que estos estén gestionados a través de ONGs de atención al inmigrante y podrían estar subvencionados y apoyados por las administraciones locales y gobiernos autonómico y nacional.

UPA Huelva también quiere insistir, como ya lo hizo en la campaña pasada, que a medio-largo plazo es necesario que se aborde una solución estable para la erradicación de los asentamientos. Desde la perspectiva de UPA Huelva esta solución pasa por la construcción de albergues de campaña como ya se ha hecho en otras provincias como Jaén (vinculados al empleo durante la campaña). UPA Huelva manifiesta su desconcierto sobre como esta iniciativa se ha consensuado en el seno de un Foro de Inmigración Provincial como es el de Jaén, dependiente del Gobierno de la Junta de Andalucía a través de la Delegación del Gobierno y que no se haya trasladado la iniciativa al Foro Provincial de Huelva dependiente del mismo organismo y donde existe un problema crónico con los asentamientos.

UPA Huelva quiere lamentar también que la información que se traslada de los asentamientos de Huelva siempre vaya vinculada al sector agrícola de nuestra provincia, cuando nuestros empresarios/as respetan los derechos básicos de los trabajadores/as a través del cumplimiento del convenio del campo de Huelva y ofrecen un alojamiento digno. El problema de los asentamientos va más allá de la campaña agrícola dado que los asentamientos existen incluso cuando no hay campaña. Este es un problema con un carácter netamente humanitario por lo que urge una solución para ofrecer una alternativa digna de vida a quienes habitan actualmente en ellos.

Huelva, a 22 de febrero de 2020.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.