Una Orden de Aguirre publicada en el BOJA suspende los derechos de más de 120.000 trabajadores de la sanidad pública andaluza

Jesús Aguirre, Consejero de Salud y Familias de la Junta de Andalucía

UGT: “Anulan vacaciones, licencias, permisos, excedencias por cuidados de familiares e hijos, la reducción de jornada, la jornada mínima de trabajo, los períodos mínimos de descanso entre jornadas, hacen obligatoria la movilidad en los centros y entre distintos centros y localidades”.

“Además se podrá obligar a realizar funciones distintas a la de su categoría profesional, suspender la exención de hacer guardia a los mayores de 55 años. Todo esto lo pueden hacer los gerentes de los centros como y cuando quieran y además contratar sin ningún control a quien quieran, como quieran y el tiempo que quieran”.

por Fernando Rivas

 

Como ha adelantado a primera hora de este lunes EL OBSERVADOR, ayer domingo, 8 de diciembre, la Junta de Andalucía, junto con las nuevas medidas de restricciones para la población frente al Covid-19, ha vuelto a mostrar su absoluta incompetencia en la gestión sanitaria, y han publicado una orden en un BOJA (AQUÍ) extraordinario por la cual anulan todos los derechos de los trabajadores y trabajadoras de la sanidad pública andaluza.

Según un comunicado de UGT: “Se anulan las vacaciones, licencias y permisos, las excedencias por cuidados de familiares e hijos, la reducción de jornada, la jornada mínima de trabajo, los períodos mínimos de descanso entre jornadas, hacen obligatoria la movilidad en los centros y entre distintos centros y localidades. Además se podrá obligar a realizar funciones distintas a la de su categoría profesional, suspender la exención de hacer guardia a los mayores de 55 años. Todo esto lo pueden hacer los gerentes de los centros como y cuando quieran y además contratar sin ningún control a quien quieran,  como quieran y el tiempo que quieran”. Una locura absoluta si no fuera verdad.

El PP de Andalucía, su mamporrero Ciudadanos y el brazo incorrupto de Vox, el trifachito andaluz, ha conseguido lo que siempre han deseado, convertirse en dictadores de papel. Han hecho lo que decían que iba a hacer Pedro Sánchez cuando implantó el estado de alarma, atentar contra los derechos y libertades de los ciudadanos suprimiéndoles en este caso la libertad sindical. Y ahora, amparándose en el decreto del Gobierno. Bajo cuerda. Calladitos. De noche. Como suele actuar este mediocre Gobierno cuyo inútil tridente lo compone el suavecito presidente Juanma Moreno, el patético consejero de Salud, Jesús Aguirre y el chulo consejero de Presidencia Elías Bendodo, todos ellos han emitido esta orden condenando a la “esclavitud laboral” a todos los empleados y empleadas de la Sanidad Pública.

Una verdadera cacicada y una patada a los derechos de los 120.000 trabajadoras y trabajadores del Sistema Sanitario Público Andaluz. Una falta absoluta de previsión para la gestión de los problemas de salud que desemboca en la vía fácil y rápida, que supone dar total licencia para maltratar aún más si cabe, a un colectivo que ya se viene dejando la piel y la salud desde el principio de la pandemia, con cifras de camas, médicos y enfermeras por habitante más propias de una república bananera que de un país occidental europeo.  Una situación vergonzosa para nuestra comunidad autónoma y un precedente lamentable de gestión incompetente.

Comunicado de UGT

La Consejería de Salud pretende anular todos los derechos de los/as trabajadores/as de la Sanidad Pública en Andalucía.

Es tal su inutilidad que solo saben quitar derechos a quienes se están dejando la vida por sacar adelante la grave situación que vivimos.

En la tarde de ayer domingo desde el SAS nos han comunicado a las Organizaciones Sindicales de la Mesa Sectorial que mediante orden, que han mandado publicar en BOJA, se anulan las vacaciones, licencias y permisos, las excedencias por cuidados de familiares e hijos, la reducción de jornada, la jornada mínima de trabajo, los periodos mínimos de descanso entre jornadas, hacen obligatoria la movilidad en los centros y entre distintos centros y localidades. Además se podrá obligar a realizar funciones distintas a la de su categoría profesional, suspender la exención de hacer guardia a los mayores de 55 años. Todo esto lo pueden hacer los Gerentes de los centros como y cuando quieran y además contratar sin ningún control a quien quiera, como quieran y el tiempo que quieran.

Una verdadera patada a los derechos de unos 120 mil trabajadores/as del Sistema Sanitario Público andaluz y que bajo ningún concepto UGT va a consentir.

No han tenido bastante con paralizar la incorporación de Traslados y Ofertas Públicas de Empleo a unos días de que miles de profesionales tuviesen preparada mudanzas y demás. Tampoco tienen actualizada la Bolsa de Trabajo y las contrataciones son un auténtico caos. Ahora quieren rematar su maltrato a los/as trabajadores/as de la sanidad mediante una Orden insólita en nuestra historia.

Quieren tapar con estas medidas su inutilidad para gestionar un momento tan delicado como el presente y esa inutilidad quieren que la paguen los/as miles de trabajadores/as que se están dejando la piel en nuestros centros sanitarios. Esto es de una vergüenza tal que debería de suponer el cese inmediato del Consejero de Salud y toda su cohorte de inútiles.

Mañana a las 12.00 horas está convocada la Mesa Sectorial para que nos expliquen este atropello, UGT acudirá a la cita para mostrar su más absoluto rechazo al conjunto de medidas tomadas de forma unilateral y sin ninguna posibilidad de negociación.

Federación de empleados de los Servicios Públicos de UGT Andalucía.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.