Un lerdo en Moncloa

Los ciudadanos españoles tenemos muchísimos defectos, pero sabemos quién nos engaña y quién nos quiere engañar.

por Alberto Revuelta

Mao aconsejaba que en la acción política y en las guerrillas y guerras militares el líder debía conocer a sus enemigos, conocerse a sí mismo  y así podría combatir en cien batallas sin fracasar.

Los resultados de estas elecciones nacionales muestran que el actual inquilino de Moncloa ni conocía a sus enemigos, ni se conoce a si mismo. Ha fracasado rotundamente. Convocó elecciones tomando el pelo a la ciudadanía , haciéndola gastar del erario una exorbitante cantidad aún no fijada, teniendo el gobierno en las manos y perdiéndolo por soberbia estulta de niño malcriado, incapaz de sentarse a negociar racionalmente.
Disponer de magos capaces de no reflexionar sobre la realidad silente y espesa del país y sí hacerlo sobre los caucus de Maryland importando inanes planes que ni se entienden ni se van a llevar a la práctica porque ni siquiera se desea hacerlo,
sirve exclusivamente para perder votos y aumentar desafecciónes ideologícas y compromisos políticos.

Los ciudadanos españoles tenemos muchísimos defectos pero sabemos quién nos engaña y quién nos quiere engañar. Y un político que pactando podría haber gobernado desde posiciones de futuro y de progreso y no lo hace por errados cálculos de imbécil maquiavelismo de salón de asesores bien pagados no se merece la confianza nacional. Por eso no la tiene. Por eso ha perdido votos. Por eso su credibilidad política está a los pies de los caballos.


Alberto Revuelta
Abogado

Lo más reciente en La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.