Supieron cómo actuar al inicio de la pandemia. Ahora, no se salvan de los rebrotes

Al menos 40 países han registrado récords de contagios diarios en los últimos días, tal y como ha informado la agencia Reuters.

Lo cierto es que la segunda ola de casos de coronavirus ya está golpeando al mundo, incluso a aquellas naciones que sirvieron de ejemplo de gestión al inicio de la pandemia.

AUSTRALIA 

El país oceánico fue uno de los primeros que pudo contener la entrada del virus al comienzo. Cerró inmediatamente las fronteras con China en febrero y, un mes después, hizo lo mismo con el resto del mundo.

En el mes de mayo, la curva de contagios ya se estaba aplanando de forma considerable, por lo que el primer ministro australiano, Scott Morrison, anunció las medidas de restricción de la “nueva normalidad” y, también, la reapertura de la economía en verano.

Ahora, a finales de julio, Australia registra un récord de nuevos casos confirmados, sobre todo, en jóvenes, aquellos que celebraron el fin de la cuarentena en establecimientos de ocio.

Tampoco hay que olvidar que, a principios de julio, Melbourne volvió a una “cuarentena” de seis semanas, esta vez, parcial, por un nuevo brote de la COVID-19.

JAPÓN 

Durante la pandemia, el país asiático nunca impuso la cuarentena de manera obligatoria. Sin embargo, los japoneses siguieron a raja tabla todas las medidas para contener el virus y, gracias a ello, la actividad económica no tardó en volver a ponerse en marcha.

Japón, a la par que otros países, ha registrado durante las últimas semanas nuevos casos de contagio de coronavirus e, incluso, Tokio llegó a su récord el pasado jueves: 360 nuevos contagios en un solo día.

Las autoridades ponen el foco en los más jóvenes, población en la que se está registrando un mayor índice de contagios.

ISRAEL 

Israel mantuvo una baja tasa de mortalidad por COVID-19 gracias a las medidas de contención implementadas en el país de manera temprana.

Ahora, y según BBC Monitoring, los casos ascienden a 2.000 por día, por lo que las autoridades temen y se preparan para una segunda ola de contagios por coronavirus.

Ante este panorama, el Parlamento israelí ha aprobado una ley que proporciona más poder al primer ministro, Benjamin Netanyahu, para actuar contra la pandemia. Esto significa que Neranyahu puede declarar la imposición de restricciones tales como cuarentenas y un estado de emergencia sin la necesidad de la aprobación de un comité legislativo.

Esta medida ha causado polémica, ya que también permite al primer ministro actuar frente a las manifestaciones que se están dando en el país por el aumento de desempleo por la pandemia. Por ello, los críticos han señalado que Nnetanyahu está “apropiándose de una autoridad ilimitada con el objetivo de destruir las manifestaciones antigubernamentales”.

MIENTRAS, EN EUROPA

El número de casos confirmados en el continente europeo va in crescendo en las últimas semanas. Representa el 20% de los más de 15 millones de contagios en todo el mundo.

Estos nuevos brotes han obligado a países como España, República Checa o Francia, a reforzar y endurecer las medidas de restricción para evitar un posible futuro confinamiento. 

Lo que está claro es que, esta vez y en la mayoría de los países, los rebrotes parecen tener un claro responsable: la población joven y sus ganas de ocio.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.