Sofía Talouni, la ‘instragramer’ trans marroquí que pide sacar del armario a los gays de su país

El código penal marroquí considera la homosexualidad como un delito penado de seis meses a tres años de cárcel. En 2018 170 personas fueron detenidas por este motivo.

Los homosexuales marroquíes han sido víctimas de una campaña de outing (más o menos sacar del armario a la fuerza) masivo en las últimas semanas.

La promotora de la campaña es Naoufal Moussa, alias Sofía Talouni, una marroquí transexual de 37 años que reside en Estambul, quien había conseguido más de medio millón de seguidores en su cuenta  de Instagram antes de que, el 17 de abril de 2020,  se la cerraran los administradores de la empresa estadounidense, según una información de la BBC.

¿Motivo? La mujer se ha dedicado a publicar los nombres y datos personales, en ocasiones acompañados de una foto o un teléfono, de decenas de homosexuales que no habían declarado su identidad sexual porque en el reino alauita ser gay es ilegal, y no son pocos los que han pasado por sus calabozos y sus cárceles. Los datos los había «robado» en páginas de encuentros y citas.

Talouni ha confesado haber iniciado la campaña «dolida» por los insultos que recibe frecuentemente por su condición trans, que también ha hecho públicos en varios vídeos, y para denunciar la hipocresía existente en Marruecos «donde muchos homosexuales, con músculos y bigotes, se esconden tras la condición de maridos o hermanos». En otros vídeos anteriores había contado su experiencia en la prostitución, en la doble vertiente de prostituta y proxeneta.

El que ha motivado el cierre de su cuenta es un vídeo publicado el pasado 13 de abril en el que animaba a sus seguidores a desenmascarar a los homosexuales que conocieran, y explicaba su método para infiltrarse en algunas páginas de encuentros gays, como Grindr.

Con el cierre, y la prohibición de reaparecer en Instagram, Sofia Talouni ha perdido una de sus fuentes de ingresos ya que en su cuenta también hacía publicidad de varias clínicas turcas de cirugía estética.

El artículo 489 del código penal marroquí considera la homosexualidad como un delito que puede castigarse con penas de seis meses a tres años de cárcel. Según cifras oficiales que cita el digital francés Slate, en 2018 detuvieron a 170 personas por este motivo.

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.