Situación crítica para miles de refugiados en las islas griegas del Egeo

ACNUR/Gordon Welters: Una familia siria de Idlib que llegó recientemente a la isla griega de Lesbos se alberga en un huerto de olivos adyacente al centro de recepción de Moria.

La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) ha informado de que la situación de hacinamiento de miles de refugiados que han llegado a los centros de recepción de migrantes en las islas griegas en el Mar Egeo ha generado un hacinamiento peligroso e inhumano, que las autoridades del país deben resolver mediante la transferencia al continente de miles de solicitantes de asilo con ayuda de la Unión Europea.

Según la Acnur, la llegada en septiembre de más de 10 000 personas a las islas griegas del Egeo empeoró las condiciones de por sí precarias de los centros de recepción de migrantes de Lesbos, Samos y Kos, que ahora acogen a unos 30 000 solicitantes de asilo, la mayor parte familias sirias y afganas.

La portavoz de ACNUR en Ginebra, Liz Throssell, cuantificó que las 12 600 personas que se encuentran en el centro de Lesbos quintuplican la capacidad de albergue de la instalación, provocando tensión y situaciones peligrosas. En ese centro de Lesbos, hasta cien personas deben compartir un inodoro, detalló.

En el caso de Samos, hay 5500 personas alojadas en un lugar diseñado para acoger a la octava parte de ellos. La mayoría duermen en tiendas de campaña y su acceso a letrinas, agua limpia o cuidados médicos es muy escaso.

Las condiciones también son deplorables en Kos, donde 3000 personas están viviendo en un espacio previsto para 700.

El Gobierno de Grecia declaró prioritaria la protección de los menores no acompañados y la reducción de la tensión en los centros de recepción, además de haber anunciado el lunes medidas para agilizar el proceso de asilo y gestionar los flujos de los solicitantes hacia el continente.

ACNUR tomó nota de estas provisiones, pero advirtió que hace falta una acción inmediata: “Urgimos a las autoridades griegas a acelerar el plan de transferir a más de 5000 solicitantes que ya han sido autorizados para continuar con el proceso de asilo en el continente. Además, hacen falta nuevas instalaciones para evitar que las tensiones observadas en las islas se repliquen en el continente, donde la mayor parte de los centros operan ya a toda su capacidad”, apuntó Thrussell.

Agregó que, a petición del Gobierno griego, ACNUR asistirá en la trasferencia de personas al continente en octubre.

Niños no acompañados

ACNUR destacó el sufrimiento de los más de 4400 menores que han viajado solos, mencionando que apenas uno de cada cuatro vive en un albergue adecuado para su edad.

El organismo cifra en 500 los niños alojados con adultos desconocidos en Lesbos, mientras que en Samos más de diez niñas no acompañadas se turnan para dormir en un contenedor pequeño y otros niños son forzados a dormir en los techos de los contenedores.

“Dado el alto riesgo y las condiciones que podrían propiciar que se abusara de los niños que viajaron solos, ACNUR llama a los Estados europeos a abrir lugares para su reubicación y a acelerar la trasferencia de los que puedan reunirse con algún miembro de su familia”, señaló Thrussell.

Grecia ha recibido este año a la mayoría de los migrantes que cruzan el Mediterráneo: 45 600 de 77 400, una cifra que supera a España, Italia, Malta y Chipre juntos.

Patrocinadores de La Mar de Onuba

Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.