Sin referentes

Es ensordecedor no tener referentes en lo que fue la noble política.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*