Sin acuerdo, Canal Sur en huelga contra los recortes pactados por PP, Cs y la extrema derecha

Desde el Comité de Huelga esperan que “los servicios mínimos no sean abusivos (posiblemente tendremos que impugnarlos ante un juez si se vulnera el derecho a la huelga)” y exigirán a la dirección de RTVA que “informe a la ciudadanía si, fruto de la huelga, se interrumpe la emisión, mediante un ‘croll’ en televisión y con cuñas de audio en la radio”.
La dirección de la cadena dio marcha atrás el viernes 18 cuando estaba prácticamente cerrado el acuerdo sobre la programación para las dos jornadas de huelga, porque exigió que ‘sus’ políticos de derecha y extrema derecha tenían que salir en los informativos.
La dirección de la RTVA ni siquiera ha intentado acercar posiciones para abrir una negociación que permita desconvocar la huelga, haciendo infructuoso el trabajo de los mediadores del SERCLA.

La negociaciones entre la dirección de la RTVA y el Comité de Huelga de Canal Sur y RTVA están rotas. Por un lado, todos los intentos por parte del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (SERCLA) de arrancar alguna propuesta concreta de la empresa, para avanzar en alguna de las cinco reivindicaciones de la convocatoria de huelga, han sido infructuosos. Por otro, la dirección de RTVA dio marcha atrás el viernes pasado cuando se tenía cerrado un acuerdo para la programación de las dos jornadas de huelga, los días 22 y 23, ya que “lo único irrenunciable para la dirección es que salgan los políticos en pantalla”. 

En el Comité de Huelga estaban abiertos a retomar las negociaciones durante el fin de semana, sin embargo la dirección de RTVA no ha intentado contactar con el Comité desde la reunión del viernes 18 por la tarde. De esta manera, no parece que se vaya a llegar a ningún acuerdo antes del comienzo de la huelga.

Desde el Comité esperan que “los servicios mínimos no sean abusivos (posiblemente tendremos que impugnarlos ante un juez si se vulnera el derecho a la huelga)” y exigirán a la dirección de RTVA que “informe a la ciudadanía si, fruto de la huelga, se interrumpe la emisión, mediante un ‘croll’ en televisión y con cuñas de audio en la radio”. Además, resaltan que ha habido absoluta unidad sindical en el Comité de Huelga, que han negociado con la dirección para no se llegue «al negro» cediendo en retransmisiones de partidos de fútbol de equipos andaluces en la radio, que no son servicio público. También en la retransmisión de la Lotería Nacional del sorteo extraordinario, que está externalizado, pero han cedido entendiendo que es un día especial y que no hay que privar a la audiencia de esa información. También han querido destacar que si al final se producen 48 de horas de negro, será porque la cadena ha sido incapaz de ceder en que no salgan los políticos en el informativo: «Han sido capaces de llevarse la cadena a negro a cambio de 3 minutos de políticos, que se vea lo en manos de los políticos que están los directivos de la tele».

A pesar de que el martes 15 en la reunión entre el Comité de Huelga de Canal Sur y RTVA y la directora adjunta, Isabel Cabrera, parecía que se producían avances en la negociación, el pasado viernes 18 todo se venía abajo en la reunión con los mediadores del Sistema Extrajudicial de Resolución de Conflictos Laborales en Andalucía (SERCLA), ya que todos los intentos por arrancar alguna propuesta concreta de la empresa, para avanzar en alguna de las reivindicaciones propuestas, fueron infructuosos, tal y como explica el Comité de Huelga: “Los mediadores han intentado arrancar alguna propuesta concreta de la empresa para avanzar en alguna de las cinco reivindicaciones de la convocatoria de huelga, sin éxito. Con respecto a los puntos que hablan del empleo, los acuerdos incumplidos de febrero y el Plan de Empleo que incluye la consolidación, la contratación, la VPT o la promoción y traslado, etc, la dirección se escuda en que «no tiene competencias para contratar y para poner en marcha un plan de empleo».

Con respecto a la tasa de reposición de jubilaciones, bajas, fallecimientos, etc., la dirección asegura que la Junta de Andalucía no le da autorización para nuevos contratos (aunque no es así cuando se trata de directivos). Tampoco ha querido hablar con la representación de los trabajadores de la Mesa de Producción Propia con el argumento contrario esta vez: que ese asunto depende exclusivamente “de la organización de la empresa y de la dirección”. Y con respecto a la solicitud de información sobre el plan de eficacia anunciado por el gobierno andaluz, la dirección se compromete a dar esta información “en cuanto la tenga”, sin más”.

Por otro lado, en la negociación sobre la programación durante las dos jornadas de huelga, cuando el acuerdo estaba prácticamente cerrado, la dirección dio marcha atrás en el último momento a causa de los servicios informativos. La propuesta del Comité de Huelga consistía en informativos de 20 minutos para informar sobre la pandemia y otras noticias de interés para los ciudadanos, sin embargo desde la dirección consideran irrenunciable que los políticos también salgan en pantalla. “La dirección quiere, una vez más, entregar los informativos a la propaganda partidaria y política de la derecha y la extrema derecha dándoles la ventana del informativo. Y por eso, por no quedar mal ante el Gobierno y sus socios, culpables del recorte que nos quieren hacer para ahogarnos y hacer inviable la RTVA, han roto la negociación”, explica en un comunicado el Comité. A este respecto, desde dicho comité consideran que “esta es una huelga con reivindicaciones laborales, contra el recorte, por nuestro futuro y por nuestros empleos. Pero también es una huelga por nuestra dignidad, contra las injerencias y por la independencia de la RTVA, Canal Sur Radio y Televisión y sus trabajadores”.


Sea el primero en desahogarse, comentando

Deje una respuesta

Tu dirección de correo no será publicada.




Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.